Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Subvenciones

Pamplona logra 5 millones de euros de subvención de Europa para convertir la Rochapea en un distrito verde

Las actuaciones del proyecto inicialmente se centrarán en el edificio IWER y en dos portales de viviendas de San Pedro

Imagen del edificio Iwer, antigua fábrica de Sedas (Matesa)
Imagen del edificio Iwer, antigua fábrica de Sedas (Matesa)GOÑI
  • Diario de Navarra. Pamplona
Actualizado el 20/10/2021 a las 16:58
Pamplona recibirá alrededor de 5 millones de euros para convertir Rochapea en un distrito verde y llevar a la ciudad a la vanguardia de las energías renovables en Europa. La financiación proviene de ‘Horizon 2020 – Green Deal Call - Edificios eficientes en energía y recursos’, un programa de la Comisión Europea que se centra en desarrollar el Pacto Verde Europeo. La ciudad es uno de los tres socios internacionales y la destinataria de la parte española del proyecto europeo OPEN LAB.
Esta mañana el alcalde de Pamplona, Enrique Maya y Rufino Hernández, profesor investigador y catedrático del Departamento de Arquitectura de la UPV/EHU y socio fundador de Alonso Hernández & Asociados Arquitectura S.L. (AH). han presentado el proyecto oPEN Lab “Open innovation living labs for Positive Energy Neighbourhoods”, cuya ejecución comenzará en otoño de 2021 y se extenderá durante cuatro años y medio. Las actuaciones se centrarán en el entorno del edificio IWER (antigua MATESA) y en 12 viviendas de alquiler social de San Pedro. Se trata de aplicar técnicas innovadoras de rehabilitación energética en estos edificios y realizar una gran instalación de energía fotovoltaica que suministre electricidad, tanto a esos edificios, como al conjunto del barrio, mediante la creación de una comunidad energética.
OPEN LAB busca que se identifiquen paquetes de soluciones replicables y comercialmente viables que permitan crear barrios que produzcan más energía de la que consumen (“Vecindario de energía positiva”). Deben ser vecindarios en contextos urbanos que estén integrados en un sistema energético local como un centro activo de micro-energía. España, por requerimiento de las bases del programa, se presentaba junto a otros dos países con demostradores: Bélgica y Estonia. Los presupuestos del equipo ascienden a unos 20 millones de euros, de los cuales cerca de 5 millones de euros son para España y se destinarán directamente a actuaciones en Pamplona. En concreto, las acciones que llevará a cabo el Consistorio contarán con una aportación de 1.217.205 euros, subvencionados al 100% por la Comisión Europea.
El Ayuntamiento de Pamplona trabajará con el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER), referente a nivel internacional con una amplia experiencia en proyectos de investigación y los equipos de investigación de la UPV/EHU, con la coordinación local de Alonso Hernández & Asociados Arquitectura S.L., empresa de arquitectura e ingeniería que, junto con Obras Especiales Edificación e Infraestructuras (OBENASA), respaldan el proyecto de renovación de IWER.
PAMPLONA COMO ESPACIO DE EXPERIMENTACIÓN
Pamplona tiene experiencia en ‘Living Labs’, entornos propicios de innovación que operan en escenarios de la vida real, desarrollando nuevas soluciones, productos, servicios e infraestructuras sociales con retroalimentación constante e implicación activa del usuario final. Ahora volverá a convertirse en uno de ellos y, por la propia definición del espacio urbano, en este caso su puesta en marcha se hará mediante una alianza tripartita, pública-privada-ciudadana.
El futuro Distrito Positivo de Energía Verde de la Rochapea engloba iniciativa pública y privada, con acciones sobre el antiguo complejo industrial de MATESA y edificios de viviendas. La experiencia de renovación de un edificio no residencial (IWER), aunada a la complementariedad en consumos de bloques de viviendas del Grupo San Pedro supondrán el germen de un barrio de energía positiva gracias a las energías renovables distribuidas y su gestión inteligente. Será la plataforma de ensayo de tecnologías de rehabilitación innovadoras, más allá de las exigencias del marco legal, ofreciendo una reducción en la demanda energética, además de una generación de energía local, limpia y asequible.
El proyecto ‘Distrito Positivo de Energía Verde de la Rochapea’ está alineado con los objetivos de la Estrategia 2030 – Agenda Urbana de Pamplona y con la Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático que el Ayuntamiento está finalizando. La participación en el proyecto OPEN LAB, sumada a otras iniciativas ya en marcha, como el proyecto STARDUST y el Desafío de 100 Ciudades Inteligentes, colocará a Pamplona en el grupo de “Smart cities” europeas que están en la vanguardia de los sistemas inteligentes de rehabilitación, energía sostenible y movilidad. Con este trabajo Pamplona quiere garantizarse una posición destacada en las iniciativas y políticas de rehabilitación urbana de la Unión Europea dentro de la llamada “Renovation Wave” o la iniciativa “Nueva Bauhaus Europea”.
RENOVACIÓN ENERGÉTICA EN SAN PEDRO
Los 1,2 millones de euros del Ayuntamiento de Pamplona se destinarán principalmente a actuaciones de rehabilitación energética innovadora en 12 viviendas sociales de alquiler del grupo de viviendas de San Pedro. Por un lado, se colocarán paneles fotovoltaicos para generar energía renovable, cambiando la cubierta del edificio, así como el aislamiento interior, nuevas instalaciones de climatización y se instalarán dispositivos de acumulación de energía. Por otro, se implantarán técnicas innovadoras de seguimiento y monitorización, tanto de lo relativo al balance energético de las viviendas, como a determinar y mitigar los trastornos ocasionados a los ocupantes y vecinos (ruido, etc.). La propuesta prevé disponer de puntos de recarga para vehículos eléctricos en las inmediaciones de los edificios rehabilitados.
Los edificios del Grupo San Pedro que participen en el proyecto se conectarán física o virtualmente con el complejo de IWER para constituir el germen del Distrito Positivo de Energía Verde, posibilitando los intercambios energéticos y el balance de la red. Con la finalidad de incrementar el potencial de adopción de las soluciones desarrolladas a lo largo del proyecto, los usuarios finales intervendrán activamente en el desarrollo de éstas; específicamente a través de talleres de trabajo organizados por el Ayuntamiento de Pamplona.
El Consistorio pondrá en marcha, además, una oficina energética de barrio que dinamice la creación de una comunidad energética. Asimismo, realizará acciones de sensibilización de la ciudadanía y de entidades asociativas de barrio para conseguir su participación activa y adhesión al proceso de transición energética realizará acciones de Innovación Social y diseminación local del proyecto y participará en las reuniones de trabajo del proyecto.
EL EDIFICIO IWER (ANTIGUA MATESA)
Alonso Hernández & Asociados Arquitectura S.L. (AH), empresa de arquitectura e ingeniería y Obras Especiales Edificación e Infraestructuras S.A. (OBENASA), son quienes respaldan el proyecto de renovación de IWER. Desde el punto de vista estratégico este edificio, que actualmente es soporte de actividades de negocio y que alberga espacios de formación vinculados al acceso a nuevas tecnologías, será una llave para la renovación del barrio de Rochapea.
El proyecto, desde el punto de vista energético, avanzará en esa línea integrando en un primer momento en IWER una planta energética de 900 kWp iniciando la senda hacia un barrio con superávit energético, en un contexto nuevo de economía post-industrial. Sus casi 46.000 m2 de superficie construida (no todos contemplados en el horizonte temporal del proyecto oPEN Lab) estarían también al servicio de la dinamización del barrio, albergando en su interior una zona comercial, un centro de mayores, un centro fitness, un espacio loft y zonas y oficinas destinadas al trabajo profesional. Además, el edificio dispondría de una zona de 10.437 m2 de aparcamiento.
volver arriba

Activar Notificaciones