Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

Rescoldos de incomodidad tras el cierre temporal de los ascensores

Los usuarios entienden la medida y, pese a que admiten que les cuesta, son conscientes del peligro del coronavirus

El cierre del ascensor urbano de Descalzos obliga a los vecinos a tener que utilizar otros caminos de subida.
El cierre del ascensor urbano de Descalzos obliga a los vecinos a tener que utilizar otros caminos de subida.
CALLEJA
Actualizada 20/03/2020 a las 06:00

Evidentemente no es la misma que debiera ser, ya que la prohibición de salir de casa (excepto causas laborales, de compra o justificadas) es una obligación general. Pero el apuro es real y existe. Bastaba darse una vuelta aleatoria por la capital (además de tener paciencia dada la escasa actividad de personas a pie de calle) para comprobar que la clausura de estas infraestructuras, necesaria por otro lado, deja en la ‘estacada’ a vecinos con problemas de movilidad o gente de edad avanzada. Bien es cierto que son los menos porque todo el que es capaz de pedir ayuda, la ha pedido.

Sin embargo, existen casos como los de María Zamarce. Vecina del grupo Urdánoz es quizá uno de esos nombres que encarna estupendamente el ejemplo que se busca. Para comprar comida no tiene otra que subir hasta la parte alta de Echavacoiz, donde están las tiendas. El camino marcado es bastante más largo que si empleara los escasos segundos que salvan los 25 metros entre el distrito inferior y la explanada superior de la zona norte. “La pena es que no puedo llevarme mucha compra porque después no la puedo transportar hasta casa, lo que implica que esté más tiempo en la calle del que me gustaría”, cuenta, mascarilla puesta y a una distancia que supera los tres metros con creces.

 

ACELERANDO EL PASO

Media hora más tarde, la anécdota se repite en el barrio de la Rochapea. Desde corralillos, un hombre se dirige a trabajar. Sus pasos le conducen hacia el centro de la ciudad, un trayecto que, sin duda, preferiría poder realizar en el ascensor de Descalzos. “Tengo que dar un rodeo, y admito que lo hago lo más deprisa que puedo”, se sincera Roberto Silvano, quien ya ha experimentado qué se siente al ser dado el alto por dos agentes de Policía Municipal en el cumplimiento de la consigna de quedarse en casa. En cualquier caso, Roberto asegura que entiende la medida y que no puede ser de otro modo.

Siguiendo la ruta y con el documento de “estar trabajando” bien visible, el ascensor de Mendillorri supone otro pequeño inconveniente para la supuesta vida normal en estos días de desconcierto. Sin querer hablar con la prensa, quizá por precaución y evitar una posibilidad más de contagio, un joven asciende junto a su perro (atado por una correa extensible) por la colina próxima al elevador. Este atajo le permite ahorrarse unos minutos por el asfalto, además de reducir drásticamente las probabilidades de cruzarse con otro ciudadano. En su periplo ascendente, pide disculpas con la mano y sigue su camino.

Pese a los casos aislados, la fotografía que se presenta ante los ojos es, sin duda, una radiografía completamente plana de soledad, silencio y adoquines prácticamente sin pisar. El miedo ante el contagio, las normas decretadas por el Estado de Alarma y la obligación de quedarse con los niños en casa, teletrabajar y justificar cada movimiento componen, sin duda, esa nueva imagen a la que no tenemos otra que acostumbrarnos. El coronavirus está presente en las rutinas de Pamplona y, ascensores operativos o no, nadie acusa al consistorio de haber tomado una mala decisión. “Es indispensable tener el mínimo contacto”, reiteran unos y otros. Así que, por una vez (y quizá sea de admirar), el esfuerzo individual de tener que prescindir de un servicio público no suponga un inconveniente. Y no lo sea en absoluto.

 

 

Sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias ante el coronavirus. Frente a las noticias falsas, haz caso solo a fuentes oficiales y a la información, veraz y contrastada, de los medios de comunicación. Si tienes dudas o presentas síntomas puedes llamar a tu centro de salud en días de labor; si solo requieres información, llama al 948 290 290; si tienes síntomas claros, si has viajado a una zona afectada o has tenido contacto con alguien que ha dado positivo, puedes llamar al 112. La manera más eficaz para evitar la propagación del coronavirus es el lavado de manos con jabón; las mascarillas se recomiendan cuando hay síntomas o contacto con personas mayores con bajas defensas.

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE