Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Hostelería

Los restaurantes de Pamplona, a tope desde noviembre hasta enero

Los hosteleros navarros han vivido las fiestas con sus locales hasta arriba y, aunque ya ha vuelto la rutina, las reservas siguen durante el mes de enero

Ampliar Las comidas en grupo han llenado los restaurantes el último mes y medio
Las comidas en grupo han llenado los restaurantes el último mes y medioJesús Garzaron
  • Carlota Soriano
Publicado el 10/01/2023 a las 06:00
Eran las 16 de la tarde del sábado y los restaurantes seguían sin tener una mesa libre. Y es que, si bien las fiestas han llegado a su fin y nos han devuelto a la rutina, los pamploneses han aprovechado hasta el último fin de semana para disfrutar de su tiempo libre y su gente en los bares más céntricos de la ciudad. Y han sido esas ganas de volver a celebrar las fiestas en la calle lo que ha llenado los locales en el último mes y medio. De hecho, muchos de ellos siguen a tope de reservas para los próximos días.
Los hosteleros del centro de Pamplona describen que el consumo en fiestas ha sido “mayor de lo esperado”. El buen tiempo ha sacado a la gente de casa y eso, en el bar Dom Lluis de la calle San Nicolás, “donde más se ha notado ha sido en el tardeo”, explica Cristina da Silva. La hostelera está convencida de que “hacía muchos años que no había tan buen ambiente” y afirma que vivía un lunes igual que un viernes: con las mesas llenas y mucho trabajo.
El servicio de restaurantes tampoco se ha quedado atrás. Tras dos años de restricciones y limitaciones en las reuniones sociales, “la gente ha salido mucho”, describe Anize Zugarrondo, del Asador Ezcabarte, situado a pocos metros del anterior. Entre las típicas cenas de empresa, las reuniones familiares y los amigos que buscan una excusa para verse, los locales del centro han estado a tope desde el mes de noviembre. Pablo Luquin, también del Ezcabarte, reconoce que “ha sido bonito poder volver a ver a la gente reunida en grupos grandes haciendo equipo en vez de divididos en grupos pequeños en diferentes mesas como el año pasado”.
Otro aspecto que han notado los distintos hosteleros de la cuidad ha sido la presencia de mucha gente de otros puntos del país: “Pamplona está creciendo en el tema turístico, lo que siempre es una buena noticia”, opina da Silva, de Dom Lluis.
No obstante, a pesar de todo, “han sido unas Navidades muy largas”, describe Jeremías García, del bar restaurante La Mandarra de la Ramos, también en la calle San Nicolás: “Muchos fines de semana, si intentabas cenar en el restaurante sin reserva no tenías ni un sitio”, relata. Tanto en La Mandarra de la Ramos como en el Iruñazarra, de la calle Mercaderes, la gente reservaba con hasta un mes de antelación.
Y, al contrario de lo que pueda parecer, el trabajo para los hosteleros no ha terminado todavía. Aunque las fiestas ya han quedado atrás, las reservas siguen llegando: “Normalmente, en enero aún se mantiene el servicio, que no vuelve a la normalidad hasta febrero”, explica García.
En el restaurante Ñam, situado en el paseo de Sarasate, llevan a tope con las reservas desde el mes de noviembre y todavía tienen los próximos días completos. “Las cenas de empresa, por ejemplo, ahora también son comidas, y han pasado de ser solo en fin de semana a hacerse también los últimos días de la semana laboral, como los jueves o viernes”, describe Abraham Capoverde, el encargado del restaurante. Lo que está claro es que las ganas de celebrar han alargado las fiestas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora