Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cáritas

Pamplona se despide de la tómbola hasta el año que viene

Se han vendido menos boletos que otros años, pero la ilusión de los voluntarios ha sido más grande que nunca

Último día de la tómbola de Cáritas.
Último día de la tómbola de CáritasJ. A. GOÑI
  • Bosco Hernández
Actualizado el 04/07/2021 a las 20:00
Como consecuencia de querer evitar las aglomeraciones durante la semana de San Fermín, el Ayuntamiento ha extraído algunos eventos de esos días. El pasado sábado fue el último día de las barracas, y este domingo le tocó el turno a la tómbola. Las sensaciones son las mismas: aunque las ventas hayan sido menores a las de las ediciones anteriores a la pandemia, la satisfacción por haber podido disfrutar de un aire de normalidad ha resultado muy gratificante para todos. Aunque se han quedado lejos de los 2.600.000 boletos disponibles para vender, los trabajadores y voluntarios están muy contentos por haber podido volver a organizar la tómbola. Así lo cuenta Ana Urmeneta, responsable de la edición de esta temporada: “Hemos vuelto a sentir el apoyo y la gratitud de los pamploneses. Se han portado muy bien con nosotros y han respetado las medidas sanitarias todo el tiempo”, declaraba.
“Este año todo ha sido diferente, y muy especial al mismo tiempo: la propia organización de la tómbola, la disposición de los mostradores para mantener las distancias de seguridad, ¡incluso los boletos son distintos!”, explicaba Ana. Ella lleva 20 años de voluntaria, y en esta edición ha tomado la responsabilidad de ser la encargada. Mari Carmen Andrés es otra de las voluntarias. Lleva 10 años y ha notado mucha diferencia con respecto a otras veces porque la gente no tenía claro dónde colocarse para comprar boletos y dónde para recoger los premios. “Por supuesto echamos de menos la algarabía, el ir deprisa y aceleradas de un extremo al otro del mostrador, pero damos las gracias por poder estar aquí, que no es poca cosa”, cuenta Mari Carmen.
En esta edición tan especial han decidido apostar por apoyar al comercio local de Pamplona y de la Comarca en detrimento de los focos de atención como los sorteos de viajes y de los coches.
volver arriba

Activar Notificaciones