Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona, a pie de calle

Coffing inaugura su segunda cafetería en el Ensanche

Su dueño, Manuel Spucches, destaca la mayor oferta gastronómica "sin descuidar el café de especialidad"

Manuel Spucches, en el centro, con el equipo del Coffing de la calle Amaya
Manuel Spucches, en el centro, con el equipo del Coffing de la calle AmayaPEDRO GÓMEZ
Publicado el 25/11/2021 a las 19:23
Coffing ha abierto este 25 de noviembre su nueva cafetería en la calle Amaya número 2b, en el Ensanche de Pamplona. El café de especialidad sigue siendo el protagonista, pero crece la oferta gastronómica, con platos “sanos e internacionales”, explica Manuel Spucches, su dueño. “Este local es más grande que el de la calle de Castillo de Maya y además tiene cocina, así que podemos hacer platos más elaborados y dar un mejor y más variado servicio”, señala este argentino de 38 años, afincado en Navarra desde que tenía 19.
Este segundo Coffing ocupa el local de la antigua tienda de moda Piedad. “La apertura se ha ido retrasando porque hemos sufrido el problema global de la falta de suministros. Todavía nos faltan lámparas, menaje y parte de la decoración, pero no queríamos retrasar más la inauguración”, comenta este hostelero. Con lo que sí cuenta, “porque es fundamental”, es con la máquina de café expresso Marzocco, “la Ferrari de las cafeteras, con tres grupos para servir los cafés con mayor rapidez”, comenta Spucches.
Entre las novedades de la carta, destacan las tostadas de hummus, el sándwich de pastrani, el de queso al grill, las tortitas, la tostada francesa, los bowls de yogur y frutas y los huevos benedictinos a baja temperatura. No dejan de lado los bizcochos y tartas. “No somos un restaurante pero vamos a estar abiertos al mediodía para dar servicio a trabajadores de la zona. También repartimos a domicilio cajas con dulce y salado”, comenta Spucches. Destaca que lo más importante ha sido formar “un buen equipo”. “Hemos duplicado la plantilla. Ahora somos 15 personas. Para nosotros es una nueva etapa que afrontamos con miedo pero con mucha ilusión”, apunta.
volver arriba

Activar Notificaciones