Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Proyecto 'Vacaciones en Paz'

Navarra acoge a niños saharauis

Tras dos años de pandemia, el proyecto 'Vacaciones en Paz' de la Asociación Navarra de Amigos del Sáhara retoma su actividad para acoger a 63 niños y niñas saharauis durante el verano

Ampliar Los niños saharauis junto a sus familias de acogida en el ayuntamiento
Los niños saharauis junto a sus familias de acogida en el ayuntamientoJ.A. GOÑI
  • Ainhoa Briceno
Publicado el 02/08/2022 a las 06:00
El conflicto del Sáhara Occidental continúa y arrastra ya 47 años. Ante la situación de peligro y las temperaturas extremas, la Asociación Navarra de Amigos del Sáhara (ANAS) puso en marcha el proyecto ‘Vacaciones en Paz’, por el que niños y niñas saharauis tuvieran la oportunidad de pasar el verano alejados de la guerra en casas de acogida en Pamplona. Una iniciativa que tuvo que suspenderse por la pandemia, pero que vuelve tras dos años para dar voz a la situación de este pueblo y las duras condiciones en las que viven.
El alcalde de Pamplona, Enrique Maya y la corporación municipal han recibido este lunes en el ayuntamiento a una representación de los 63 niños acogidos, junto a sus familias y otros representantes institucionales que han hecho posible el proyecto.
A 60 GRADOS Y EN GUERRA
En el acto ha estado presente Carol García, de la ANAS. Según ha explicado, las temperaturas en el Sáhara durante el verano alcanzan los 60 grados, lo que junto al ambiente de guerra, hace imposible que los más pequeños puedan disfrutar de las vacaciones. “Sacarlos este año era muy importante y darles lo que es en realidad nuestro proyecto, esa tranquilidad y calma”, ha dicho García emocionada. Además muchas de las familias de los pequeños se encuentran en el frente luchando, en una situación crítica. Durante su intervención García pidió que no se deje de lado el conflicto del Sáhara ante la aparición de otras guerras, en referencia a la crisis ucraniana.
La estancia será de 1 mes y 10 días a diferencia de los 2 meses habituales. Algunos de los niños y niñas que han viajado lo hacen también por motivos médicos, ya que tienen discapacidad u otras enfermedades de corazón o problemas respiratorios.
Junto a las familias, también les ha acompañado el delegado del pueblo saharaui, Lehebib Breika, quien ha querido reivindicar su causa y agradecer al ayuntamiento su solidaridad. “La solución para los refugiados saharauis es volver a su tierra con la cabeza alta. Pero antes es importante preocuparse por su situación humanitaria y el ayuntamiento de Pamplona siempre ha jugado ese papel”, ha señalado.
TODA UNA VIDA AYUDANDO
Erika García es una de las navarras que ha abierto su hogar para ayudar a los niños refugiados. Sus padres ya lo hacían cuando era pequeña y ahora que es independiente no ha dudado en seguir colaborando. Como ha detallado, la tramitación es sencilla y no se ha visto afectada por el cambio de postura del Gobierno acerca del conflicto.
Tras la recepción de los niños y las familias, la corporación municipal ha obsequiado a los niños con un detalle. El alcalde de Pamplona, Enrique Maya ha valorado como “positiva” esta iniciativa, ya que “aunque sea en un espacio de tiempo limitado, ayudáis a que estos niños y niñas puedan salir de su entorno y conocer otras culturas y formas de vida”, ha declarado dirigiéndose a las familias de acogida.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE