Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Peralta

Luis Basarte: “El instituto pasó de ser cuestionado a ser apreciado”

Tras diecisiete años en el IES Ribera del Arga, trece de ellos como director, Luis Basarte se jubiló el 31 de agosto. De todo este tiempo destaca el esfuerzo hecho por el centro por atender la “variada demanda” de asignaturas

Luis Basarte y Mª Jesús Ollobarren en Peralta
Luis Basarte y Mª Jesús Ollobarren en Peraltaalberto galdona
Publicado el 12/10/2021 a las 06:00
Hasta el 31 de agosto estuvo Luis Basarte trabajando. El último día de agosto fue también el último de su vida laboral. Dijo adiós entonces a 38 años de docencia, de los que diecisiete ha estado ejerciendo en el IES Ribera del Arga de Peralta como profesor de lengua y literatura, los últimos trece como director. Se va dejando atrás un instituto que pasó momentos muy difíciles en el momento de su refundación pero que ha ido evolucionando a la par de los tiempos y cuya oferta formativa también ha ido creciendo.
Dice que el instituto pasó momentos complicados en su refundación, ¿por qué?
El instituto ha ido cambiando a la par de los tiempos, se ha ido adaptando a todos los cambios tecnológicos pero también a los legales. En concreto, un punto de inflexión supuso el momento de su refundación en 1995. Fue muy complicada ya que hubo que hacer una reforma de mucho calado que imponía la Logse, había que crear un sistema nuevo y un centro nuevo con un sistema educativo nuevo a partir de otro que era la escuela profesional de FP. Por esa razón y otras contingencias tuvo comienzos difíciles y socialmente estuvo muy cuestionado. Pasó de ser una institución casi permanentemente cuestionada a ser una institución reconocida y apreciada y eso es mérito de toda la comunidad educativa.
Habla de la FP, ¿ha crecido mucho esta oferta?
La oferta formativa ha ido a la par que los cambios legales pero sí que ha crecido. Se han añadido ciclos de FP básica y una nueva familia profesional, la de informática, que se une a mantenimiento y agraria. Nos hemos ajustado a la ley pero hemos hecho un enorme esfuerzo por atender la demanda tan variada de asignaturas, hablo no solo de la FP si no de toda la oferta del instituto que había en el alumnado y eso en un centro pequeño es complicado.
¿Cuántos alumnos hay? No da la impresión de que sea un instituto pequeño
Unos 660. A base de esfuerzo y de ser muy exhaustivos en la planificación se ha logrado poder ofrecer todos los bachilleratos, incluso el humanístico y que el alumnado que quisiera dar griego o literatura universal, pudiera hacerlo.
El IES Ribera del Arga fue pionero en la implantación del bachillerato de investigación, ¿cómo surgió? ¿Por qué se vio esa necesidad?
Sí, fuimos uno de los pioneros de Navarra. Surgió gracias a la propuesta de la profesora de latín, Ana Esparza, que a día de hoy sigue coordinándolo. Lo propuso a la dirección y se vio que era una idea estupenda. Se puso en marcha en 2014 siendo el primer centro de Navarra en implantar este programa porque eso quiero recalcarlo, no es una modalidad, es un programa. Años después lo implantó el Valle del Ebro que añadió un convenio con la UPNA y ya el pasado curso cuatro centros, los dos que ya lo teníamos y el Plaza de la Cruz y el IES de Barañáin que lo incorporaron, firmamos un convenio con la UPNA y otras instituciones como el Planetario lo que va a servir para potenciarlo y tener una mejor tutorización.
¿En qué beneficia al alumnado que opta por esta modalidad?
Este programa permite ofrecer una respuesta a aquellos alumnos y alumnas que quieren mejorar su rendimiento y su expediente. Les permite aprender y ampliar la nota media del bachillerato hasta en un punto. Nos parece una buena herramienta para aquellos que quieren ir a un ritmo un poco más alto sin entorpecer ni atosigar al resto de alumnado.
Y su último curso como director coincidió con la pandemia...
Pues aunque sea una paradoja estoy especialmente contento de cómo transcurrió. Habría que distinguir entre el periodo del curso 2019-2020 cuando empezó todo del año pasado. En el confinamiento, sorprendentemente, funcionó todo mejor de lo que se podía esperar. Fuimos capaces de establecer un sistema de comunicación con los alumnos para llevar a cabo las clases de forma telemática. Hubo algún problema con la evaluación porque hacerlo así es más complicado pero en general funcionó. El año pasado el agobio vino en verano, con la elaboración del plan de contingencia, la modificación de la organización, los recreos, las entradas y salidas.... Pero al empezar, en diez días me tranquilicé porque vi que todo iba bien.
¿Le ha quedado algo pendiente?
Hombre, diría que tal vez la renovación metodológica pero que, como suelo decir, hay que hacerla ‘con gaseosa’, con mucho cuidado porque si no puede desorientar y sin olvidar nada de lo bueno que tiene nuestra tradición. A lo largo de los últimos años se han producido innovaciones significativas con orden. Yo diría que el reto es ése, mantenerse en la línea que está el centro y tal vez mejorar alguna infraestructura.

“Apostaría por consolidar todo lo puesto en marcha”

Mª Jesús Ollobarren en la biblioteca del colegio Juan Bautista Irurzun de Peralta
Mª Jesús Ollobarren en la biblioteca del colegio Juan Bautista Irurzun de PeraltaALBERTO GALDONA
Este mes de septiembre ha sido el más tranquilo para María José Ollobarren de los últimos años. Ha sido el primero en más de cuatro décadas en el que no lo ha pasado entre las paredes del colegio público Juan Bautista Irurzun. En él ha pasado 41 de los 43 años y medio que se ha prolongado su vida laboral. Durante nueve años impartió clase en Educación Infantil para pasar después a Educación Primaria. Ejerció como jefa de estudios 17 años y ya los últimos ocho cursos ha sido la directora hasta que el pasado 30 de junio se jubiló.
Ha estado toda una vida en el colegio de Peralta, ¿en qué ha cambiado el centro en estos años?
Yo diría que sobre todo en tres cosas. Por un lado la dotación de recursos materiales y humanos. El número de profesores se ha duplicado desde que llegué y entonces no había servicio de orientación, ni logopeda, ni PT.... Por no hablar de los recursos digitales. En los años ochenta no había ni fotocopiadoras. Ahora todas las aulas cuentas con pizarras digitales, hay ordenadores, etc. Cuando empecé era impensable pensar en un momento con los recursos que hay ahora que, igualmente, te digo que muchas veces están sobrevalorados. Otra de las cosas que ha cambiado ha sido el incremento de alumnado proceden te otros países.
De su tiempo en la dirección, ¿con qué momento se queda?
A nivel humano, con las buenas relaciones que se han mantenido durante todo este tiempo tanto con el profesorado como con el alumnado y sus familias. También ha sido muy bueno el trato con la apyma y el ayuntamiento que, independientemente del signo político que haya habido, ha apoyado siempre al centro y atendido, en la medida de sus posibilidades, las demandas. Hablando más nivel de centro, cualquier logro conseguido, ya sea grande o pequeño, que nos hayamos propuesto resulta un motivo de satisfacción. Destacaría en este aspecto la implantación del PAI, del modelo D y la apertura de dos aulas de educación especial.
¿Le ha quedado la espinita de no haber podido culminar algún proyecto u objetivo?
No, más que eso lo que queda ahora es consolidar lo puesto en marcha. Este curso el PAI llega a 6º de Primaria y se debe consolidar. También habría que continuar con el proyecto de periódico digital, la biblioteca inclusiva y un modelo inclusivo y colaborativo de prevención de trastornos del lenguaje y de la lectoescritura. Yo apostaría por consolidar todo esto que no es poco pero de cara a futuro no soy yo ya la persona que debe opinar, hay un buen equipo ahora al frente que no tengo duda que lo hará fenomenal.
Su último curso en el colegio no resultaría fácil con la pandemia, el confinamiento....
Los primeros meses justo al inicio de la pandemia, de marzo a junio , fueron muy difíciles. Todos tuvimos que adaptarnos a una nueva situación -profesorado, alumnado y familias- pero aunque hubo cuestiones mejorables creo que toda la comunidad educativa fue muy generosa y aportó lo mejor de sí misma para que todo se desarrollara de la mejor manera posible. Debo dar las gracias al profesorado, alumnado, a las familias y al ayuntamiento por su colaboración en todo momento. Al comienzo del curso 2020-2021 no sabíamos cómo se iba a desarrollar pero una vez terminado se apreció que el plan de contingencia del centro funcionó bien y se ha comprobado que el centro no fue centro de contagio.
¿Cuál es el principal reto que afronta el centro para los próximos años?
Como ya he dicho, es momento de consolidar programas y proyectos del centro. Establecer nuevos retos es algo que ya no me corresponde a mim sino a la nueva dirección y claustro de profesores. Yo siempre digo que hay que hacer bien todas las cosas del día a día.

Un matrimonio dedicado a la enseñanza en Peralta

Luis Basarte y Mª Jesús Ollobarren en PeraltA
Luis Basarte y Mª Jesús Ollobarren en PeraltAalberto galdona
De los diecisiete años que Luis Basarte ha trabajado en el IES Ribera del Arga de Peralta ha ejercido trece como director. A pocos metros, su mujer, Mª Jesús Ollobarren, hacia lo propio en el colegio público Juan Bautista Irurzun de la localidad. En su caso, han sido ocho como directora de un centro en el que ha pasado 43 años de los 41 que engrosan su vida laboral. Ambos constituyen sin duda parte importante de la historia educativa de Peralta, localidad a la que se han estado desplazando a diario desde la vecina Marcilla, municipios en el que residen. La docencia, cuentan, parece que va en el ADN familiar ya que sus dos hijos también son profesores. Uno de ellos trabaja este año en Marcilla tras haber pasado seis años en Andalucía. Su hija ejerce como docente en Cataluña.
Ahora, tras disfrutar de unos días de vacaciones en septiembre, algo que no habían podido hacer hasta la fecha, ambos docentes inician una nueva etapa alejados de las aulas y con el pensamiento aún en cómo estarían siendo estos inicios de curso. “Más que pena yo lo que siento ahora es añoranza. Después de unos días de vacaciones estoy viviendo estos días de septiembre y octubre con añoranza y recordando a mis compañeros que estarán viviendo con estrés la puesta en marcha del nuevo curso. Yo, por mi parte, estoy organizando papeles, documentos y materiales de mi etapa docente”, relata Ollobarren.
La jubilación de Luis Basarte llegó algo más tarde, el 31 de agosto. Hasta entonces, estuvo trabajando dejando preparadas “varias cosas” de cara al inicio de un nuevo curso en el que él ya no ha estado al frente. “La verdad es que he vivido un mes de septiembre muy tranquilo y sin agobios. Nos hemos ido unos días de vacaciones. La verdad es que ya me había venido preparando para afrontar esta nueva etapa”, refirió. En su caso, no se desligará del centro es su totalidad, al menos de momento, ya que se encargará de impartir un curso de formación, como venía haciendo en los últimos años.
volver arriba

Activar Notificaciones