Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Epidemia de coronavirus

Entierros limitados a tres asistentes y “sin tiempo para el consuelo”

“Hay que agilizar todo en medio de un gran dolor”, lamenta un capellán del cementerio de Pamplona

Desde el lunes, apenas pueden acompañar al féretro el círculo familiar más íntimo: el viudo o viuda, padres o hijos

El sacerdote reza un responso antes del traslado del féretro al interior del cementerio, donde sólo pueden estar presentes tres personas.
El sacerdote reza un responso antes del traslado del féretro al interior del cementerio, donde sólo pueden estar presentes tres personas.
EFE/DIGES
03/04/2020

El esposo o la esposa, uno o dos hijos y a veces un nieto. Así son los entierros desde el pasado lunes tras las nuevas restricciones aprobadas por el Gobierno. Unas despedidas en la más profunda intimidad familiar de primer grado de consanguinidad. “Es el último episodio que atraviesan las familias tras jornadas de angustia y dolor. Después regresan a sus hogares para vivir encerrados y en soledad el duelo”, comenta uno de los sacerdotes que atiende el Cementerio San José de Pamplona.

El camposanto municipal celebra ocho incineraciones diarias y entierros en nicho prácticamente cada media hora. A pesar de ello, el parking está semivacío. En la entrada varios empleados esperan en corro y bien distanciados la llegada de un coche fúnebre. A unos metros, cinco personas conversan con lágrimas en los ojos y no pueden evitar el abrazo.

“Estos días no hay distinción ante la muerte. Da igual que hayas sido famoso o discreto, joven o anciano”, comenta un trabajador. Los que optan por una ceremonia cristiana tienen el acompañamiento de un sacerdote. Ramón María Álvez acude los miércoles, jueves y viernes. Bendice el féretro, reza un responso y dirige unas breves palabras de aliento. Este cura argentino lleva año y medio en Navarra y atiende la parroquia de San Román de Arre.

Estos últimos días a veces tiene que limitarse al responso porque se celebran hasta tres entierros a la vez. “No hay tiempo para el consuelo. Hay que agilizar todo en medio de un gran dolor. Las familias no pueden acompañar a sus seres queridos en el hospital, no pueden velarles, no pueden celebrar funerales... La angustia se hace mucho más profunda en estas circunstancias”, comenta sin perder la serenidad.

Si puede decirles unas palabras, les anima a “tener esperanza en el Señor y a confianzar en el amor de Dios”. “El coronavirus no es un castigo. Dios es misericordia y no quiere castigar a nadie. Esta crisis es una gran prueba, quizás una advertencia. Dios quiere que esto pase pronto y desea que se lo pidamos con fe”, argumenta.

Ramón María no ha tenido ningún fallecido por coranavirus en su parroquia de Arre “gracias a Dios”. “Aunque no podamos celebrar funerales, los sacerdotes seguimos ofreciendo misas por los difuntos, a puerta cerrada o retransmitidas por internet. Las familias deben pedirnos que recemos por ellos”, explica.

Medidas sanitarias

Primeras restricciones, el 13 de marzo Antes de que el Gobierno decretara el estado de alarma, el Ayuntamiento de Pamplona tomó medidas para evitar aglomeraciones. Limitó el aforo en la sala de cremaciones y en los entierros a 20 personas. El Gobierno siguió permitiendo los velatorios y funerales, pero limitados al círculo familiar más cercano. El día 16 el cementerio se cerró a visitantes.

Desde el 25 de marzo, 10 personas máximo El Ayuntamiento limitó a 8 el número de incineraciones diarias, ofreciendo el entierro en nicho como alternativa. Además, redujo de 20 a 10 el aforo máximo.

Desde el lunes, 3 asistentes como máximo El Gobierno adoptó esta semana medidas más restrictivas. Prohibió los velatorios y funerales y limitó a tres personas, además del ministro de culto o similar, la asistencia a los entierros. Además, deben mantener la distancia de seguridad entre personas.

Sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias ante el coronavirus. Frente a las noticias falsas, haz caso solo a fuentes oficiales y a la información, veraz y contrastada, de los medios de comunicación. Si tienes dudas o presentas síntomas puedes llamar a tu centro de salud en días de labor; si solo requieres información, llama al 948 290 290; si tienes síntomas claros, si has viajado a una zona afectada o has tenido contacto con alguien que ha dado positivo, puedes llamar al 112. La manera más eficaz para evitar la propagación del coronavirus es el lavado de manos con jabón; las mascarillas se recomiendan cuando hay síntomas o contacto con personas mayores con bajas defensas.

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra