Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Ayuntamiento de Pamplona

La abstención de Aranzadi impide aprobar los presupuestos de 2019

La decisión de los tres ediles rompe de manera definitiva el cuatripartito “del cambio”

Manuel Millera, Laura Berro y Armando Cuenca, los tres concejales de Aranzadi que ayer se abstuvieron en la votación del presupuesto.

Manuel Millera, Laura Berro y Armando Cuenca, los tres concejales de Aranzadi que ayer se abstuvieron en la votación del presupuesto.

CALLEJA
Actualizada 11/01/2019 a las 08:52
  • A.O
A+ A-

A los 60 minutos de iniciarse el debate y después de que hubiesen intervenido todos los portavoces municipales, Manuel Millera desveló finalmente la postura que los tres concejales de Aranzadi habían tomado con respecto al proyecto de presupuesto de Pamplona para 2019. “No lo aprobaremos”, dijo para poner punto final a una intervención que había iniciado acusando de “triunfalista” a la responsable del área de Economía, Patricia Perales (Bildu). Aranzadi no hizo otra cosa que cumplir lo que ya había anunciado días antes: si el equipo de gobierno no prohibía la apertura de nuevos hoteles y apartamentos turísticos en el Casco Antiguo de la ciudad, ellos no apoyarían el presupuesto y así fue, se abstuvieron.

La decisión de los tres concejales podemitas, que deja a Pamplona con un presupuesto prorrogado de 187,9 millones de euros frente a los 213,6 previstos, supone el carpetazo final al cuatripartito municipal surgido en junio de 2015 cuando Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e I-E sumaron sus fuerzas y sus 14 concejales. El pacto, sin embargo, ya venía arrastrando varias crisis protagonizadas por Aranzadi y también por la edil de I-E y que llevaron al alcalde Asiron a echarlos del equipo de Gobierno el pasado verano.

En la votación de ayer el expediente contó con el apoyo de Bildu, Geroa Bai e I-E (11); el voto en contra de UPN y PSN (13) y la abstención de Aranzadi (3).

UN VETO A LOS HOTELES

De nada sirvieron las reiteradas llamadas a la “responsabilidad” que Perales hizo a lo largo del debate para conseguir los votos de Aranzadi y evitar “que la bancada de la derecha se vaya hoy a casa con una sonrisa”. La edil de Bildu intentó atraerse a sus ex compañeros enumerando los proyectos que se iban a quedar sin desarrollar y que valoró en más de 20 millones de euros. “Entiendo que puedan estar molestos, pero no apoyar el presupuesto es decir no a la igualdad o a la justicia social”.

Los reproches continuaron incluso en el siguiente punto del orden del día, cuando Perales acusó a Aranzadi de haberse situado “al margen del cambio y junto al régimen”.

Millera insistió en que habían renunciado a todas sus peticiones para quedarse con una solamente, el veto al hotel en Unzu o a cualquier hotel, pero también recalcó que el acuerdo pactado a cuatro bandas en 2015 no se había cumplido “en buena parte” y que el presupuesto no era participativo. El edil restó importancia a las consecuencias de funcionar con un presupuesto prorrogado. “Si UPN lo hizo así durante 4 años y logró una ciudad mejor que Pontevedra, ustedes pueden hacer lo mismo. No es verdad que esos proyectos se vayan a la basura”, dijo.

También Javier Leoz (Geroa Bai) aludió a los problemas que conlleva un presupuesto prorrogado, “son 25 millones de euros menos y sólo podemos hacer 8 millones de inversiones”, recalcó.

Y hasta Edurne Eguino (I-E) puso en valor los cambios conseguidos por el cuatripartito, aunque calificó como un “error” la decisión del alcalde Joseba Asiron de echarles del gobierno a ellos y a Aranzadi. “Pero es el momento de empezar a coser heridas”, dijo para anunciar su apoyo a los presupuestos, “que aunque no son los que nosotros querríamos, son mejor que unos prorrogados”.

UNA INCONGRUENCIA

Tanto Enrique Maya como Maite Esporrín, portavoces de UPN y PSN, respectivamente, destacaron la incongruencia que suponía a su entender la decisión de Aranzadi de ligar el apoyo al presupuesto con un asunto urbanístico. Maya aprovechó el momento para recordar que también Bildu propició que ellos tuvieran que trabajar durante 4 años con presupuestos prorrogados, “y no les importó nada”, afirmó.

De todas maneras a ninguno de ellos les agradaba el expediente. Para los regionalistas porque no responde al modelo de ciudad que ellos tienen, y para la socialista porque son “continuistas y no aportan nada nuevo.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra