Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Movilidad

Locura de normas para bicis y patinetes

Lanzan una campaña para denunciar la incongruencia normativa a la hora de desplazarse entre municipios en bicicleta o VMP

Ampliar Un usuario de patiente circulando por Paseo de Sarasate
Un usuario de patiente circulando por Paseo de Sarasatearchivo
Actualizado el 30/09/2022 a las 22:08
Movilidad sostenible, sí. ¿Motivos? Los evidentes: mejorar la calidad de vida de las ciudades y aportar ese necesario granito de arena para que la contaminación deje de ser tan agresiva con el devenir del cambio climático. Dicho esto, para lograr el objetivo puede que haya que tener en cuenta que no siempre resulta sencillo sumarse al ‘eco-tren’.
Las normas que plantean las diferentes administraciones juegan un papel fundamental a la hora de marcar la hoja de ruta a seguir para aquellos que se lanzan a la piscina en el uso de bicicletas y vehículos de movilidad personal, patinetes en su mayoría. Es precisamente esta falta de congruencia la que denuncia estos días el experto Xabier Aquerreta, a través de las redes sociales y bajo la etiqueta @nohay2 iguales. “¿Se imaginan que a la hora de conducir un coche, cada municipio marcara sus reglas?”, plantea.
EJEMPLOS VARIOS
Y como muestra un botón. Entre las denuncias ya interpuestas, Aquerreta hace referencia a la edad mínima requerida para circular en patinete. Mientras que en Barañáin, Burlada, Valle de Egüés o Villava la norma no especifica años, Pamplona y Zizur exigen 14; y un año más, 15, para desplazarse por Ansoáin.
Asimismo, este experto en movilidad también arremete contra la directriz que prohíbe a las bicicletas circular por las aceras. No por el reglamento en sí, que es regla general, sino por las múltiples excepciones, que no hacen sino liar a los ciclistas. “En Pamplona existen aceras autorizadas (Beloso es un ejemplo de ello); en Sarriguren y Berriozar hay aceras con banda señalizada que también lo aceptan; en Villava se permite el tránsito por cualquier acera y en Barañáin se prohíbe totalmente”, desglosa.
Pero todo este totum revolutum no es único. Xabier Aquerreta habla de la posibilidad de poder llevar a los niños en un remolque para bicicletas y, de este modo, prescindir del coche. Pero entonces, dice, brotan las normas restrictivas de Burlada y Barañáin. De locos. Finalmente, otro de los puntos conflictivos se localiza en los pasos de cebra para ciclistas. Pese a ser específicos para el tránsito de bicis, las normas vuelven a cambiar entre localidades de la Comarca.
Así las cosas, Aquerreta cuenta que en la capital se pide a los usuarios pedalear a la velocidad de los peatones; mientras que en Sarriguren, Villava y Huarte las directrices indican que el ciclista debe parar, echar el pie a tierra y después pedalear. En Barañáin, sin embargo, se le ofrece plena prioridad. “Quiero evidenciar este llamativo laberinto de normas estúpidas y contradictorias que existen para moverse en bicicleta y VMP por la comarca de Pamplona. No hay dos ayuntamientos con la misma normativa y no puede ser”, esgrime.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora