Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Medio ambiente

Burlada se dota de un plan de acción para mitigar el cambio climático

El municipio buscará reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 % como mínimo de aquí a 2030

Ampliar Riada de diciembre en Burlada, que se teme sean más frecuentes
Riada de diciembre en Burlada, que se teme sean más frecuentesEDUARDO BUXENS
Publicado el 02/09/2022 a las 06:00
En Burlada quieren que la lucha para mitigar los efectos del cambio climático no sea únicamente una “carta de buenas intenciones”, por lo que han trazado un plan que como objetivo concreto busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un mínimo de un 40% hasta 2023. Un protocolo de actuaciones que se comenzó a gestar en febrero de 2020 con la adhesión de Burlada a la iniciativa del Pacto de Alcaldías. La iniciativa, que financia al completo el Ejecutivo foral y de la que forman parte más de un centenar de municipios navarros, compromete a los gobiernos locales a esta disminución de los gases de efecto invernadero, así como a luchar contra la pobreza energética.
Para la elaboración del llamado Plan para el Clima y la Energía Sostenible (PACES), Burlada se unió a Villava y delegó su redacción en Nasuvinsa y, dentro del organigrama de la sociedad pública de suelo, en la Agencia Navarra de Sostenibilidad, Lursarea. Ambas entidades públicas se han encargado de los trabajos técnicos y de la participación ciudadana de manera coordinada con el personal municipal de Burlada y Villava.
El resultado comprende un diagnóstico, un plan de acción, y un sistema de monitoreo y evaluación. Además, también recoge anexos sobre fuentes de financiación, inventario de consumos y emisiones de 2005 y 2019, informe de consumos municipales del 2019, o fichas de vulnerabilidad y riesgos entre otra documentación.
OCHO LÍNEAS DE ACTUACIÓN
El plan de acción se ha concretado en Burlada en ocho líneas de intervención: Acción climática desde la Administración. Eficiencia energética y energía renovable. Movilidad sostenible y cero emisiones. Urbanismo adaptado al cambio climático. Prevención y gestión de residuos e impulso de la economía circular. Medio natural, agricultura, ganadería y sector forestal. Gestión integral del agua. Prevención de enfermedades y efectos sobre la salud relacionados con el cambio climático.
De esta batería de actuaciones, en el capítulo dedicado al río, Burlada ya se ha dotado también de un plan para en el caso de recrecida minimizar los efectos como lo ocurrido el pasado 10 de diciembre. De hecho, Burlada se enmarca dentro de las 25 áreas con riesgo potencial significativo de inundación en la Comunidad foral y que -según un informe del cambio climático que tiene muy en cuenta la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)- serán cada vez más frecuentes.
Tras la riada, se tramitaron 1.800 expedientes de particulares con una estimación en daños en 8 millones. Y no es la suma total, porque, se advirtió desde el equipo de gobierno que dirige Ana Góngora (NA+) había que añadir otros cuatro en desperfectos ocasiones en dotaciones públicas, como las piscinas o el palacete municipal.
Todo ello llevó a la aprobación de un nuevo plan de prevención de inundaciones que, entre otras medidas, contempla reforzar motas o despejar zonas inundables, como el Soto, de donde desaparece el centro público de cero a tres años de titularidad foral que se trasladará a un nuevo inmueble en el barrio de Mendillorri.
Junto a Villava y Burlada, los primeros ayuntamientos de la comarca que han aprobado este tipo de planes, que requieren del visto bueno del pleno municipal, han sido Ansoáin, Berriozar y Valle de Egüés.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE