Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Planta potabilizadora

Navarra Suma pide abrir La Pedrera para suministrar agua del Canal a la Zona Media

La coalición critica que Mairaga se oponga en un momento como el actual, con problemas en el agua del embalse

Planta potabilizadora de La Pedrera, ubicada en Tafalla.
Planta potabilizadora de La Pedrera, ubicada en Tafalla.
Actualizada 18/11/2020 a las 06:00

La falta de actividad de la planta potabilizadora La Pedrera, en Tafalla, vuelve a estar de actualidad en un momento como el actual en el que el una incidencia en el agua del embalse de Mairaga, ubicado en Olóriz, provocó que la semana pasada comenzase a notarse un olor y un sabor raro en el agua que salía del grifo en municipios como Tafalla y Olite, entre otros. El grupo municipal de Navarra Suma en el consistorio tafallés se ha mostrado muy crítico con la Mancomunidad de Mairaga. A través de una nota de prensa, la coalición critica que la entidad haga “lo imposible” por no abrir la planta potabilizadora para suministrar agua desde el Canal de Navarra.

“Nos encontramos en una situación crítica, con escasez de agua y suministrando agua de peor calidad y, sin embargo desde mancomunidad, presidida por el PSN y siguiendo la postura de Bildu, se impide por todos los medios el uso de la planta de La Pedrera para suministrar agua de calidad del Canal de Navarra”, apuntan. NA+ recordó que la planta ha estado parada desde 2015 cuando se inauguró y que únicamente se ha utilizado 4 meses. Esto, añaden, conllevará que necesite una serie de inversiones de mantenimiento por lo que la coalición urge a que se lleven a cabo lo antes posible. “La situación puede perdurar y agravarse. Los ciudadanos de Tafalla y la Zona Media no tienen por qué beber agua potable con olores”.

La bajada del nivel del embalse de Mairaga condujo al aprovechamiento de aguas inferiores con un incremento notable en el nivel de manganeso -un metal que aparece disuelto en las aguas más profundas-. La eliminación de este metal, tal y como informó la mancomunidad, se efectúa mediante oxidación en la planta potabilizadora y la semana pasada la entidad inició el tratamiento para revertir la situación. Esta incidencia, añadieron desde Mairaga, no afecta a la potabilidad ya que el agua se puede consumir sin riesgo para la salud pero puede provocar cambios en las características organolépticas como son el sabor y el olor, que es lo que sucedió en este caso.

“Los ciudadanos están bebiendo agua con olores tras una subida reciente de las tasas, cuando podrían tener agua de calidad del Canal de Navarra al mismo coste”, critica Navarra Suma. Así, la coalición defiende que la puesta en marcha de la planta potabilizadora y su ampliación, completando de esta forma el proyecto que permitiría dar el servicio de agua de boca a los pueblos de la Ribera Alta. El presidente de la mancomunidad, Jorge Bacaicoa, aseguró la semana pasada que la puesta en marcha de La Pedrera “es cuestión de tiempo”. Aseguró que se había esperado a la incorporación de Falces a la mancomunidad para dar los pasos necesarios. Dijo que una vez que se tramiten todos los papeles y la CHE y Canasa “se pongan de acuerdo” para comenzar con el suministro, la potabilizadora abastecerá a Falces, Peralta y el Valle del Aragón. El resto de municipios, añadió el presidente, seguirán haciendo lo propio desde Olóriz “siempre con la posibilidad de poder abastecerse de La Pedrera cuando la situación lo requiera”.

Una potabilizadora lista desde 2015 que se ha usado solo cuatro meses

 

La planta potabilizadora de La Pedrera, en Tafalla, se inauguró en septiembre de 2015. La consecución de esta primera parte de la planta -el proyecto completo contemplaba más ampliaciones- ascendió a casi dos millones de euros, de los que el Gobierno foral aportó 1,5 y el resto corrió a cargo de Mairaga. Desde entonces, La Pedrera ha permanecido prácticamente en desuso. Únicamente entró en funcionamiento durante cuatro meses a finales de noviembre de 2017. La intensa sequía que sufría Navarra en esos momentos provocó una importante bajada de la reserva de agua del embalse de Mairaga hasta el 28% de su capacidad y obligó a suscribir un contrato con Canasa que permitió el abastecimiento de 100 litros por segundo por un periodo de cuatro meses para los usuarios desde Tafalla hasta Traibuenas. Incluso entonces la Valdorba siguió abasteciéndose de Olóriz. Pasados estos meses, la planta volvió a quedar paralizada. Está previsto que, a corto plazo, desde La Pedrera se abastezca a Peralta, Falces y el Valle del Aragón. A principios de 2019 comenzaron los trabajos de construcción de la tubería que conducirá el agua hasta estos municipios. La ejecución de este proyecto supuso un coste de casi 9 millones, de los que el Gobierno foral subvencionó el 80% y Mairaga el 20% restante.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE