Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

El tesoro escondido del Florida

El hostelero Carlos Martín ha recuperado la marca Florida después de descubrir que el cartel seguía ahí, debajo del logotipo de la vermutería que ha funcionado durante 15 años en la avenida San Ignacio número 8

Carlos Martín, junto al cartel original de la pastelería Florida, que cerró en 2005.
Publicado el 12/06/2021 a las 06:00
Fue como un pequeño descubrimiento arqueológico, un tesoro escondido que hizo cambiar de planes. Al retirar el logotipo de la vermutería No te vayas de la barra, en la avenida San Ignacio número 8, apareció la antigua placa de la pastelería Florida. Al hostelero Carlos Martín le vinieron a la cabeza aquellas tostadas con nata que endulzaban su infancia. “Venía con mi madre porque mi padre trabajaba cerca. Ella se pedía una tostada de mermelada y yo de nata. ¡Cómo llenaban! A veces ya no podías más y dejabas una esquina en el plato”, explica este veterano hostelero, que ha iniciado una nueva etapa laboral sobreponiéndose a las dificultades.
Este lunes abrió al público Florida en la avenida San Ignacio, en el local donde estuvo la pastelería Florida hasta 2005. Después estuvo la vermutería No Te Vayas de la Barra, que cerró al inicio de la pandemia. La nueva Florida no es la misma que funcionó en Pamplona desde 1968 hasta 2017. Es una empresa distinta, pero quiere Carlos Martín recuperar parte de su oferta gastronómica y el espíritu y ambiente de la emblemática pastelería. Por ello ha incluido en su oferta las tostadas. “He conseguido la receta original de la mermelada y la nata, así que son muy parecidas a las que ofrecía la pastelería”, explica Carlos Martín.
También ofrece torrijas y una variedad de bollería con mantequilla que ha encargado a un obrador. “Mi idea es combinar dulce y salado. Tengo una buena cerveza y no voy a renunciar a dar gin tonics por la noche”, comenta.Carlos Martín tenía otros planes de no haber aparecido el preciado logotipo de Florida, con la dama y el caballero sobre fondo amarillo. Ya había pensado otro nombre y otra imagen corporativa para el bar y estaba a punto de encargarlo. “La fachada, que era azul marino, ya la había pintado de amarillo, así que casualmente ahora queda a juego”, comenta.

DESDE 1968
La cadena Florida fue fundada por un grupo de inversores navarros en 1968. Aquel año inauguró el local de Carlos III, en esquina con la calle San Fermín, con decoración neoclásica. Empezó como pastelería, con obrador propio, que estaba en la calle San Fermín. Posteriormente abrió otras tres pastelerías, en Monasterio de Urdax, San Ignacio y Avenida Bayona. En 1990, una intoxicación por salmonella en unos buñuelos hizo mella en su imagen. En 2005, la cadena Café y Té adquirió estos tres establecimientos. Y en 2017 El Panadero de Eugui se hizo con la gestión del local más emblemático, el de Carlos III.
“Yo tenía amistad con Fernando Moreno, de cafés Moreno, que fue quien adquirió Florida a la familia Irujo. Así que consulté con Ana Moreno y me comentó que el nombre estaba libre, que no había ningún problema en usarlo”, explica Carlos Martín. El local de la avenida San Ignacio conserva bastantes elementos originales del Florida, entre ellos el techo de escayola y las molduras de madera de las estanterías. “Voy a añadir elementos más clásicos, como la iluminación exterior”, comenta Martín.Este hostelero empezó con 15 años a trabajar en el Dom Lluis, bar de la calle San Nicolás que abrió su familia en 1982. “Después he pasado por varios sitios, entre ellos La Dolce Vita en la plaza del Castillo y La Comedia, en la calle Comedias”, relata. Explica que a raíz de la pandemia “se cerraron puertas, pero se abrió una ventana”. O una placa.
volver arriba

Activar Notificaciones