Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

Mykola corre por los heridos de Ucrania

El responsable de la Comisión de Protección Social de la región ucraniana de Lviv (Leópolis) se propone recorrer 3.400 km en bicicleta desde su país hasta Santiago de Compostela. Pretende recaudar fondos para soldados necesitados de prótesis

Ampliar Apoyado en su bici, Mykola Ishchuk, jefe de la Comisión de Protección Social en Lviv, a mediodía de ayer en la plaza Consistorial.
Apoyado en su bici, Mykola Ishchuk, jefe de la Comisión de Protección Social en Lviv, a mediodía de ayer en la plaza ConsistorialJESÚS GARZARON
Actualizado el 18/10/2022 a las 09:19
La batalla se libra a 2.800 kilómetros del lugar donde puso el lunes pie en tierra Mykola Ishchuk. Aunque a distancia, el eco de los misiles lanzados por Rusia sobre su país, Ucrania, resuena en su interior como un estampido que remueve sus entrañas y mueve sus piernas en un periplo de sensibilización y recaudación de fondos por una causa noble. Después de recibir la bienvenida del alcalde de Pamplona, Enrique Maya, con el perceptivo pañuelo rojo de Sanfermines, dio razón del desafío personal iniciado en bicicleta en Ucrania el 30 de septiembre y que prevé finalizar este sábado en Santiago de Compostela. “Cada camino tiene su meta”. La sentencia filosófica se mide en un horizonte de 3.400 kilómetros, a una media de 150 por jornada, y un objetivo sentido y profundo: “Dar a conocer la causa de Ucrania. Es importante decir que cada ucraniano está trabajando en su frente. Está haciendo todo lo que depende de él. Es importante que la gente conozca de primera mano lo que está pasando ahora”. La sensibilización ciudadana que empuja su pedalada se topó a su paso por Francia con una respuesta de incomprensión: “Escuché que está restringiendo la democracia. Nosotros estamos dando nuestras vidas para tener libertad y democracia”.
Encara el itinerario también por convicciones religiosas. “Estoy haciendo mi propio Camino de Santiago que pasa por 7 países. El camino de Santiago está pavimentado por todos los países europeos y el corazón de cada uno”, aprecia.
Hay una tercera razón más tangible en su gesta. Tiene el propósito de recaudar fondos para el hospital militar de Lviv, a través de donativos particulares y de instituciones. Médico de profesión de 47 años de edad, Mykola Ishchuk es Jefe de la Comisión de Protección Social, Derechos Infantiles, Derechos Humanos y de personas combatientes en el Consejo Regional de Lviv. “Necesitamos dinero - dice- para prótesis para militares heridos en Leópolis. Mucha gente joven ha perdido sus extremidades en la guerra. Y nosotros, los voluntarios, estamos obligados a apoyarles. El país está gastando mucho dinero en la guerra”.
En cada escala y sobre la bicicleta recupera fuerzas con una base nutritiva medida y austera. “Por compromiso religioso y por Ucrania”, renuncia a “café, té y carne”.
EL ESPÍRITU DE UCRANIA
Cuenta en su odisea con el apoyo de la Administración Militar Regional de Lviv, el Consejo Regional, la Fundación Con un ángel en el hombro y el Hospital de Lviv. Le acompañan el conductor del vehículo de apoyo y un mecánico de bicicletas. En su tramo por Navarra, derriba el muro del idioma con el apoyo de Nadiya Sohor y su hija, Elena, residentes en la Cuenca de Pamplona. Resiste como Ucrania: “La lucha desinteresada de los ucranianos inspira al mundo entero porque esta guerra es por la defensa de la justicia, por los valores humanos, por la propia dignidad y libertad..”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora