Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Paseos solidarios

Una carrera en taxi hacia la ilusión

Un paseo solidario en taxi. Cerca de 90 personas mayores procedentes de diez residencias de Pamplona disfrutaron ayer del ambiente navideño del centro de la ciudad gracias a una iniciativa de Teletaxi, recuperada tras dos años de pandemia

Ampliar Pilar Iglesias (segunda por la derecha), de 100 años, sonríe tras visitar el belén del zaguán del Ayuntamiento de Pamplona
Pilar Iglesias (segunda por la derecha), de 100 años, sonríe tras visitar el belén del zaguán del Ayuntamiento de PamplonaJesus Caso
Publicado el 29/12/2022 a las 06:00
Lo sabe cualquiera que tenga un contacto habitual con personas mayores: a partir de determinada edad, hay un retorno a la infancia. Está la melancolía, sí, pero también cierta despreocupación por lo mundano y una recuperación de la ilusión ante las pequeñas cosas. El miércoles, cerca de 90 personas mayores de diez residencias de Pamplona y su comarca revivieron la ilusión de la Navidad, de sus luces y de las calles rebosantes de gente, en un viaje en taxi por el centro de la ciudad hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento, donde fueron recibidas por el alcalde, Enrique Maya.
Hacia las seis y cuarto de la tarde la primera tanda de 15 taxis irrumpe en la plaza del Ayuntamiento. Miguel Erice habla con un hilo de voz. Tiene 93 años, y es de Pamplona. Trabajó durante años en Ochoa Lácar como dependiente. Enviudó hace un mes. “Todo muy bonito, muy bien. El belén del Ayuntamiento, estupendo. ¿Mis Navidades? Muy tranquilas”, asegura pausado.
Poco después, con paso firme pese a la pierna izquierda que tanto le molesta, Pilar Iglesias Crespo, con 100 años recién cumplidos, se aproxima a la puerta del Ayuntamiento. Nació en Ladrillar, en Las Hurdes, Cáceres, allá por 1922. “Yo he trabajado toda mi vida como un animal. He pasado mucho tiempo en el campo y escribía lo que me dictaban los hombres”, asegura sonriente. Alguien pone en duda su edad, dado su buen aspecto. Ella sonríe y une los dedos índice y pulgar. Se los lleva a los labios. “Por estas que tengo 100 años. Ya los hemos pasado”, sentencia.
Carmen ‘Checha’ Urrizola Baquedano es historia viva de Pamplona. Regentó un ultramarinos en la misma plaza del Ayuntamiento, donde ahora se sitúa un bar. Llega en los taxis procedentes de la Casa de Misericordia. Nada más entrar en el zaguán oye su nombre. “¡Checha!”, le gritan. Es su prima política María Josefa Chocarro, de 91 años. Las dos se funden en un abrazo y se sonríen con ojos vibrantes. Están encantadas con el viaje en taxi, con el ambiente y la luces navideñas. “Yo antes iba con bastón, pero me caí y me rompí el brazo. La médico me dijo que tenía que llevar andador. Yo es que no quería vivir tanto”, se sincera María Josefa, que también regentó un ultramarinos en la calle González Tablas de Pamplona.
"VEO A PAMPLONA UNIDA"
Mercedes, Conce y Florencia son tres religiosas que ahora viven en la residencia de las Oblatas. Entre las tres suman casi 270 años y están felices por esta visita efímera pero intensa al centro de la capital navarra. “Ha sido muy buena esta experiencia. Veo Pamplona muy bien, muy unida, todos a una”, observa Mercedes, de Olazagutía y de 85 años, la más joven de las tres.
Mariano Otano González y Rosa Domeño, de 59 y 65 años, son de los primeros en llegar. Mariano considera que la iluminación navideña “es bonita, pero escasa”. “Claro, es que hay recortes por la crisis energéticas”, observa. Ambos proceden de la residencia El Mirador de la Rochapea, donde, claro está, también se viven momentos especiales. “Hace poco vinieron unos mariachis”, concede él. Poco después de las siete de la tarde, la plaza se va despejando. La carrera ha terminado.
Checha Urrizola (izq.) posa con su prima política María Josefa Chocarro frente al Ayuntamiento
Checha Urrizola (izq.) posa con su prima política María Josefa Chocarro frente al AyuntamientoJesus Caso

Kiko Asín, presidente de Teletaxi: "Esta caravana responde a la gratitud hacia nuestros mayores"

Teletaxi San Fermín recuperó el miércoles una tradición paralizada durante los dos últimos años de la pandemia: los paseos solidarios con personas mayores por el centro de Pamplona para que disfruten del ambiente y la iluminación navideña. “Esta caravana responde a la gratitud del sector con nuestros mayores. Para nosotros son personas muy queridas, que nos agradecen nuestra labor, y es una manera de corresponder el cariño que nos transmiten en el día a día”, asegura Kiko Asín, presidente de la Asociación Teletaxi San Fermín.
Las diez residencias que han participado en el paseo solidario de ayer son Misericordia, Landazábal, Amavir Mutilva, Amavir Argaray, Amavir Oblatas, Amavir Valle de Egüés, Hermanitas de los Pobres, Bidealde, El Mirador y Religiosas Angélicas
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora