Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Zona azul

El sabotaje llega a los coches con tarjeta de residente en la Txantrea

Policía Municipal ha recibido tres denuncias por rotura de dos lunas y un espejo retrovisor

Uno de los once parquímetros que fue vandalizado ayer en la Txantrea
Uno de los once parquímetros que fue vandalizado ayer en la TxantreaBuxens
Actualizado el 14/09/2021 a las 13:39
La oposición a la puesta en marcha de los aparcamientos en rotación de pago en la Txantrea suma un nuevo capítulo de sabotaje, esta vez a los vehículos con tarjetas de residentes. “¿Puedo, por favor, sacarme la acreditación pero sin que tenga que ponerla visible en la luna delantera del coche?”, preguntó ayer un vecino del barrio al teléfono de Atención al Ciudadano. 
Él había oído rumores de que habían atacado a coches con el distintivo de la Ordenanza de Regulación de Aparcamientos (ORA). Y había oído bien. Policía Municipal ha tramitado tres denuncias, dos por romper el parabrisas y una tercera por dañar el espejo retrovisor
Una oposición violenta que había tenido como objetivo sobre todo los expendedores de tiques que prácticamente todos los días amanecían con pintadas o sus ranuras inutilizadas con silicona. 
También, la víspera del 1 de septiembre, cuando entró en vigor la regulación, aparecieron las plazas de aparcamiento azules y naranjas repintadas de blanco. Y el miércoles, un vigilante de la ORA resultó herido por un perdigonazo en la espalda. Previamente, le habían tirado dos vasos de agua.
Ayer, once expendedores aparecieron con pintura y silicona, los ubicados en las calles Miravalles; Lesaka con Mendigorria; Urrutia; Etxalar con Espronceda; Cendea de Galar; Beriain; Tiebas; Huarte; Berriosuso con Berriozar; Berrioplano con Berriosuso; y Cuenca de Pamplona con Berriosuso.
"ASÍ, NO"
Una situación que no entendía Toni Oreste Ugal. “Yo no comparto para nada la ORA, y apoyo las manifestaciones en contra. ¿Pero pintar? ¿Hacer daño? Así no”, decía este vecino de la Txantrea, cuya pareja se ha sacado la tarjeta de residente. “Yo no tengo coche, así que uno menos a pagar”. 
Este lunes, primer día de sanciones tras un período de gracia de 10 días para que vecinos, visitantes o trabajadores se acostumbraran a la nueva normativa, afirmaba que había aún menos coches que el pasado día 1 cuando entró en vigor.
Igor García de Rioja tiene garaje en la cercana Ansoáin, por lo que no se sacará la tarjeta de residente. “Amigos y familia que venían a casa me preguntaban si podían dejar el coche así sin más, y ya les he dicho que hasta hoy (ayer para el lector). He oído que aunque dijeron que no multarían alguna ha caído. Y los vecinos no están nada contentos, hay bastante malestar”, decía.
Frente a expendedores garabateados o con restos de silicona, los de la Rochapea siguen en su mayoría impolutos. Aunque también hay oposición pero sin sabotaje, como la de Ander Izura Urra. “¿Qué voy a hacer? No me queda otra que pagar. Maya no hace más que sacarnos dinero a los que no tienen”. 
Tampoco la medida convencía a Berta Arrarás Cortea. “Ya pagamos un impuesto de circulación. Si su afán no es recaudatorio... ¿Por qué no nos dan la tarjeta gratis a los que tenemos el coche inscrito en el barrio? Además, aquí no había problemas hasta que regularon el sur y entonces nos llegó al norte todos los que no eran residentes. Por eso nos quedamos sin plazas, no porque la falta de plazas viniera de antes”.
Pero también hay quien le saca ventajas, como Julio Gómez Hernández. “Soy de Ansoáin y vengo a recoger al crío del colegio. Ahora por fin encuentro sitio y hoy (ayer para el lector) que empiezan a multar aún hay más. En cambio, Ansoáin está hasta arriba, todos esos coches de fuera se han venido a nuestras calles”.
En San Jorge, la posible oposición tampoco ha desembocado en sabotaje. O quizá no la hay, apuntaba Pedro Hermoso Amezcuar. “Yo suelo venir a sacar el perro de una amiga porque es enfermera y no puede. No tengo coche y bajo en autobús, pero si lo tuviera no venía con él ni loco. No quedaban espacios libres por ningún lado. Y estos días, desde que empezó la ORA, se ven un montón de huecos y ya hoy muchísimos más”.

“De las 4.389 firmas en contra, son válidas 800”

El concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu (NA+), prefiere hablar de las cifras de las tarjetas de residentes: 9.017 en total, 5.418 en Txantrea, 2.243 en San Jorge y 1.356 en Rochapea norte para las 10.800 nuevas plazas de pago repartidas entre los tres barrios (2.534, en San Jorge, 1.657 en la Rochapea y 4.472 junto a las 2.202 de la zona de Ezkaba en la Txantrea).
 “Eso son datos reales, y no los de las firmas en contra”, añade sobre las rúbricas que la plataforma contraria a la regulación, Txantrea Auzo Ekimena, presentó en las dependencias municipales el pasado mes de junio para pedir que se paralizara la medida. Eran 4.389 rúbricas, pero el concejal dice que de ellas son válidas 800.
 “Que es una cantidad respetable, por supuesto, pero no la que nos han querido hacer creer. 1.500 se han recogido a través de la plataforma Change.org y llegan sólo con un nombre y de gente de todo el país. Y de las 2.500 restantes, un 30% no eran del barrio. Y del resto, nos encontramos a muchos menores sin carné de conducir”.
volver arriba

Activar Notificaciones