Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

Los frutos del apoyo ciudadano

Sesenta y cinco voluntarios se animaron este sábado a plantar 212 árboles como iniciativa del Ayuntamiento de Pamplona para desarrollar, a largo plazo, un bosque de cuatro hectáreas como fuente de absorción para compensar las emisiones del Co2

Ampliar Raquel Berro y su familia plantan uno de los árboles
Raquel Berro y su familia plantan uno de los árbolesbuxens
  • Nagore Larrañaga
Publicado el 06/11/2022 a las 06:00
Encinas, roble pubescente, herbal, pinos y algún que otro madroño. Los sesenta y cinco voluntarios que se presentaron este sábado tuvieron la oportunidad de plantar esta serie de árboles propios de la comarca, siguiendo con el proyecto de compensación del Ayuntamiento de Pamplona que empezó el pasado 2021. “En estas dos jornadas replantaremos los ejemplares que murieron el año pasado, que son solo el 20 %, una cifra muy buena teniendo en cuenta el verano de sequía que hemos tenido”, explicaba Fermín Alonso Ibarra, Concejal de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento.
El objetivo del proyecto a largo plazo consiste en construir un bosque y registrarlo como fuente de absorción en el Ministerio para compensar las emisiones de Co2, según contaba Marta Torres González, técnica de medio ambiente del Ayuntamiento.
Las empresas Mendikate y Garrapo y los voluntarios de CI Agroforestal del grado de Educación y Control Ambiental, vestidos con chalecos amarillos, ayudaron a dinamizar la jornada explicando el método de plantación y realizando una pequeña actividad de reconocimiento de especies para que las familias voluntarias supieran qué tipo de árboles estaban plantando.
Los asistentes eran, sobre todo, familias con niños que ayudados por los voluntarios como Iñigo Tihista Gómez, uno de los 7 alumnos del CI agroforestal, consiguieron comprender la dinámica rápidamente. “Estamos poniendo en práctica lo que hemos aprendido”, contaba Tihista. Otro de los alumnos, Noa Esparza Dobón, coincidía con su compañero Tihista: “Me está gustando mucho ayudar a la gente con los materiales, resolviendo dudas... La gente es muy maja, hace buen día y estamos ayudando a una causa bonita”. Aunque esta sea su primera vez de voluntaria, Esparza ya conocía la iniciativa de antemano. “El año pasado nos explicaron el proceso y la iniciativa y este año hemos decidido apuntarnos”, explicaba Esparza.
COOPERACIÓN CIUDADANA
Ambas jornadas, la de ayer y la que tendrá lugar el sábado que viene, han sido un éxito ya que han tenido muchísima demanda. “En un solo día se llenaron todas las plazas e incluso hay gente en lista de espera para la segunda jornada del 12”, comentaba Torres. Aunque en un principio la idea era que los grupos fueran de cincuenta personas, han acabado siendo de sesenta y cinco por jornada. “Esto demuestra que la ciudadanía de Pamplona está implicada en este tipo de actuaciones”, recalcaba el concejal Alonso. Aunque el ayuntamiento haga hincapié en la estrategia de transición energética y contra el cambio climático con la iniciativa Go Green Pamplona, es evidente que reducir las emisiones de la ciudad a cero no es factible. Sin embargo, mediante iniciativas como esta se pretenden compensar parte de esas emisiones. “Si esta estrategia se queda a nivel Ayuntamiento, será un fracaso porque no lograremos bajar nuestras emisiones de Co2. Para ello, es necesario implicar a las familias y empresas de Pamplona”, admitía Alonso.
Tihista observaba que las familias estaban muy motivadas. “El ambiente es muy bonito y han aprendido muy rápido a plantar los arbolicos”, afirmaba el estudiante. Raquel Berro Fernández, por ejemplo, había venido con su familia por primera vez. “Nunca habíamos plantado un árbol y hoy hemos plantado tres”, contaba Berro, “aunque, sobre todo, Paula ha sido quien se ha encargado”. Su hija mayor, plantó los tres arbolitos con la ayuda de sus padres y de los chalecos amarillos.
Por otro lado, una de las trabajadoras sociales del centro San José de personas adultas con discapacidad intelectual y grandes necesidades de apoyo también plantó un árbol con su familia. “Aunque yo hoy vengo a nivel familiar, otro día volveré con las personas del centro San José ya que era un poco complicado que vinieran hoy. Sin embargo, creemos que pueden poner su granito de arena y volveré con ellos otro día”, explicaba.
Las 130 personas que se juntarán entre las dos jornadas demuestran que “los voluntarios están implicados en su objetivo de tener una ciudad cada vez más verde”, observaba el concejal de proyectos estratégicos, movilidad y sostenibilidad. Alonso opinaba que la colaboración ciudadana era esencial e inevitable ya que si no cualquier estrategia que se plantee está condenada al fracaso porque las administraciones solo somos responsables de un porcentaje limitado”, señalaba Alonso. “Aunque Pamplona sea una ciudad verde, puede serlo más y el cambio que podemos conseguir con la implicación de la gente es enorme”, concluía.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora