Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Lumbier

El siguiente paso de Josenea, en Lumbier

El centro de inserción sociolaboral de Lumbier no ha dejado de reinventarse y crecer desde 2002. Ahora, aspira a transformar su finca de Bordablanca en un parque de la economía circular de Navarra

Foto de Jesús Cía Asensio, promotor y director de Josenea, este miércoles en la finca Bordablanca de Lumbier, entre cerezos en flor y romeros.
Jesús Cía Asensio, promotor y director de Josenea, este miércoles en la finca Bordablanca de Lumbier, entre cerezos en flor y romeros.
Actualizada 25/03/2021 a las 06:00

Bordablanca es una finca de Lumbier de 14 hectáreas a la vera del río Irati en la que, ante todo, se respira paz. El termómetro marca a mediodía 19 grados. Diferentes aves sobrevuelan un primaveral cielo azulado mientras ‘Salvia’ y ‘Menta’, dos jóvenes mulas, observan al visitante. “Se alimentan y a su vez nos ayudan en la tarea de retirar las malas hierbas. Acaban de llegar desde Málaga”. Habla Jesús Cía Asensio, de 61 años y promotor y director de Josenea, el centro de inserción sociolaboral que desempeña su labor principalmente en este paraje. Una asociación nacida en 2002 y que, paso a paso, no ha parado de reinventarse y de crecer, siempre desde una perspectiva sostenible y vinculada a la tierra, a la ecología, y que pone a las personas “en el centro de todo”. Su próximo objetivo, que la finca se transforme en el ‘Parque de la economía circular de Navarra’.

“Será un proyecto pionero en todo el Estado. Un recurso que podrá ser aprovechado desde el punto de vista educativo, divulgativo, turístico y científico, y que posicionará a la Comunidad Foral como referente en la práctica y divulgación de la economía circular: reducir, reutilizar y reciclar”, explica.

Para llevar a efecto este proyecto, “una especie de laboratorio viviente en el que se puedan palpar diferentes lineas de acción futuribles para el desarrollo del mundo rural”, se requeriría una inversión de 400.000 euros. “Sobre todo para reformar accesos, disponer de cartelería y unidades didácticas, y crear alguna instalación. El grueso de lo que se mostraría al visitante ya está en marcha tras años de trabajo”, expone. La iniciativa fue elegida como un proyecto destacado dentro del concurso de emprendimiento ‘Comunal Starter’.

RECORRIDO DEL PARQUE

Desde un aparcamiento y una zona de acogida de visitantes, donde también se podrían dar charlas y cursos, o proyectar vídeos, se abordaría de inicio la apuesta de Josenea por el empleo de energías sostenibles (paneles solares y aerogenerador para obtener electricidad, depósitos para recoger agua de lluvia, caldera de biomasa...) y por la inclusión social. “Empezamos con 7 y hoy tenemos a 33 personas en inserción, que pronto podrían ser 40. Desarrollan un proceso de 3 años para formarse en hábitos, en aprender un oficio, pero también para coger confianza en sí mismos. Es gente en exclusión, que llega aquí porque se encuentra ‘fuera de mercado’, sin autoestima, pensando que ya no vale. Y ni mucho menos. Nosotros les damos una oportunidad, un escenario alegre, familiar, con gente con ganas... Y la mayoría encuentra su camino”, asegura Cía. Josenea tiene asimismo a 52 personas en plantilla. “Muchas completaron el proceso de inserción y se quedaron, apostando además por vivir en pueblos de la zona”.

Una vez completada la recepción de los visitantes en este futuro parque, se plantea un recorrido guiado por las instalaciones. Una primera parada sería la zona de compostaje y tratamiento de aguas. De la mano de la UPNA, Josenea ha desarrollado un proyecto de gestión y reaprovechamiento de residuos orgánicos urbanos “a escala local y con dimensión social y formativa”. En Bordablanca se reciben ya estos residuos de las mancomunidades de Sangüesa, Irati y Bidausi. “Nuestra planta de compostaje está concebida para tratar entre 600 y 1.000 toneladas al año y usamos todo el compost en las instalaciones”, indica Cía. Por su parte, la UPNA “realiza una parte más técnica de análisis de resultados del compost ecológico”.

Posteriormente, la visita en el parque llegaría a la zona de invernaderos, cultivo y secadero de plantas aromáticas. “Alcanzamos ya las 60 variedades, que destinamos esencialmente a elaborar te e infusiones”, afirma Jesús Cía. Pero no queda ahí toda la producción ecológica. “Contamos también con 180 manzanos para un proyecto de ‘snacks’ saludables a base de manzana seca y con 71 nogales donde la UPNA experimenta con el compost. Aquí, nosotros empleamos la cáscara verde de la nuez, que tiene usos medicinales”.

Finalmente, la visita llegaría al llamado ‘Centro de armonización Irati’, un espacio de la finca “para el encuentro con uno mismo”, y a la futura ‘Área de la gastronomía circular’, donde “se podrían ofrecer servicios de catering”. “También prevemos iniciar la producción en invernaderos de verduras ecológicas del Pirineo y la zona, como la pocha de Sangüesa, o crear un gallinero con 150 aves que ofrecerán huevos ecológicos y se comerán las malas hierbas de los frutales”. Asimismo, aspiran a dotar al parque de “un nuevo espacio de venta y promoción de productos agroalimentarios de la zona, fomentando el comercio de cercanía”.

15.000 VISITAS AL AÑO

La finca Bordablanca, que les alquila el Gobierno, es visitable desde 2006, pero con este proyecto se busca dar “un paso más”, presentando “un planteamiento global de posibilidades reales y sostenibles de desarrollo vinculadas al medio rural”. “Y todo eso pasa por darlas a conocer y no cerrarse a que venga gente de fuera, algo clave para combatir la despoblación”, asegura convencido. “Tenemos ya a unas 120.000 personas que visitan al año la foz de Lumbier. Nosotros aspiramos a traer aquí a 15.000”, dice, siendo consciente de que “el turismo rural necesita que haya cosas para ver” y que “este paso conllevará abrir en fines de semana y disponer de personal volcado con el turismo, lo que a la vez supondrá poder formar a personas en inserción en la materia”.

El siguiente paso de Josenea

CRONOLOGÍA

2002. Josenea se constituye como asociación para trabajar la inserción sociolaboral de personas en exclusión mediante la creación de pequeños proyectos empresariales.
2003. El centro desembarca en Lumbier, en la finca Bordablanca, a la vera del río Irati. Inicia el cultivo de plantas aromáticas y medicinales, y la producción de infusiones y te.
2004. Amplía su línea de acción: trabajos ambientales.
2006. Se abre la finca a visitas. Desde entonces ha recibido a unas 25.000 personas.
2018. Pone en marcha en Noáin (al no encontrar suelo industrial en el entorno) una planta de producción de complementos alimenticios (infusiones con mezcla de plantas, sales con plantas...). Inicia la venta en exportación y un proyecto de ‘snacks’ saludables con manzana seca.
2019. Culmina un proyecto para poder recoger y compostar en su finca (planta de tratamiento) residuos orgánicos de mancomunidades de la zona.
2021. Promueve que su finca se transforme en un ‘Parque de la economía circular de Navarra’.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE