Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fallecimiento

Fallece Lino Otano, impulsor de la enseñanza musical en Aranguren

Nació en Aibar en 1930 y fue párroco en Aranguren, varias parroquias de Pamplona o Bidaurreta

Ampliar Fallece Lino Otano, impulsor de la enseñanza musical en Aranguren
Fallece Lino Otano, impulsor de la enseñanza musical en Aranguren
  • C.A.M.
Actualizado el 02/05/2020 a las 09:21
El que fuera párroco en el valle de Aranguren, en Virgen del Río en Pamplona o en Bidaurreta, Lino Otano Leoz, natural de Aibar, falleció ayer en Pamplona, a punto de cumplir noventa años. Así lo contaron desde el Arzobispado de Pamplona, donde se agradecía la atención recibida en el Hospital de Navarra. Desde el valle de Aranguren agradecían su trabajo en la formación musical y en el impulso a la creación de la escuela de música que lleva su nombre. Y desde Bidaurreta, la última localidad en la que sirvió y en la que continuaba hace un año celebrando misas valoraron su “labor pastoral, en la música y la alegría”, además de su “generoso sentido de la vida y su amistad con todo el pueblo”.

Nacido en Aibar el 14 de mayo de 1930, a los once años ingresó en el Seminario, recordaba hace poco más de un año, cuando regresó a Mutilva, a la escuela de música, para donar un órgano eléctrico que había empleado con el coro que fundó en Bidaurreta. Entonces lo recibieron agradecidos de poder emplearlo en las clases de lenguaje musical del centro, con casi 400 alumnos. Ayer valoraban que la música había sido su pasión “y la lucha social su forma de vivir”.

Párroco en Aranguren entre 1993 y 2000, su alcalde, Manuel Romero, resaltaba el papel que tuvo en el impulso de la enseñanza musical. “Enseguida creó un coro, luego defendió la enseñanza, pero no sólo a los que tenían vocación musical profesional, sino para todos. Y lo consiguió. Nos embarcamos en la escuela de música que lleva su nombre”.

En Bidaurreta creó un coro con cuatro voces cuando eran 107 habitantes.

Su formación musical se inició, recordaba en Mutilva, en su Aibar natal, de la mano de un vecino invidente. Y se completó cuando estuvo en San Nicolás de Pamplona, donde fue organista.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora