Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Barañáin

La juez ve nulo el despido del Auditorio Barañáin e indicios de acoso laboral

Ordena readmitir al que fuera responsable de administración y dice que el presidente no podía despedirlo

La juez ve nulo el despido del Auditorio Barañáin e indicios de acoso laboral
El Auditorio Barañáin, donde se produjo el despido ahora anulado.
DN
  • C.A.M.
Actualizada 23/03/2019 a las 06:00

Despido nulo y vulneración del derecho a la integridad física y moral del empleado. La sentencia por la demanda del que fuera responsable de administración de Auditorio Barañáin ordena readmitir al empleado e indemnizarle por el tiempo que ha estado fuera. Desvela además, tras ver acreditado el ministerio fiscal el acoso laboral que denunció el trabajador, indicios de una situación “más allá del conflicto laboral y comportamientos dirigidos a que renunciara a su puesto, como hicieron otros tres trabajadores” de la fundación” participada por el Ayuntamiento de Barañáin.

El empleado planteó una demanda por despido improcedente contra el presidente de la entidad, el concejal de Participando y candidato de Podemos, Jesús Mª Huarte, que ya anuncia recurso contra el fallo del juzgado de lo Social. Señala que su propósito fue velar por las cuentas públicas y habla de años de mala gestión de la entidad, financiada por el Ayuntamiento y por el Gobierno de Navarra. El martes ha citado a la junta para abordar el tema.

El juzgado de lo Social dictó sentencia el jueves y ayer la notificó a las partes. El fallo estima la demanda y declara nulo el despido, que se acordó en julio pasado. El presidente lo planteó y lo calificó de disciplinario. Adjuntó los motivos en una carta notificada al trabajador y después lo comunicó a la junta del patronato de la fundación. Los estatutos, se advirtió entonces, fijan que la decisión debía ser del órgano colegiado. La ratificación llegó después, con una junta dividida. Formada por concejales, Huarte sólo recibió el apoyo expreso de los representantes del grupo de alcaldía, EH Bildu.

La sentencia da la razón al trabajador despedido. Entiende que el presidente no estaba facultado para despedirle y que no había motivos de urgencia, como argumentó el directivo. También admite su impugnación por redacción defectuosa de la carta de despido. “Incluye una lista de imputaciones sin detalle en hechos concretos, fecha de comisión o daños causados”, dice la juez. El presidente destaca, en cambio, que no se tuvieron en cuenta otros motivos aunque, a su juicio, eran causa de otro despido.
La juez sólo ve probado uno de los motivos, pero no lo considera de entidad suficiente para declarar la procedencia del despido.


ACOSO LABORAL

La sentencia ahonda en un tema que no había trascendido hasta la vista en la que se juzgó el despido, el acoso laboral. Aprecia indicios de que la situación denunciada “no es un mero conflicto laboral” y revela “un comportamiento complejo, sistemático y reiterado dirigido a que el demandante renunciara a su puesto”. Cita que otras tres personas del departamento ya habían salido de forma voluntaria. Entre los hechos “reveladores de acoso” destaca “empeoramiento progresivo del clima laboral, dudas sobre la profesionalidad, fiscalización en exceso o convivencia durísima”.

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE