x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ayuntamiento de Pamplona

La petición de dimisión de Beloki y Asiron no logra los votos en el pleno

  • UPN pedía la dimisión de la edil de Educación y PSN, del alcalde; lo bloqueó el cuatripartito
  • Maider Beloki (Bildu) repitió que no revertirán los cambios en las cinco escuelas el próximo curso

Movilización de las familias de la escuela infantil Donibane, en febrero de 2016

Movilización de las familias de la escuela infantil Donibane, en febrero de 2016

DN
Actualizada 14/12/2017 a las 08:39
A+ A-

La oposición aprovechó el pleno extraordinario de ayer para introducir dos declaraciones de urgencia tras conocerse la sentencia en contra del recurso del Ayuntamiento sobre el cambio lingüístico que afectó a cinco escuelas infantiles, Donibane, Printzearen Harresi, Hello Rochapea, Egunsenti y Rotxapea. Era la segunda ocasión en la que un tribunal le decía al equipo de gobierno que no debió aumentar la oferta en euskera porque es competencia del Gobierno de Navarra.

Fueron las familias afectadas las que habían acudido a la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Navarra y si el cuatripartito quiere seguir adelante ahora le queda un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, en Madrid.

Precisamente en la declaración, UPN y PSN le pedían que se asumiera el “varapalo judicial” (en palabras de la socialista Maite Esporrín) y se revirtiera a la situación anterior. Y mientras UPN demandaba el cese de la edil de Educación, Maider Beloki (Bildu), PSN quería la dimisión del alcalde, Joseba Asiron (Bildu), como cabeza visible del equipo de gobierno.

Pero la mayoría de votos del cuatripartito (Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e I-E) bloquearon la propuesta. Además, Maider Beloki insistió en los mismos argumentos que esgrimió Joseba Asiron este martes, nada más conocer la sentencia. “En el curso vigente no va a cambiar nada y tampoco en el que viene. El servicio jurídico municipal ha dicho que la sentencia a lo que sí nos obliga es a una compensación a las familias que acrediten daños y prejuicios”.

La edil de Bildu insistió en que el cambio se hizo para responder al derecho lingüístico de todos los vecinos de Pamplona. “Veníamos con UPN de una nefasta política, donde sólo el 10% de las plazas eran en euskera y sin actualizar en más de treinta años. En cambio, la demanda, en dos encuestas que realizamos, nos indicaba que era del 40%”. A lo que desde I-E, Edurne Eguino añadió que en lugar de dar cumplida respuesta a ese derecho, UPN creó una falsa demanda con las escuelas infantiles de inglés.

Y Laura Berro (Aranzadi) indicó que no se podía culpar al alcalde y la edil de Educación porque la decisión había sido del cuatripartito y consensuada con las partes.

“¿Y cómo vamos a valorar el daño moral?”, preguntó Maite Esporrín (PSN). “¿De qué consenso están hablando?. El único proceso participativo que hubo fue reunir a familias y trabajadores para decirles que se hacía el cambio”. Y Enrique Maya añadió que Javier Leoz (Geroa Bai) había dicho que su interés era que se hablara el castellano y el euskera por igual. “Por lo tanto, no es una cuestión de demanda, sino de política”.

"Se actuó en Pamplona como en otros lugares"

 

La portavoz del Ejecutivo foral, María Solana, dijo que las escuelas son municipales y que se dio el visto bueno al cambio propuesto

En el pleno, el cuatripartito puso en tela de juicio la sentencia ya que, según indicaron los diferentes grupos, siempre han sido los ayuntamientos los que han gestionado las escuelas y decidido su modelo lingüístico. Para el equipo de gobierno, el fallo supone una injerencia en la autonomía municipal.

Y la portavoz del Ejecutivo foral, María Solano, redundó ayer en este mismo argumento. “Son escuelas infantiles de titularidad municipal y las del Gobierno no dependen de Educación sino de Derechos Sociales, y lo que se hace habitualmente es proceder como en esta ocasión”.

Y concretó: “Pamplona trasladó al Gobierno su propuesta de planificación en número de plazas por escuela y modelo lingüístico y se procedió de la misma manera en la que se procede en todos los casos de escuelas infantiles de titularidad municipal: una revisión de la propuesta, una valoración y tras la valoración un visto bueno”. Para Solana este visto bueno que firmó la sección de Ordenación Académica es “de alguna manera, una autorización”, por eso le siguieron los convenios de financiación.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra