Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Navidad 2022

Las luces de Navidad encienden el debate en Pamplona: ¿escasa y sosa o acorde a la situación?

¿Hay que alumbrar Pamplona por Navidad? La pregunta divide a los vecinos consultados. Unos defienden la conveniencia de hacerlo y entre ellos hay quien echa de menos más luces. Otros apuestan por la reducción del gasto energético.

Ampliar A: Jesús Caso
F: 29.11.2022
P: 
L: Pamplona
T: Se enciende la iluminación navideña.


Las luces de Navidad en la plaza Consistorial de Pamplona, el pasado día 29 de noviembre, fecha oficial del estreno de la iluminación.
Encendido de la iluminación navideña en Pamplona, el pasado 29 de noviembreJESÚS CASO
  • Markel Trecet
Actualizado el 15/12/2022 a las 13:08
Las principales calles y edificios emblemáticos de Pamplona se visten de luces para dar la bienvenida al fin de año. La capital navarra se suma a la lista de ciudades como Madrid o Valencia que han apostado por mantener el alumbrado navideño en las mismas franjas horarias que el año pasado. Esta medida ha supuesto una subida del 30% en partida de gastos en instalación de este año que ha ascendido a 215.000 euros. Un incremento en medio del debate abierto en muchas ciudades. Para muchos, es agradable iluminar la Navidad. Hay incluso quien echa de menos que no haya mayor ambición en las luces. Otros lo perciben como un ’‘malgasto’, pese a la reducción de decorado de este año.
“No creo que debamos apagar las luces, si estamos en fechas navideñas deben estar encendidas porque para eso es Navidad”. En palabras de José Manuel Arriola, vecino de Pamplona, el ahorro “es necesario” pero no deben de perjudicar el ambiente navideño de la ciudad. “Está bien ser austero pero que ahorren en otras cosas”. Una posición compartida también por Nuria Molero Ramírez que considera el alumbrado motivo de alegría para disfrutar de estas fechas señaladas. “Siempre me han gustado mucho las luces, entiendo que se gaste dinero en esto porque al final es bonito”. Para ella en caso de haberse aplicado planes de ahorro las zonas más frecuentadas de la ciudad como la Plaza del Castillo no deberían verse afectadas. “En caso de querer reducir los costes dejaría fuera las zonas menos emblemáticas de Pamplona”, considera.
VECINOS OLVIDADOS
Una decoración que deja fuera a los barrios residenciales como Mendillorri del que es vecina Naroa Salazar Baeta. “Considero que se le da demasiado protagonismo al centro, en mi barrio echo en falta el alumbrado. Esto no quiere decir que no me parece comprensible que el centro, como punto neurálgico de la ciudad, tenga mayor protagonismo, pero creo que las luces deberían estar mejor repartidas”.
En ese sentido, Gloria Burgi Benito, vecina de la Rochapea, opina que la distribución de luces debe estar limitada. “En mi barrio no he visto luces como en el Centro pero no me parece mal porque no debemos malgastar. La situación que se vive es complicada y la factura se termina pagando. Entiendo que hay que ahorrar y que, por ello, hay que apagar las luces, nada que ver con otras ciudades como Vigo. Lo de Vigo es exagerado, se les va la olla, esas luces se pagan entre todos. Al final es un dilema porque queremos que haya luces pero no se puede malgastar”.
Aunque la intención inicial del Consistorio fue alumbrar otros barrios de Pamplona, este año la corporación municipal ha renunciado a iluminar algunos barrios a consecuencia de los costes no eran asumibles por el encarecimiento de los precios. Aún así, la iluminación navideña puesta en marcha desde el pasado 29 de noviembre cuenta, según afirma el consistorio, con tecnología LED que reduce significativamente el desembolso que ilumina arterias principales como la avenida Carlos III o la Plaza de los Fueros. Un consumo de 17 kilovatios por hora que alcanzará los 1.000 euros en consumo energético.
APOYO A LOS COMERCIOS
La ciudad de Vigo ha tomado protagonismo en los últimos años convirtiéndose en un atractivo turístico durante la Navidad debido a sus innumerables decorados navideños que atraen a turistas de todos los rincones y que supone un estímulo económico para la hostelería y los comercios locales.
En palabras de Patricia Muñoz López, no es necesario tener al municipio gallego de referencia, al considerar que Pamplona no está dispuesta a seguir la estela de Vigo para lograr resultados semejantes. “El ambiente navideño nos alegra a todos, al final es lo que hace que la gente salga a la calle y consuma. No debemos solo valorar el gasto directo, sino también la repercusión económica que tienen en las tiendas y bares de nuestra ciudad”.
Una realidad que las hermanas valencianas Laura y Lucia Ortega Sosa consideran trasladable a su ciudad. “Las fachadas están decoradas y son muy bonitas pero en las calles se ven pocas cosas, en Valencia nos pasa lo mismo”. En su opinión Vigo no es ejemplo de lo que tienen que hacer ciudades como Pamplona,” hay que buscar un punto medio. El Paseo de Sarasate con la bola con el muñeco de nieve y el tobogán están preciosos pero echamos en falta más árboles de Navidad y un mercadillo más navideño”, comentan.
Los horarios de encendido repercuten en la contaminación lumínica de las calles donde los vecinos de la Parte Vieja y el centro se ven especialmente afectados. “Las luces son necesarias en estas fechas pero no creo que deban estar encendidas de noche porque es mucho barullo”, afirma Elena Iriarte, vecina del centro.
En opinión de su compañera, María Aristegui Mújica, la franja horario es comprensible pero considera que las luces no son las mejores este año “Las luces no me parecen espectaculares, quizá algo más llamativas estarían mejor” afirma. “Soy vecina del centro también y las veo siempre pero creo que en días señalados como el 31 de diciembre deberían estar encendidas hasta más tarde”.

186 arcos de iluminación en total

La iluminación recoge 86 arcos de luz en el Casco Antiguo y 95 en el Ensanche. El horario para las luces es hasta las 23:00 horas de domingo a jueves, mientras que los viernes y sábados se prolonga hasta la una de la madrugada. Exceptuando fechas señaladas como Nochebuena, Nochevieja y víspera de Reyes cuando el encendido se extiende hasta las 2 de la madrugada.
La medida ha supuesto una subida del 30% en partida de gastos en instalación que ha ascendido a 215.000 euros en comparación al año anterior. Los decorados de este año volverán a contar con una iluminación 100% LED que permitirá reducir el consumo energético.
Un alumbrado que, como todos los años, se inauguró el pasado 29 de noviembre, coincidiendo con la festividad de San Saturnino, y que iluminará las calles de Pamplona los próximos 39 días hasta el próximo 6 de enero, marcando el fin de la Navidad de 2022-2023.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora