Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Residencias de mayores

Cómo lograr una plaza en la Casa de Misericordia

Ampliar El pasillo de acceso a la cafetería de la Casa de Misericordia de Pamplona
El pasillo de acceso a la cafetería de la Casa de Misericordia de PamplonaEDUARDO BUXENS
Publicado el 26/03/2023 a las 06:00
Con 575 plazas, la Casa de Misericordia de Pamplona es la residencia de mayores más grande de Navarra. Esta institución fundada en 1706 tiene como principio fundacional “atender de forma prioritaria a las personas con más necesidades socio-económicas nacidas en Pamplona o empadronadas en la capital navarra”. Así, este es el requisito principal, que en el DNI figure que esa persona ha nacido en Pamplona o demostrar que ha estado al menos 5 años empadronada. No hace falta que sean los últimos 5 años ni que hayan sido de forma ininterrumpida. Se pueden sumar periodos cortos hasta sumar los 5 años, explican desde el servicio de admisión.
Existe un segundo requisito, que la persona, en el momento de ser admitida, tenga autonomía para la vida diaria. Obviamente, puede permanecer en la Casa de Misericordia aunque con el paso del tiempo pierda esa autonomía.
Desde diciembre de 2022, la Casa de Misericordia posee 104 concertadas con el Gobierno de Navarra para personas que tienen reconocida la dependencia. La mayoría de esas plazas han sido asignadas a residentes veteranos, mientras que otros residentes se encuentran en lista de espera.
¿Cómo es el proceso de admisión en la Casa de Misericordia? Los responsables del centro explican que en primer lugar hay una pequeña entrevista informativa, donde se le aclaran a la persona interesada las dudas que le puedan surgir. “Si vemos que hay un interés real, les explicamos la documentación que deben preparar”, señala una responsable de admisión. Entre otras cuestiones, se les pide informes médicos y sobre la situación económica. Con todo ello se fija una segunda entrevista más larga, de una hora, donde se le pregunta por su situación familiar, su entorno social de amistades, sus necesidades, las motivaciones para ingresar en la Meca, etc.
Con toda esta información se realiza un informe y se aplica el baremo establecido por la Comisión Asistencial de la Casa de Misericordia. Este baremo es el que determina el puesto de esa persona en la lista de espera. “En ocasiones hay personas que no se animan a preguntar porque piensan que les colocamos el último en la lista y que tendrán que esperar mucho tiempo. Pero no funciona así. El puesto en la lista lo determina su situación personal y social”, comentan.
Por este motivo, los responsables de la Casa de Misericordia animan a los pamploneses a acercarse, informarse y plantear todas sus dudas. “Somos una institución transparente y abierta. El departamento de admisión se toma muy en serio su trabajo”, comentan.
En cuanto a los criterios de baremación, más que los recursos económico o materiales que tenga el candidato, sobre todo se valora los “condicionamientos de soledad”. “Prestamos mucha atención a los apoyos, familiares, de amistades o del vecindario, con los que cuenta. Y cómo lo viven. Hay personas que llevan mejor o peor la soledad o que tienen menos necesidades de socialización. Nos transmiten cual es su sensación”, explica una responsable de admisión.
Las personas que ingresan en la Casa de Misericordia lo hacen voluntariamente y en ningún caso empujadas por el entorno familiar. “Los familiares pueden venir a informarse, pero la entrevista es personal con el candidato”, aclara. La comunicación con las personas de la lista de espera es “constante y fluida”. Así, en ocasiones, cuando se le llama a un candidato para ocupar una plaza su situación ha cambiado y la rechaza. “No hay ningún problema con eso”, añade.
Actualmente, todas las plazas se encuentran ocupadas, ente otras cuestiones porque se van a realizar obras en una de la zonas y ha sido necesario reubicar a residentes. Cuando terminen estas obras, todas las habitaciones de la residencia van a tener baño propio. Actualmente todavía quedan habitaciones individuales con baño compartido.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora