Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tafalla

El restaurante El Maño reabre siete meses después de la riada

El agua arrasó el interior del local, ubicado en Pueyo, y sus propietarios han tenido que renovarlo entero

El restaurante El Maño reabre siete meses después de la riada
El restaurante El Maño reabre siete meses después de la riada
Publicado el 13/02/2020 a las 06:00
La riada que el pasado 8 de julio asoló la Zona Media dejó imágenes que muchos tardarán en olvidar. Una de ellas fue la rotura de parte de la carretera N-121 a la altura del restaurante El Maño, en Pueyo. El agua, literalmente, se tragó la vía y arrasó el interior del local. Los clientes que en ese momento se encontraban en el restaurante tuvieron que ser rescatados debido a la cantidad de agua que se coló dentro. Todo quedó destrozado, igual que las ilusiones del matrimonio que lo regenta.
Su hija, Naira Rabal Marco, confiesa que por la mente de sus padres llegó a pasar la idea de no volver a abrir. “Decían, a nuestros años y con todo destrozado.... Pero también pensaron en que aquí han trabajado toda su vida, en el negocio que comenzó mi abuelo”, relataba. Sin embargo, tras el sofocón inicial, esta familia se puso manos a la obra y el pasado martes el restaurante reabrió sus puertas.
“Han sido meses muy duros de muchísimo trabajo ya que el agua destrozó todo el interior. Ha habido que arreglarlo en su totalidad, adquirir máquinas nuevas....”, relata Rabal. Y es que el agua y el barro arrasaron con los almacenes, la cocina y todo el mobiliario en general, además de estropear todo el género con que se contaba en el restaurante en el momento de la tormenta. De hecho, confiesa, aunque está todo limpiado más de una vez, de vez en cuando aún aparece algo de barro. Un trabajo que, asegura Rabal, no hubieran podido sacar adelante sin el apoyo de todas las personas que han arrimado el hombro para ayudar. “Nos ha ayudado mucha gente. Familiares, amigos, conocidos, personas que no lo esperábamos e incluso los primeros días vino mucha gente que no conocíamos a ayudar a sacar barro”, agradece.
Tras unos intensos meses de papeleos, luchas burocráticas con los seguros y trabajo a destajo, El Maño ha reabierto sus puertas a la espera de volver a recibir clientes, en su mayoría trabajadores y camioneros, que siempre han parado ahí haciendo un descanso en su ruta. “Teníamos una clientela más o menos fiel, en su mayoría camioneros de paso por esta carretera y trabajadores. Siempre aparecía alguna pareja que estaba por la zona pero el perfil de nuestro cliente habitual es el del trabajador. Esperamos que vuelvan a retomar la rutina de parar en El Maño”, decía.
ARREGLO DEL APARCAMIENTO
Con el local ya abierto, la atención de los propietarios se centra ahora en conseguir que las autoridades reparen el aparcamiento ubicado frente al restaurante que también quedó arrasado por la riada y que hoy acumula todavía mucha maleza. “La carretera se arregló rápido y todos lo agradecemos pero el aparcamiento también es muy importante para nosotros. Vamos a seguir insistiendo para que lo reparen. Han pasado siete meses ya”, concluye. De momento, El Maño ya ha retomado su rutina de apertura a las ocho de la mañana, de lunes a sábado. El martes, día de su apertura, tenían ya más de una reserva después del aviso de la reapertura.
volver arriba

Activar Notificaciones