Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona, a pie de calle

Florentino, nuevo local de empanadas argentinas en el Casco Viejo

"Veía que en ciudades como Madrid y Barcelona está triunfando este tipo de negocios", apunta su dueño, Enrique Cristóbal

El mostrador de empanadas de Florentino, en la calle Espoz y Mina
El mostrador de empanadas de Florentino, en la calle Espoz y MinaDN
Publicado el 22/09/2021 a las 21:00
La moda de las empanadas argentinas crece en Pamplona. Esta semana ha abierto sus puertas Florentino, negocio dedicado en exclusiva a la venta de este producto, para llevar y con reparto a domicilio. El local se encuentra en la calle Espoz y Mina. La iniciativa partió de Enrique Cristóbal, de 30 años, logroñés afincado en Pamplona y con experiencia en la hostelería. "Veía que en ciudades como Madrid y Barcelona han proliferado establecimientos de empanadas y ves a gente comiendo empanadas por la calle o con su bolsa para llevarse a casa", señala.
Enrique Cristóbal ha dedicado estos últimos meses a estudiar el mercado, contactar con proveedores y analizar recetas y variedades. El resultado es una carta con quince tipos de empanadas, entre las que destacan la de ternera criolla y la de chorizo criollo. "Las empanadas de Florentino son artesanas. Las hace un cocinero argentino que trae buena parte de los ingredientes de su país, incluida la harina y la ternera", comenta. Además, ha completado la carta con empanadas dulces y postres típicos, entre ellos los alfajores, y la cerveza Quilmes. "Así la gente puede revivir en sus casas una experiencia puramente argentina", expresa.
Junto a Enrique Cristóbal, atiende el negocio Pablo Valerón, pamplonés de 23 años. "Nuestra aspiración es ampliar y poder abrir un nuevo Florentino en los próximos seis meses en la zona de San Juan e Iturrama. Y si todo va bien, no descartamos montar una franquicia", añade Cristóbal. Para el delivery han llegado a un acuerdo con Glovo. "Una opción es llevarse las empanadas a falta de un toque de horno en casa, para comerlas en perfectas condiciones", señala.
Florentino se suma así a la oferta de empanadas de otros establecimientos de Pamplona. En la calle Pozo Blanco, Saintwich fue de los primeros en ofrecer este producto, en 2015. "Al principio casi todos los clientes eran argentinos afincados en Pamplona", recuerda Iñaki Vidaurreta, su dueño. En 2019 abrió Ayres del Soto, en Lezkairu, gastrobar que incluye las empanadas en su menú. Y en junio de este año, se inauguró en la calle San Miguel la franquicia Mundo Casero, que entre otras platos caseros ofrece empanadas con toque local, como la de chistorra o dulce de membrillo.
volver arriba

Activar Notificaciones