Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ocio

El tirón otoñal de la Selva de Irati llena para el 'puente' los alojamientos de la zona

El coronavirus no ha frenado las reservas, especialmente en las casas rurales

Un grupo de visitantes camina a través de una senda de la Selva de Irati en el otoño de 2019.
Un grupo de visitantes camina a través de una senda de la Selva de Irati en el otoño de 2019.
Actualizada 09/10/2020 a las 10:47

En tiempos de coronavirus, el reclamo natural de la Selva de Irati sigue pujante. Este ‘puente’ del Pilar se espera que cientos de visitantes se trasladen a la zona para caminar por este hayedo-abetal disfrutando de su impresionante paleta de colores otoñal. Grupos de familias y amigos que, como en años anteriores, llenarán los alojamientos turísticos del entorno, esencialmente las casas rurales.

“Podría decirse que es nuestra temporada alta. Estamos al 100% para el ‘puente’”, asegura María Adot Esarte, presidenta de la asociación turística del Pirineo navarro ‘Iratialdea’, que suma 40 socios (alojamientos y casas rurales) del valle de Salazar. Y a estas buenas previsiones se suman desde la asociación turística ‘Irati-Orreaga’ (unos 40 alojamientos y servicios de Aezkoa, Arce, Erro, Oroz-Betelu, Burguete y Valcarlos). “Si bien en los hostales está costando algo más, las casas rurales están hasta arriba, con muchas más reservas que el año pasado”, apunta su presidenta, Alicia Mendive Arbeloa.

El reciente confinamiento perimetral de Madrid, de donde provienen en estas fechas buena parte de los visitantes, ha provocado abundantes cancelaciones, si bien “rápidamente se han podido cubrir con grupos de otras partes”, según Adot. En su caso particular, y como propietaria de la casa rural Arrese de Jaurrieta, la familia madrileña que esperaba para este fin de semana anuló hace 2 semanas su reserva hecha mes y medio atrás. “Pero a los dos días llamaron unos visitantes de Valencia. Es un ‘puente’ con mucha demanda”, dice.

La ausencia de visitantes madrileños será una de las diferencias frente a otros años. Según datos del guarderío de Irati en Salazar, Madrid, Barcelona y Bizkaia eran habitualmente las principales procedencias de visitantes.

Pero también habrá más cambios obligados por la covid-19, como la distancia social. “Ahora nos toca dar en los alojamientos un trato más frío del que nos gustaría, pero es lo que hay”, señala María Adot, recalcando que “la gente busca más que nunca pueblos pequeños, con poca gente”.

Asimismo, se están dando este año más reservas de última hora. “A la incertidumbre por el tiempo, como otros años, se une la del coronavirus”, expone Alicia Mendive. No obstante, también existen reservas hechas con mucha antelación para estos días. En su caso concreto, como gestora de Agroturismo Mari Cruz en Villanueva de Arce, recibirán este mes a grupos que tuvieron que anular su visita en Semana Santa por la pandemia.

“Esperemos que el siguiente ‘puente’ de Todos los Santos sea también fuerte. Aunque también vemos que ahora parece que da más igual el tiempo que haga. Apetece más salir al monte que en otros otoños tras todo lo pasado”.

 

UN AÑO DIFERENTE

En un año marcado por el coronavirus, los alojamientos rurales del Pirineo no han quedado al margen. Tras los tres meses de confinamiento, pudieron reabrir al final de la primavera y “costó arrancar”. “Parecía que la gente saldría de golpe, pero no fue así. Al final, julio fue decente y agosto estuvo todo muy lleno”, indica María Adot, confiando en que en el otoño se trabaje bien. “Es una estación que cada vez está cogiendo más fuerza, desde septiembre y hasta Todos los Santos, aunque se depende mucho del tiempo”, afirma.

Por su parte, Alicia Mendive refiere que “la de verano ha sido una temporada decente, con trabajo”. “Han sufrido más quienes estaban enfocados al Camino de Santiago, pues ahí ha estado todo parado. Y además de los alojamientos, han tenido mucho trabajo bares o comercios, donde hasta se agotaron productos. La gente ha buscado más que nunca lo rural, la tranquilidad. Era una pasada ver tantas autocaravanas y las orillas de los ríos llenas de gente”, rememora.

 

 

El puente hundido en el embalse de Irabia no se reparará antes de un año



Desde enero, el derrumbe de un puente imposibilita al visitante de la Selva de Irati completar el recorrido circular en torno al embalse de Irabia, uno de los más populares, de 10 km y que generalmente se realiza con salida y llegada en la propia presa, en suelo aezkoano, pero al que también se puede acceder desde la vertiente salacenca. La Junta General del Valle de Salazar, en cuyo territorio se encuentra el puente caído (tendría entre 80 y 100 años), se dispone a reponerlo y elaborará un proyecto que prevé acometer el año próximo.

“Desgraciadamente, la obra tendrá que esperar al menos un año más. Pensábamos pedir una ayuda este año al Gobierno foral en concepto de infraestructuras forestales, pero la convocatoria se cierra en unos días y no llegaremos a tiempo, así que nos centraremos en hacer las cosas bien para optar el año que viene”, resalta Pedro Mascaray Navarro, presidente de la Junta de Salazar.

Según expone, la entidad acordó oficialmente afrontar su reposición en la sesión del 17 de septiembre. “Además, tanto Acciona, que gestiona la explotación hidroeléctrica del embalse, como la vecina Junta de Aezkoa, se han manifestado dispuestos a colaborar económicamente, algo clave pues la ayuda no cubriría ni el 50% del coste”.

“Se trata de un proyecto y un expediente complicados, que también tendrá su impacto ambiental, pues probablemente hará falta disponer de maquinaria potente, así que lo vamos a estudiar bien”, añade Mascaray, quien adelanta que “el nuevo puente podría no ser de hormigón (como el hundido en la cola del embalse), sino de madera o colgante”.

Recuerda que las limitaciones en rutas que ocasiona la falta del puente “están bien señalizadas, tanto para quienes caminan desde el lado salacenco como por el aezkoano”.

 

 

Te puede interesar

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE