Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Colegio Larraona

La “falta de rasmia” de Maya y el “mal genio” de Asiron

Enrique Maya (NA+) y Joseba Asiron (Bildu) contestaron este miércoles al “test de buen político” que han elaborado alumnos de ESO y Bachiller del colegio Larraona

La alcaldía de Pamplona, pendiente este sábado de los votos de Bildu y PSN
La alcaldía de Pamplona, pendiente este sábado de los votos de Bildu y PSN
  • A. O.
Publicado el 17/06/2021 a las 06:00
Joseba Asiron (Bildu) cree que la coherencia es su principal virtud y el mal genio su más marcado defecto, mientras que Enrique Maya (NA+) presume de no haber renunciado nunca a sus principios, como su mejor cualidad, y de su “excesiva” paciencia o “falta de rasmia” como el fallo que más habitualmente le achacan los demás. Pese a sus diferencias evidentes, ambos anteponen su vida familiar a la política y a la hora de ponerse una calificación de su paso por la alcaldía de Pamplona los dos coinciden en darse un aprobado.
El actual alcalde de Pamplona Enrique Maya y el anterior, Joseba Asiron, respondieron este miércoles al “test de buen político” que alumnos del colegio Larraona han elaborado para “visibilizar” cómo deben ser los mandatarios. Guiados por su profesor de Geografía e Historia Eduardo Ortiz, su primera experiencia les ha llevado a buscar “puntos de encuentro y ver que la realidad de nuestro país puede cambiar”.
El cara a cara entre Maya y Asiron, retransmitido por Radio 5, sirvió por ejemplo para saber de qué acción durante sus respectivas alcaldías se siente cada uno más insatisfecho. Para el actual alcalde no hay duda: “No haber reaccionado antes con las dietas de la Caja”, en referencia al proceso judicial abierto entre otros políticos contra él y luego archivado por no existir delito. Maya reconoció que aquel hecho, ocurrido durante su primera alcaldía, le llevó incluso a plantearse dejar la política.
Joseba Asiron relacionó su mayor equivocación con un consejo que un día le dio un alcalde. “Me dijo que no pretendiese liderar la calle y que era mejor esperar a que la plaza se llene. Hubo una ocasión en que no lo respeté: con las Escuelas Infantiles. Yo habría esperado un año. Fue precipitado”, reconoció este miércoles Asiron cuando en 2016 el cuatripartito decidió sin previo aviso duplicar las plazas en euskera en las Escuelas Infantiles.
LA FAMILIA, LO PRIMERO
A la pregunta de si tiene más peso en su vida la familia o la vida política, los dos lo tuvieron muy claro al decantarse por la primera, aunque añadieron que a veces es difícil conjugar las dos. “Ahora mismo, mientras me haces esa pregunta, por ejemplo, estoy pensando que en mi casa se está muriendo un gato que tenemos desde hace 17 años”, contestó Asiron.
También confesaron ambos que un problema familiar es una de las razones que les llevaría a dejar la política, “o un error mayúsculo” en el caso de Maya o “la pérdida de confianza en el partido o del partido”, apuntó Asiron. En cualquier caso, dejar la política no sería ningún drama para el alcalde, que calificó con un aprobado su quehacer en la alcaldía, la misma nota que se puso Asiron tras confesar que no tiene ambición por seguir en política.
Les preguntó Iván Hernández, alumno de Larraona, por el rechazo de los ciudadanos a los “circos” que se montan en los plenos y tanto Maya como Asiron rechazaron que las sesiones sean un “teatro”. “No lo son, pero es que esos foros están pensados para el debate”, admitió el alcalde. “Cuando nos enfadamos nos enfadamos, pero con sinceridad y con nervio. Se mantienen las formas y hay respeto, pero se defienden los temas con vehemencia” remató Asiron.
volver arriba

Activar Notificaciones