Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Temporal en Pamplona

Retrasos residuales y muchas bolas de nieve a la entrada de los colegios de Pamplona

Incidentes menores, como retrasos en los autobuses escolares, caídas y lo complicado de limpiar los accesos para la llegada de los escolares, entre las anécdotas del día

Ampliar Nieve en San Jorge.
Nieve en San Jorge.J.C. CORDOVILLA
Actualizado el 19/01/2023 a las 11:04
Un caos perfectamente controlado. La nevada que ha teñido el amanecer de Pamplona este jueves ha traído consigo los habituales quebraderos de cabeza de familias, profesores y conductores de autobuses escolares. Los alumnos, pese a ser los afectados, quizá fueron los que más alegres llegaron a destino. 
Bolas de nieve por doquier en patios y campos de juegos atestados de nieve. Impoluta para recoger y servir en bandeja al cuerpo del contrario. Quizá por ello, por no ser demasiado grave, las incidencias quedaron reservadas a un segundo nivel. Los retrasos que se vivieron en los centros educativos de la capital apenas fueron residuales. "Lo esperado de momentos así", certificaban en unos y otros. 
Y como suele decirse, para muestra, un botón. En la ikastola Hegolade, por ejemplo, se afanaban por echar sal para evitar resbalones y caídas a la puerta del colegio. "La gente ha venido con mucha antelación y se veía a muchos niños equipados con ropa de nieve", comentaban las familias. Fueron muchos, como en otros tantas escuelas, los que decidieron acudir andando; decisión que liberó notablemente el habitual 'lío' de aparcamiento. "He aparcado donde he querido", bromeaba una de las madres. 
En Maristas, por ejemplo, apenas comentaban ligeros retrasos en las líneas de autobuses escolares, así como del habitual goteo de alumnos y profesores. "Ya van llegando, sí", afirmaban desde el centro educativo. 
Una percepción similar a la que compartían en el colegio Luis Amigó. "La habitual locura de llegar cuando se puede, pero nada fuera de lo esperado", insistían desde el centro de enseñanza. Para cuando los menores llegaron, los accesos, especialmente los de la zona de los benjamines (Educación Infantil) se habían despejado completamente. "Hemos intentado que nadie se caiga", afirmaban los docentes. Profesores que incluso llegaban con más de media hora de adelanto. "Hoy es día de ayudar", declaraban a las puertas del colegio. 
En cuanto al barrio de San Jorge, en el colegio público la conversación seguía derroteros similares. "Incidencias menores, retrasos en el transporte escolar, padres llegando con cierto retraso... lo normal, vaya", consideraban. "Algún resbalón se ha visto, pero los menos porque también hemos limpiado los accesos", añadían. 
Finalmente y en tónica similar, desde el colegio Jesuitas de Pamplona se hacía hincapié en el atasco de Sarriguren, que ocasionó que muchos de los alumnos llegaran tarde al centro educativo. "La rotonda es peligrosa cuando nieva", alertaban, dejando claro que la nevada no había traído mayores consecuencias. "Mejor", reflexionaban. "Ha sido un poco locura abrir los accesos para los alumnos y limpiar todo de nieve, pero siempre hace mucho", valoraban desde Jesuitas. 
Un plantel que, para bien, solamente deja chascarrilos y horas de conversación entre quienes, ahora, respiran tranquilos pensando en si la nevada seguirá dejando estampas bonitas para disfrutar a lo largo del fin de semana. 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora