Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Concierto en la cárcel

La Pamplonesa lleva la música sanferminera a la prisión de Pamplona

Internos e internas disfrutaron del repertorio y de las explicaciones que les dio Jesús Garisoain

Ampliar Internos e internas, animados por Jesús Gariosain, siguieron con palmas buena parte del repertorio sanferminero que interpretó La Pamplonesa
Internos e internas, animados por Jesús Gariosain, siguieron con palmas buena parte del repertorio sanferminero que interpretó La Pamplonesajosé carlos cordovilla
Publicado el 31/10/2021 a las 06:00
La música que se escuchó ayer en la prisión de Pamplona provocó más de una emoción entre las personas que se dieron cita en el salón de actos. También suscitó cierta nostalgia por los Sanfermines suspendidos a causa de la pandemia y mucha ilusión ante las fiestas del año que viene. Pero, sobre todo, provocó que el silencio previo al concierto diera paso al bullicio y los aplausos cuando los músicos de La Pamplonesa salieron al escenario.
Medio centenar de internos e internas disfrutaron de la actuación que estaba programada para el 14 de julio, pero que tuvo que posponerse porque uno de los músicos dio positivo en covid-19. Y aunque ayer no era julio, la banda hizo un guiño a la música sanferminera con un repertorio que recorrió los distintos momentos de la fiesta en los que la música de La Pamplonesa es imprescindible.
El concierto comenzó a las diez y media de la mañana y la primera sorpresa con la que se encontraron los músicos fue el recibimiento. Desde el escenario pudieron leer “Bienvenidos La Pamplonesa”, una frase que los internos e internas elaboraron con letras de cartulinas de colores y colocaron en una de las paredes junto a varias fotografías de la banda en distintos momentos de los Sanfermines, además de una imagen de una visita que La Pamplonesa realizó a la antigua prisión cuando el director era Ricardo García Cerdá.
REPERTORIO Y PALMAS
La banda no estuvo al completo debido al espacio del escenario y los dos metros de distancia de seguridad que deben guardar los músicos en el escenario. La formación actuó con 28 músicos, bajo la dirección de Jesús Garisoain, quien saludó a los internos e internas y les animó a disfrutar del concierto. “Vamos a intentar haceros pasar un buen rato esta mañana. Haremos un recorrido por el repertorio sanferminero, lo que significa música alegre y divertida. Eso es lo que queremos, que el concierto os alegre la mañana”.
La conexión de La Pamplonesa con los internos e internas fue rápida y los aplausos iniciales pronto se convirtieron en palmas, “bravos” y silbidos que acompañaron las interpretaciones. Jesús Garisoain fue explicando desde el principio los momentos a los que correspondían las partituras que iban a tocar. Y los primeros compases fueron para dos canciones que se interpretan el 6 de julio en el pasacalles de la Plaza Consistorial.
El siguiente bloque estuvo dedicado a las marchas procesionales que se escuchan en la procesión de San Fermín y en la Octava. “Es una música diferente, más reposada la que se toca en las procesiones, aunque la última que programamos cada 7 de julio es la más rápida y movida, para que la gente se vaya marchando. Todo tiene su estrategia”, bromeó el director, que también les explicó como Deva, una pieza de Pablo Solozábal se fue incorporando en el repertorio de la Octava hasta convertirse en un “clásico” del 14 de julio. Fue precisamente esta marcha la que más animó a los asistentes que la siguieron con palmas y ritmo desde las sillas.
El concierto llegó a la música que anima las tardes de feria en la plaza de toros y se escucharon pasodobles toreros, para continuar con los ritmos que acompañan el paseo de mulillas y terminar con jotas y dianas. “Hemos vivido el momento con un repertorio popular, conocido y alegre. Se trataba de hacer un concierto muy fácil y agradable de escuchar”, indicó el director.
ACTIVIDADES CULTURALES
Jesús Garisoain reconoció que La Pamplonesa tenía ilusión por actuar en el centro penitenciario y recuperar una cita que durante muchos años mantuvo la entidad. “En sus años de historia, la banda ha actuado muchas veces en la prisión, pero igual han pasado 25 ó 30 años desde la última vez. Venir de nuevo es emotivo y nos recuerda también esa labor social que tiene La Pamplonesa”.
Esa animación que transmite la música popular se dejó sentir en los internos e internas que siguieron el concierto con interés, escucharon las explicaciones del repertorio y colaboraron con los músicos para que el concierto fuera participativo. “Poder llegar a los lugares y personas a las que no es fácil acceder es importante, al igual que acercarles actividades culturales a las que no tienen acceso. Cualquier cosa que les saque de la rutina, les anime y les rompa la monotonía a los internos e internas es un aliciente”.
La actuación de La Pamplonesa se enmarca en el programa de actividades culturales que organiza el Área de Tratamiento y que, en el apartado musical, ha llevado a la prisión a Enrique Villarreal, El Drogas, y grupos de rock, así como a la AGAO y la Orquesta Sinfónica de Navarra. Las próximas citas serán con Los Tenampas en el mes de noviembre y Chuchín Ibáñez en diciembre. Una vez decididas las actuaciones, la programación se presenta en el módulo de enfermería y los internos e internas se apuntan de forma voluntaria a las propuestas que quieren.
Marta Miñana, subdirectora del Área de Tratamiento, valoró las propuestas culturales, al igual que las actividades educacionales, formativas y profesionales, ocupacionales y terapéuticas que se programan en la prisión. “La pandemia ha sido muy dura, se han pasado momentos complicados y alegra poder retomar el ritmo otra vez. Todo lo que sea hacer actividades, darles acceso a cosas que no conocen o no han visto nunca, es bueno para los internos e internas. Además, son muy receptivos a lo que se organiza”.
volver arriba

Activar Notificaciones