Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ayuntamiento de Pamplona

El pleno rechaza las agresiones de Curia con cuatro textos diferentes

Los cuatro grupos municipales presentan otras tantas iniciativas, todas aprobadas, en un debate que se prolongó casi una hora y media

Ampliar Ana Elizalde (NA+) muestra una foto de Asiron en la calle Curia durante el pleno de ayer
Ana Elizalde (NA+) muestra una foto de Asiron en la calle Curia durante el pleno de ayerJesús M. Garzaron
Publicado el 10/09/2022 a las 06:00
Casi una hora y media de debate con cuatro relatos diferentes de un mismo y triste hecho: las agresiones verbales y físicas que se produjeron en la calle Curia durante la procesión del 7 de julio. Los cuatro grupos municipales -NA+, EH Bildu, PSN y Geroa Bai- presentaron sendas iniciativas para “condenar”, en el caso de NA+, “rechazar” en el caso de EH Bildu y “rechazar y/o condenar”, en el de PSN y Geroa Bai, lo ocurrido al final de la procesión. Tres policías resultaron heridos, uno de ellos con la nariz rota, con escenas de una enorme tensión, vasos y bebidas volando, y gritos y gestos de un odio poco comprensible.
Las cuatro declaraciones salieron adelante. El PSN y Geroa Bai votaron a favor de todos los textos, mientras que EH Bildu votó en contra de la iniciativa de NA+ y a favor de las de los otros dos grupos de la oposición, después de dos autoenmiendas -de PSN y Geroa Bai-, que añadieron una letra al texto original: el “o” de “rechazar y/o condenar”. Los concejales NA+ solo secundaron su propia declaración y votaron en contra del resto. Tanto PSN como NA+ incluyeron sendas condenas a la presunta agresión a los miembros de la peña Mutilzarra el 14 de julio “por el mero hecho de llevar en la pancarta la bandera de Navarra”, según el texto de NA+.
Y si sobre el papel se resolvían los apoyos con matices léxicos, el largo debate deparó enconadas diatribas. Ana Elizalde, única oradora de NA+ en este punto, relacionó a los agresores de la calle Curia con EH Bildu. “Ya vale de relatos torticeros. Aquí lo único que ocurrió es que personas vinculadas a ustedes, a las que saludaban y chocaban la mano, se dedicaron a agredir, a escupir, a lanzar vasos al alcalde, a concejales de NA+ y del PSN y al Cabildo catedralicio, y a proferir gritos contra UPN. Al punto, de herir a tres policías y romper la nariz de uno de ellos”, increpó a la bancada de EH Bildu.
Para la teniente de alcalde de Maya, “la violencia no es nueva”. Recordó otro triste episodio de los Sanfermines de 2019, cuando el intento de desplegar una ikurriña en un balcón consistorial durante el chupinazo, terminó en una trifulca y la condena al entonces concejal de EH Bildu, Joxe Abaurrea, “por cinco delitos de agresión”. El edil abertzale se vio obligado a dimitir de su cargo. Elizalde también recordó las “manifestaciones a favor del etarra asesino de Tomás Caballero”.
Joseba Asiron (EH Bildu) dedicó buena parte de sus intervenciones a desmentir el relato de NA+, cargado, según dijo, de “mentiras y manipulaciones”. El portavoz de la coalición abertzale aseguró que se reafirmaba en lo declarado los días 6, 7 y 8 de julio con tres ideas básicas: “Disgusto por los incidentes, rechazo a las agresiones y solidaridad con los agredidos”. “Rechazamos cualquier uso de la violencia, también en la procesión, en la plaza de toros y donde sea”, afirmó. Asiron calificó de “campañita” la difusión de una imagen suya en la procesión en la que aparece sonriendo, que consideró “descontextualizada”. “¿Va a aportar una foto en la que se me vea mirar una agresión y reírme?”, preguntó a NA+.
LA UNIDAD IMPOSIBLE
Maite Esporrín, portavoz del PSN, trasladó al resto de concejales su vivencia personal en la calle Curia. “Fue muy duro. Es lamentable el estado en el que llegamos, llenos de cerveza. Fue una humillación que no tenemos por qué padecer. No se corresponde con la realidad de Pamplona. Y esto no se arregla con una declaración. Tenemos que trabajar todos los grupos para que no se vuelva a producir, lograr el apoyo de la ciudadanía, de los colectivos, de las peñas…”, sugirió. La concejala socialista pidió, antes de las votaciones, la unidad de la Corporación, algo que, a la postre, se demostró imposible.
Desde Geroa Bai, Patxi Leuza reiteró la condena de su grupo a las agresiones y se mostró solidario con los objetivos de las agresiones en Curia, los ediles NA+, PSN y el Cabildo. “Es un ataque a la Corporación y nosotros nos sentimos igual de atacados”, señaló. Leuza apeló a “la unidad de todos los grupos municipales hasta el final” para evitar que se repita otro episodio de violencia en la procesión. Consideró asimismo que no se va a arreglar “con condenas y medidas policiales”. Las votaciones finales demostraron, una vez más, la falta de consenso.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE