Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Berriozar

Vecinos de Paz acusan a Chivite de "traición" y le piden que deje a Bildu

En el acto de homenaje al subteniene Casanova, asesinado por ETA hace 22 años, y en el que el vicepresidente Remírez rechazó hacer valoraciones

Ampliar La viuda y los hijos de Francisco Casanova no han faltado al homenaje
Desde la izquierda, en primera fila, Rosalía Saiz-Aja, viuda de Francisco Casanova, y sus hijos Javier y Laura; Enrique Maya (alcalde de Pamplona), Yolanda Ibáñez y Alberto Catalán (UPN), y los consejeros socialistas del Gobierno Carlos Gimeno, Bernardo Ciriza y Javier RemírezEduardo Buxens
Actualizado el 10/08/2022 a las 10:48
Después de dos años sin poder celebrarse por la pandemia el homenaje al subteniente del ejército Francisco Casanova, asesinado por ETA en Berriozar hace 22 años, este martes se recuperó un acto de memoria en el que tampoco faltó la crítica y la tensión con los miembros del Gobierno que asistieron.
En ausencia de la presidenta Chivite, que asistió a un a reunión en Madrid, fue el vicepresidente Javier Remírez quien asumió la máxima representación del Ejecutivo y estuvo arropado por los consejeros socialistas Carlos Gimeno, Bernardo Ciriza y Elma Saiz. A todos ellos les tocó escuchar las duras críticas que contenía el discurso de Vecinos de Paz, asociación que organiza el homenaje, hacia los Gobiernos de Pedro Sánchez y María Chivite. En palabras de la portavoz de la Asociación, Maribel Vals, en la actualidad se viven tiempos difíciles, debido “a un empeño infame de pasar página y olvidar a quienes perdieron la vida por la libertad de todos, por España”.
“Sánchez y Chivite se encuentran rendidos a Bildu, los representantes de la ETA en las instituciones”, continuó Vals ante los representantes del Gobierno de Navarra, para acusar posteriormente al PSOE y al PSN de “alta traición a España” por llegar a acuerdos con EH Bildu, “algo que nunca tenía que haber ocurrido”.
Por este motivo, la portavoz de Vecinos de Paz, exigió a la presidenta Chivite que “deje a Bildu”. También hubo críticas a las políticas de acercamiento de presos al País Vasco y Navarra ya que, a su juicio, pueden ser “pasos para la amnistía”, así como para la recién aprobada Ley de Memoria Histórica en el Congreso con el apoyo de independentistas y de EH Bildu. “No se nombra en ella ni una sola vez a ETA ni a sus víctimas. Es la rendición total ante la ETA, una de las mayores ignominias para con las víctimas. Es hacer gárgaras con su sangre”, sostuvo.
El delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, presente en el acto, también tuvo que escuchar la crítica de los organizadores del homenaje a Casanova “por no prohibir los ongi etorris” y “mirar hacia otro lado”.
La viuda de Francisco Casanova, Rosalía Saiz-Aja, estuvo acompañada en el homenaje por sus dos hijos, Javier y Laura, y agradeció la asistencia a los presentes, aunque recriminó a los políticos ser “casi todos unos chaqueta vueltas”. Requerido por este periódico al finalizar el acto para realizar una valoración política, Javier Remírez rehusó hacer ningún tipo de declaración.
Además de los socialistas citados, estuvieron presentes, entre otros, Enrique Maya; el senador de UPN Alberto Catalán; varios parlamentarios de este grupo y el diputado Sergio Sayas, expulsado de UPN. Por el Partido Popular acudieron la concejal de Pamplona Carmen Alba, Amelia Salanueva y el parlamentario Javier García.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE