Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Anónimos populares

El paraíso de los cromos está en doctor Simonena

José Mª Gómez Martínez, nacido en Madrid, iba al colegio al lado del Rastro y con 7 años cambiaba allí los cromos de la colección Vida y Color. Siempre retuvo la afición y desde hace diez años compra, cambia y vende cromos en la tienda de saldos de su mujer, en San Jorge. Por allí pasan niños, padres, madres, abuelos y abuelas en busca de las tarjetas más codiciadas

El paraíso de los cromos está en doctor Simonena

José Mª Gómez, rodeado de cientos de cromos de la última colección de la Liga, en la tienda de San Jorge.

EDUARDO BUXENS
Actualizada 20/04/2018 a las 09:57

José María se crió en Madrid y fue al colegio al lado del Rastro. Recuerda que allí cambiaba los cromos de la colección Vida y Color. Tenía 7 años. Este pasaje de su vida se antoja imprescindible para entender la trayectoria de este hombre que camina ahora en la senda de los 60, con cierto aire al mago Merlin, con esa barba blanca y poblada, sentado tras el mostrador del local que regenta su mujer en la calle doctor Simonena, en el barrio de San Jorge de Pamplona. Le falta la varita, pero es como si hiciera magia rodeado de cientos, serán miles de cromos que cambia, dos por uno, o vende como si los sacara de la chistera. Muchos niños esperan al fin de semana para ver si José Mª tiene algún Balón de Oro, o ese jugador que tanto se resiste, y no son pocos los mayores que de algún modo regresan a la infancia o, quién sabe, mantienen la cabeza despierta y el ánimo entretenido con los cromos, ahora en versión tarjetas que los escolares manejan como si fuesen artistas de la baraja.


José Mª abrió una tienda de saldos en San Jorge hace más de veinte años. Para entonces ya vivía en Pamplona, con su mujer, la asturiana Mª Carmen Menéndez. Compraba restos de comercios que cerraban y los vendía al público al por mayor. Luego emprendió otros caminos y hace una década volvieron al local de San Jorge, esta vez con su mujer de titular y con Ilargi de nombre. En el local se puede encontrar casi de todo, es como un baúl de los recuerdos por el que poder navegar entre ropa, productos de mercería, juguetes... “Ahora ya estamos liquidando y traigo algunos juguetes y chucherías, lo demás es lo que tenemos de los saldos”, apunta José Mª. También fue entonces, en el regreso a doctor Simonena cuando empezó con los cromos. “Una cosa es que me gusta a mí”, argumenta parte del éxito. El boca a boca hizo el resto, matiza. Tiene muchas colecciones, Los Descendientes, Masterchef Junior, Yo soy Luna..., pero la que más tirada tiene es, sin duda, la de La Liga que sale a finales de enero. “De la Liga hay dos, esta de las tarjetas, y la de final de agosto, que es de pegar. Pero la actual es la más seguida, y llega hasta junio o julio, Sanfermines”, apunta y explica: “Compro sobres y los abro, si la colección no tiene tirada, lo dejo. Si no los cambio, dos por uno. Es como los panes y los peces, los voy multiplicando”, recurre al símil para hacerse entender con profanos.


José Mª también vende algunos cromos, 20 céntimos los “normales” y a 30, 50 o incluso un euro, los más codiciados. Esos que tardan tanto en salir, por mucha paga que den los abuelos. Como Mesi Balón de Oro. “Se pirran por los balones de oro, pero salen pocos, uno en cada caja de 50 sobres y eso son 50 euros, mucho dinero”, evidencia el coste del azar.


"Por la tienda pasan niños, padres, madres, abuelos, abuelas y no solo de Pamplona, también vienen de Villafranca, Cadreita, Aoiz, Estella”, repasa José Mª la geografía. “Los de los pueblos traen una lista, y así aprovechan el viaje”.


Fines de semana y miércoles por la tarde es cuando más gente se reúne en torno a los cromos. “A veces hasta doce grupos y se cambian entre ellos, yo lo paso bien, siempre y cuando no me agobien los padres. Pero hay gente muy maja y los niños nunca me agobian”, concede y afirma que “tanto derecho tiene el que tiene para cambiar un cromo, como el que tiene un taco. No todos tienen las mismas posibilidades, pero sí el mismo derecho”, sentencia José Mª con receta de personas justas.

 

DNI

Nació en Madrid. Este año cumplirá 65 años. Casado con Mª Carmen Menéndez Álvarez. Abrió una tienda de saldos hace más de veinte años. Su mujer regenta ahora el local, Ilargi, donde él compra, cambia y vende colecciones de cromos.

 


FRASES
“Tanto derecho tiene el que solo tiene un cromo, como el que llega con todo el taco”
“Cambio dos por uno, esto es como los panes y los peces, los voy multiplicando”

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra