x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Pamplona / Iruña

La Pamplonesa conmueve al callejero

La hasta ayer conocida como plaza Río Ebro, en el barrio de la Milagrosa, deja paso a la banda municipal de música de ‘La Pamplonesa’. El espacio, de 4.000 metros cuadrados, albergará el reconocimiento del grupo por el centenario de su fundación

Inauguración de la plaza de La Pamplonesa
Inauguración de la plaza de La Pamplonesa

La banda musical la Pamplonesa ya tiene una plaza con su nombre

Calleja
La banda musical la Pamplonesa ya tiene una plaza con su nombre

Inauguración de la plaza de La Pamplonesa.

Calleja
Actualizada 03/03/2019 a las 08:17
  • Noelia Gorbea
A+ A-

Puede que la melodía de una ciudad se evidencie entre acordes compuestos por el ruido de los coches, el caminar de las personas y la inocencia de quienes no tienen miedo por situarse junto a quienes les protegen a diario. No obstante, desde ayer, la polifonía que envuelve al barrio de la Milagrosa (y por consonancia al resto de la capital) suena un poco más amable. La anteriormente reconocida como plaza Río Ebro se ha echado a un lado, con reverencia, para que sea La Pamplonesa quien dé nombre a este trazo del callejero.

Desde ayer, la permuta suena distinta, ya que a mediodía fue fácil distinguir cuál era el emplazamiento elegido. El sonido que deambulaba por las calles más próximas (Queiles, Irati, Zidacos...) se convirtió en un medio de transporte para viajar, al menos con la mente, a esos momentos festivos que saben a San Fermín o a un emotivo concierto donde ya no quedan entradas en el teatro Gayarre.

Tras un sentido ‘¡Gora Iruña! ¡Viva Pamplona!’, el primero en tomar la palabra fue el alcalde Joseba Asiron. “Es muy difícil hablar tras una canción de La Pamplonesa”, valoró el primer edil. Con idea de sumarse a los reconocimientos hacia la banda municipal en el centenario de su fundación, Asiron envió un mensaje de puro agradecimiento. “Siempre digo que si quieres que algo salga bien en Pamplona, debes poner a La Pamplonesa o la Comparsa”, comenzó. “Sus notas son sinónimo de celebración, de sentir ciudadano, de unión. De jazz a pop, rock, zarzuela o música de películas. Todos los registros le hacen encumbrarse”, indicó quien recordó que el primer contrato con el consistorio con La Pamplonesa supuso 1.000 pesetas de subvención. “Algo hemos mejorado”, bromeó Asiron.


ICONO CULTURAL

De cualquier manera, la esencia de la cita dejó rápidamente paso a la asociación Amigos de La Pamplonesa, quien solicitó el cambio el nombre de la nueva plaza, motivándolo en dos cuestiones: que este año 2019 se cumple el centenario de la fundación de la banda y que se trata además de uno de “los elementos que conforman la singularidad de Pamplona”. Su presidente, Xabier Martínez Álava, dijo que La Pamplonesa, con más de 1.500 obras de concierto y 350 piezas de desfile “se ha ganado un lugar en el corazón de todos los pamploneses, así que gracias por haber dado forma a algo tan nuestro. Multiplicáis todo por diez”, aseveró el presidente.

A continuación, el atril acogió la intervención del propio presidente de La Pamplonesa, José Andrés Palacios. “No somos de hablar, somos de tocar, pero sí diré que la música es sonido y también silencio, por lo que pido un aplauso para todas esas personas que hacen un trabajo anónimo y tanto nos aportan”, dijo no sin ‘saltarse’ el protocolo para invitar al estrado al director artístico, Vicent Egea. “Nunca sé si me habla en serio o en broma”, indicó el recién llegado. “Somos intérpretes de emociones y nuestro sueldo principal es el cariño de todos. Cuidemos esa devoción”, rogó.

Con una jota compuesta por el fundador de la banda, Silviano Fernández, los presentes dieron por finalizado el acto, un evento que quedó grabado en la memoria de decenas de móviles que no quisieron dejar de ‘atrapar’ la simpatía de su banda, la de su ciudad.

 

¿DÓNDE ESTÁ LA NUEVA PLAZA?

La nueva plaza La Pamplonesa se abre al sur de la ciudad, limitando con la avenida de Zaragoza al oeste, la calle Río Queiles al norte y la calle Mochuelo al sur. Se trata de un espacio de casi 4.000 metros cuadrados de superficie, pavimentado con hormigón coloreado, una pérgola iluminada, zonas ajardinadas y juegos infantiles.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+