Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Huelga

La huelga de la gestión deportiva provoca una oleada de reclamaciones en Pamplona y la comarca

Pamplona y otros ayuntamientos de la comarca prometen hacer devolución o ajuste de cuotas cuando terminen los paros

Ampliar La huelga de la gestión deportiva provoca una oleada de reclamaciones
La huelga de la gestión deportiva provoca una oleada de reclamacionesdn
Publicado el 25/10/2022 a las 06:00
Se cumple una semana de la huelga de los trabajadores de la gestión deportiva y entre los usuarios afectados crece la inquietud. Los ayuntamientos de Pamplona, Valle de Egüés, Zizur Mayor o Huarte, entre otros, están recibiendo cientos de consultas e instancias solicitando la devolución de la parte propicional de las cuotas. “La oficina de atención al ciudadano está desbordada”, admiten en el Valle de Egüés. Este ayuntamiento ya ha anunciado que habrá devoluciones o ajustes en las cuotas una vez que concluya la huelga. Lo mismo se plantea hacer el consistorio de Pamplona, mientras que en otras localidades la cuestión está en estudio. Burlada va a devolver de oficio la cuota de las actividades de adultos que nose pueden realizar. Este martes, la comisión de seguimiento de Berrioplano valorará qué hacer con los abonados de Artica y Berrioplano. El alcalde, Raúl Julio Bator, es partidario de devolver lo que no se ha podido disfrutar. En Barañáin, la junta del Lagunak ha recibido de momento pocas reclamaciones y decidirá en una próxima reunión qué hacer.
Los ayuntamientos también se plantean hacer las correspondientes reclamaciones de daños y perjuicios a las empresas de gestión, en los términos que establezcan los pliegos. En sus protestas, el comité de huelga ha puesto el foco también en los ayuntamientos, a los que responsabilizan en parte de su precariedad por los “contratos a precios bajos”. Las autoridades municipales se defienden y argumentan que los contratos incluyen cláusulas de revisión anual conforme al IPC.
El conflicto laboral de las empresas de gestión deportiva -Sedena, Gesport, Urtats son las principiles- llega en un momento económico muy delicado para las instalaciones deportivas debido hay aumento de los costes energéticos. Según el modelo de gestión, los sobrecostes los asume el ayuntamientos o la empresa gestora.
La mayoría de ayuntamientos han optado por los contratos de gestión de servicios o de asistencia. Es decir, delegan en la empresa los servicios de conserjería, socorrismo, limpieza o mantenimiento, así como la contratación de monitores. En este caso, los riesgos económicos por los mayores costes energéticos los asume el consistorio. Hay instalaciones en las que conviven empleados municipales, por ejemplo de mantenimiento y recepción, con asalariados bajo el convenio colectivo de la gestión deportiva. De ahí que el impacto de la huelga sea distinto según los servicios contratados.
En el caso de las instalaciones privadas, la mayoría de empleados están a nómina del club y únicamente se subcontratan monitores y en ocasiones socorristas. Por este motivo, la huelga apenas a afectado a entidades como la Agrupación Deportiva San Juan, Oberena, Amaya, Anaitasuna o el Club Natación.

El modelo de Pamplona, Zizur, Barañáin y Aranguren

La gestión del complejo deportivo de Aranzadi y el Aquavox de San Jorge le cuesta al Ayuntamiento de Pamplona casi 700.000 euros anuales. Ferrovial Servicios se adjudicó el contrato de Aranzadi y Sedena SL el de San Jorge. En ambos casos, estas empresas gestionan los servicios de portería, socorrismo, mantenimiento, limpieza “y otros”. Los pliegos especifican con gran detalle en cada caso los días de apertura, horarios y tareas del personal. Este mismo modelo siguen otros municipios como Barañáin, Zizur Mayor y Valle de Aranguren. Este último ayuntamiento adjudicó por 354.600 euros a Gesport los servicios de limpieza, conserjería y control de accesos, con subrogación de 20 trabajadores. Del mantenimiento se encargan empleados municipales, motivo por el que el consistorio ha decidido tener las instalaciones abiertas. En Zizur, Sedena se adjudicó el contrato, que termina este año, por unos 750.000 euros anuales, de limpieza, mantenimiento, conserjería y socorristas. En todos estos municipios, hay cláusulas de revisión anual conforme al IPC.

Las consecuencias de la gestión indirecta en el Valle de Egüés

El Ayuntamiento del Valle de Egüés optó por la gestión indirecta para sus complejos deportivos de Sarriguren y Olaz. Así, Gesport se encarga de las instalaciones con todas las consecuencias económicas. Esta empresa volvió a adjudicarse la licitación en 2020, que es similar a un contrato de arrendamiento, con un canon fijo y otro variable que se estima en unos 160.000 euros anuales. La empresa asume todos los gastos, incluida la electricidad y el gas, y también los ingresos por cuotas y tasas. Si el resultado de la explotación es positivo, el 80% del beneficio va al consistorio. Si es negativo, se reduce del beneficio industrial y de los gastos generales. Debido al incremento de la factura energética, el consistorio concedió a Gesport un anticipo a cuenta de los próximos ejercicio. El Ayuntamiento de Berrioplano también ha optado por la gestión indirecta de sus instalaciones en Artica y Berrioplano, pero con diferencias. Así, los gastos de electricidad, gas y el riego de zonas verdes corre a cargo del consistorio. Gesport, la adjudicataria, ha cifrado en 478.000 euros las pérdidas estimadas para todo el año por el incremento de la factura energética.

Berriozar, Noáin (Valle de Elorz) y Orkoien, gestión pública

En las instalaciones deportivas municipales de Berriozar, Noáin (Valle de Elorz) o Artica no han notado las consecuencias de la huelga en el sector de gestión deportiva. El personal que las lleva forma parte de las plantillas o está contratado por las sociedades municipales a las que el ayuntamiento encomendó la tarea. En Berriozar es Berrikilan la que se ocupa del complejo deportivo y de los cursos y actividades. Son en total 54 las personas empleadas. En 2019 firmaron el último convenio, vigente hasta este 2022 y las condiciones se asimilan a las del personal municipal. Los nueves clubes deportivos se ocupan de los diferentes deportes. En Noáin (Valle de Elorz) también es personal de la sociedad, Elortzibar Servicios Deportivos, el que gestiona las instalaciones. En Orkoien es la sociedad Iturgain, a la que se dio esta tarea cuando se dejó atrás la gestión indirecta. Trabajan 25 personas incluidas monitores. Las sociedades tienen sus propios ingresos y gastos y se ocupan de los derivados de los consumos. Las inversiones de mayor calado son del municipio.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora