Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Tradición

San Miguel deja "por sorpresa" el santuario y visita Barañáin

El ángel de Aralar vuelve “poco a poco a tomar el pulso de su recorrido”, con bendición, pero sin poder besar la imagen

Mikel Garciandía, con la efigie de San Miguel, en Barañáin.
Mikel Garciandía, con la efigie de San Miguel, en Barañáin.
Miguel Martín
Actualizada 02/06/2020 a las 06:00

Más de un feligrés volvió a fijar la mirada en el altar. La misa de la tarde del pasado domingo en la parroquia de Santa María de Barañáin tuvo una visita inesperada: la del Ángel de Aralar. Fue la primera salida de la efigie desde el inicio del confinamiento el 14 de marzo y supone el inicio de una “nueva normalidad” también en la iglesia y en sus tradiciones, como el recorrido de la imagen de San Miguel por los pueblos de Navarra. El santuario elaborará en estos días, junto con las parroquias, un calendario para valorar qué lugares podrán visitar.

Mikel Garciandía es capellán del santuario de Aralar. El domingo celebró misa allí, a las 12.30 horas. Concluida la eucaristía, la imagen se guarda habitualmente en una caja fuerte. En este caso no fue así. El sacerdote se la llevó con intención de retomar “poco a poco el pulso de las visitas, del recorrido por las parroquias”. Y empezó por la de Barañáin, “por el interés del párroco y porque es una iglesia en la que era posible respetar las medidas de seguridad e higiene ligadas a la emergencia sanitaria”.

Después regresaron a Zamarce y este lunes volvieron a hacer unos cuantos kilómetros para visitar Tafalla. “Normalmente se va a la iglesia de San Pedro, pero vamos a Santa María que es más grande. No podremos ir por motivos obvios a la residencia de mayores, una visita habitual, ni tampoco a las Clarisas de Olite”, avanzaba Garciandía a mediodía. “Cumplimos las condiciones en cada una de las fases de la desescalada”, subrayaba. “A donde no hemos podido acudir, no iremos este año, pero sí estaremos en contacto y en las próximas semanas trataremos de llegar a aquellos lugares en los que se puedan cumplir las normas. Se ofrece la bendición, pero siempre sin besar la imagen”, recuerda.

El capellán explica que esta misma semana reanudarán las reuniones para avanzar en las obras del santuario, un proyecto que continúa, con el fin de concluirlo para el próximo Año Jubilar. Evidencia también que las salidas del ángel de Aralar suponen una fuente de ingresos importante para el sustento del santuario y que este año quedó a cero. Tienen previsto iniciar con este fin una colecta virtual, igual que han hecho con el recorrido y propondrán varias vías, entre ellas el crowfunding y el mecenazgo.

El santuario proyecta rehabilitar la casa Deierri, más conocida como Lakunzetxe, que donó el obispo de Pedro de Artajona en el siglo XII a la cofradía del templo. El fin de la restauración, además de conservar la estructura de un edificio ahora en ruina, es crear un centro de interpretación, biblioteca histórica, salón de actos y sede social de la cofradía. El presupuesto ronda los 500.000 euros.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE