Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ESTE VIERNES

La Ciudadela cumple 40 años como monumento nacional

Ampliar Visita las exposiciones de la Ciudadela
Visita las exposiciones de la Ciudadela
  • dn.es. pamplona
Actualizado el 07/02/2013 a las 16:59
De solicitar y obtener el derribo como un clamor cívico en 1915, a iniciar -casi 90 años después- un proceso continuo de inversiones y obras que ha culminado en la restauración total de la Ciudadela el pasado 2012. Ese ha sido el paso que la Ciudadela de Pamplona ha salvado en los últimos dos siglos y que ha sido consagrado a nivel continental con la obtención el pasado año del premio de Patrimonio Cultural de la Unión Europea ? Europa Nostra en la categoría de 'Conservación', además del premio especial del público.

La Ciudadela como patrimonio fortificado tiene una marcada universalidad por dos motivos: quienes llegaron hasta la ciudad a lo largo de los siglos para encargarse de los trabajos de construcción y mejora de las defensas fueron los mejores constructores de su tiempo en Europa y, además, los ensayos en Pamplona sirvieron a la evolución de los conocimientos teorico-practicos de las escuelas de fortificación del continente. Hoy el conjunto de Pamplona es el primer exponente que aún subsiste del paso del sistema medieval a la modernidad renacentista en la ingeniería militar.

Pero cuatro décadas después de la declaración de la Ciudadela como Monumento Histórico Artístico Nacional y más allá de ese carácter, el trabajo de integración de las fortificaciones en la trama urbana, y de mejora y valorización del uso que la ciudad hace de ellas, su consideración como pulmón verde, sitúan a la ciudad y sus fortificaciones ante otro objetivo: que Pamplona sea un referente en el sistema universal de ciudades fortificadas y haga de su 'paisaje cultural' un elemento comparable al de otros conjuntos ya declarados Patrimonio de la Humanidad.

UN PROCESO GARANTISTA

Felipe II fue el iniciador de la fortificación pentagonal abaluartada en uso más antigua del mundo, que cumple este viernes 40 años como Monumento Historico Artístico Nacional. El 8 de febrero de 1973 un decreto firmado por el Jefe del Estado, en aquel Momento, Francisco Franco, elevaba la Ciudadela de Pamplona a la categoría de Monumento Nacional, aunque en realidad todo el sistema de fortificaciones de la ciudad ya había recibido esa distinción en 1939 (garantía que se recoge también en la actual Ley Foral del Patrimonio Cultural de Navarra por la que ambos son además bienes de interés cultural).

La declaración nacional del año 73 remataba en realidad un reconocimiento y un sistema de garantías mucho más amplio y que afectaban a todo centro histórico de la ciudad, que en abril de1968 había sido reconocido Conjunto Histórico Artístico. El centro de Pamplona y las murallas son para el viandante un continuo entremezclado, por ello la rehabilitación de las fortificaciones ha corrido pareja a la reurbanización y reordenación del Casco Histórico y a la modernización de sus infraestructuras.

104.805 usuarios en 2012

Pamplona, de la mano de su Plan de Conservación y Promoción de las Fortificaciones, ha sido una de las pocas ciudades que ha pasado de los debates a la realidad, en el plano de la actuación conservadora y regeneradora sobre recintos amurallados. Y es que Ciudadela, fortificación de la Escuela Italiana del siglo XVI, con sus cinco baluartes, sus guardias y contraguardias, su puente de acceso o su gran zona verde de glacis, es una zona neurálgica en la ciudad y cauce de comunicación habitual para peatones y ciclistas entre algunos barrios.

Pero no es sólo una zona de paso. En la Ciudadela (avenida del Ejército, s/n) hay cuatro pabellones que funcionan como salas de exposiciones y que suman 2.167 m2 de espacio disponible para esta función, sin contar con las praderas de césped de los rodean y conectan. Cada sala tiene características, accesos y dimensiones propias, ya que en su momento sirvieron para distintos usos militares (horno, polvorín, sala de armas, cuerpo de guardia...). Por sus 45 exposiciones en 2012 pasaron 90.834 ciudadanos. Además, sus espacios verdes recogen muestras escultóricas permanentes de autores como Oteiza, Basterretxea, Ugarte, Eslava o Larrea y se han utilizado también en algunas ocasiones para exhibir obras artísticas de carácter itinerante.
La Ciudadela, a principios de la década anterior también albergó algunas ediciones de los Festivales de Navarra (2000-Balcanes; 2002-Japón, etc.), eventos organizados por el Gobierno Foral. Hoy el antiguo acuartelamiento es uno de los escenarios básicos de la programación cultural y turística del verano pamplonés. En concreto por la parte de programación realizada en Ciudadela por las distintas áreas municipales en 2012 pasaron 13.971 usuarios.
volver arriba

Activar Notificaciones