Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Movilidad

Fin del trazado del carril bici entre el centro y la Rochapea

A falta de algo de pintura, el consistorio da por concluido el vial ciclista entre Marcelo Celayeta y Virrey Armendáriz

El nuevo vial ya está en funcionamiento
El nuevo vial ya está en funcionamientoEduardo Buxens
Publicado el 12/11/2021 a las 06:00
Suma y sigue. La extensión de carriles bici en Pamplona acaba de añadir una nueva distancia a su mochila en favor de una red ciclista conectada entre distintos sectores de la ciudad. Y lo acaba de hacer en el barrio de la Rochapea, donde el área de Movilidad da por concluida la ampliación del trazado de un vial ciclista en la calle Bernardino Tirapu. Con este paso y a falta de pequeños remates de pintura, el consistorio culmina un recorrido que vertebra la zona con un eje norte/sur desde el corazón de la ciudad hasta el mismo límite del término municipal.
Como se recordará, el carril bici finalizaba en el cruce con la avenida de Marcelo Celayeta, terminando ahora en la plaza del Virrey Armendáriz, a las puertas de poder conectar con la vía ciclista internacional ‘Eurovelo 1’, lo que acondicionaría su entrada a la ciudad. En cuanto a su ejecución, el vial, que también es bidireccional, cumple con las dimensiones estándar que especifica la Ordenanza (2,50 metros más 0,90 o 0,50 de protección, según exista aparcamiento contiguo o no) discurriendo por el margen derecho en sentido norte.
HÁBITO ADQUIRIDO
Siguiendo con el detalle, el nuevo trazado ha supuesto la eliminación de uno de los dos carriles en el tramo entre Marcelo Celayeta y la calle Ciudad de Sueca, así como la modificación de las plazas de aparcamiento en batería a estacionamiento en línea. Tampoco podemos olvidar que otro de los pilares de la actuación se cernía sobre un nuevo paso de peatones entre el cruce con la calle Oronz y el paseo de Anelier. “Se satisface, de esta forma, una demanda recurrente del barrio que consolidará y dotará de seguridad el hábito adquirido de cruzar hasta el momento por una zona que no está acondicionada, pero que acorta el trayecto hasta Anelier”, especificó el consistorio. De este modo, cuando ya se ven ciclistas por la zona, el calmado de tráfico parece que será patente.
volver arriba

Activar Notificaciones