Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Iglesia Católica

La catedral de Pamplona se llena en la misa solemne de la Inmaculada

Por segundo año consecutivo los infanticos no bailaron Los Seises

Ampliar Los bancos ocupados y gente de pie en los laterales durante la misa de la Inmaculada en la catedral
Los bancos ocupados y gente de pie en los laterales durante la misa de la Inmaculada en la catedralCORDOVILLA
Actualizado el 08/12/2021 a las 21:53
La catedral de Pamplona acogió este miércoles la misa solemne de la festividad de la Inmaculada, presidida por el arzobispo Francisco Pérez. Los bancos del templo se llenaron y hubo personas de pie en los pasillos laterales. En su homilía, don Francisco animó a los jóvenes a “no tener miedo a hacer la voluntad de Dios”. Al término de la ceremonia se anunció que el arzobispo viajará la próxima semana a Roma para mantener el encuentro ad limina con el Papa.
Vídeo con fuegos artificiales por el día de la Inmaculada en Pamplona en la Iglesia de San LorenzoCEDIDO
Este año, como ya ocurrió en 2020, los infanticos no bailaron Los Seises, tradición recuperada en 2001. La pandemia les ha impedido preparar la coreografía del Salve oh Virgen de Hilarión Eslava. La parte musical corrió a cargo de la Capilla de Música de la Catedral, dirigida por Aurelio Sagaseta y con Julián Ayesa al órgano. Esta agrupación mantuvo la tradición de interpretar los motetes Tota Pulchra es de Michael Navarrus (maestro de capilla del siglo XVII) y de Pascual Aldave. Sagaseta recordó que el día de la Inmaculada de 2007 la Capilla cantó el Tota Pulchra de Navarrus en la ofrenda floral en la plaza de España de Roma y que fueron saludados por el papa Benedicto XVI.
Francisco Pérez centró su homilía en las figuras de Adán y Eva y en “la nueva Eva, la Virgen María”. “Adán y Eva se dejaron llevar por la serpiente y desobedecieron a Dios. Y se sintieron solos, acomplejados, tristes y se ocultaron. Por contra, la Virgen María no se esconde, se turba ante el anuncio del arcángel pero confía y por eso recordamos su gozo”, expresó el arzobispo, que interpeló a los feligreses: “¿Dónde estamos más cómodos? ¿Cuando nos ocultamos de Dios o cuando nos ponemos en disposición, sabiendo que él conoce nuestras debilidades? Esa es la auténtica libertad”, concluyó.
PETICIÓN POR LA PALMA
El arzobispo animó a los presentes a vivir el Adviento con ese espíritu. “Aquí estáis muchos jóvenes. Preguntadle a Dios ‘qué quieres de mí’ y decidle con generosidad ‘aquí estoy para hacer tu voluntad’, encontrad vuestro camino y seguidlo”, expresó. Francisco Pérez tuvo una petición especial por los habitantes de la isla de La Palma y recordó que Cáritas “está ahí presente para ayudar a los que han perdido su hogar”. La ceremonia estuvo copresidida por el deán, Carlos Ayerra, y sacerdotes de la Universidad de Navarra que estos días han dirigido la Novena a la Inmaculada.
La ceremonia concluyó con la bendición solemne. Francisco Pérez anunció entonces que la próxima semana viajará a Roma y se encontrará con el papa Francisco en la visita Ad limina. Se trata de un encuentro que los obispos realizan cada cinco años para rendir cuentas. Acudirá con los obispos de las provincias eclesiásticas de Santiago, Oviedo, Valladolid, Zaragoza y Pamplona. La última visita ad limina de Francisco Pérez fue en 2014. Este nuevo encuentro se produce en medio de dos importantes novedades en la diócesis. El obispo auxiliar, Juan Antonio Aznárez, ha sido nombrado obispo castrense y don Francisco debe presentar su renuncia el 13 de enero al cumplir 75 años, aunque previsiblemente seguirá al frente de la diócesis un tiempo.
volver arriba

Activar Notificaciones