Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Guerra

365 días recordando a Ucrania desde Pamplona

Alrededor de medio centenar de personas se han concentrado este viernes en la plaza del Castillo de Pamplona para mostrar su solidaridad y apoyo al pueblo ucraniano

  • Diario de Navarra
Actualizado el 24/02/2023 a las 21:09
La Plaza del Castillo, el corazón de Navarra, se ha vuelto a teñir de banderas de azules y amarillas de Ucrania cuando justo se cumple el año del inicio de la guerra con Rusia. Lo que parecía una guerra relámpago ha derivado en un conflicto sin final ni solución negociada a la vista. “Han sido 365 días de sufrimiento, 365 días de lágrimas. Los ucranianos solo están defendiendo sus casas, su cultura, su idioma, a sus familias... Estamos cansados de esta guerra, que habría que llamar mejor invasión. Queremos que haya paz, que no se olvide al pueblo de Ucrania”, pedía Natalia Dzyudz, de la asociación Alas de Ucrania, convocante de la concentración. Cerca de 500 personas se acercaron ayer a las 18.00 horas de la tarde hasta la céntrica plaza para volver a pedir el cese de las armas y que la paz regrese a la vida de Ucrania.  Dzyudz estimó que “alrededor de un 30 o 40% de los ucranianos que llegaron por la guerra han regresado porque tiene familia, porque sus pueblos están tranquilos o por otras razones”, apuntó.
“Nuestra libertad es más fuerte que las bombas rusas”, “Ucrania necesita más armas para proteger a nuestros niños”, “Protección para el pueblo civil de Ucrania” y “Queremos la paz” eran algunos de los lemas que figuraban en pancartas que portaban algunos de los ucranianos. El acto comenzó con el himno del país dirigido por Zelenski y a él asistieron políticos de casi todas las formaciones, entre ellos el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde. También se vio al vicepresidente Javier Remírez y a la consejera Elma Saiz, a la directora de Políticas Migratorias, Patricia Ruiz de Irizar, al presidente de UPN, Javier Esparza, a la parlamentaria regionalista Cristina Ibarrola, así como a miembros de Geroa Bai y Ciudadanos.
La mayoría de los asistentes, muchos con velas encendidas y banderas atadas al cuello, eran ucranianos, algunos residentes en Pamplona desde hace años y otros desplazados a raíz de la guerra, como por ejemplo Maryna Smaliuha que huyó de la guerra hace ya 11 meses de su ciudad Chernihir, cerca de Kiev, con una amiga hacia Pamplona, donde tenían a una persona conocida. “Lloro muchísimo. Mis padres se quedaron allí y mi hermano, de 20 años, huyó a Polonia. Es muy doloroso todo. He tenido que recibir atención psicológica. Parecía que iba a terminar pronto y ahora no sabemos cuándo va a acabar. Todo son noticias muy tristes. Cuando me meto en la cama sueño con volver a casa. Algún día lo haré”, contaba esta joven de 29 años, que reside en un piso sufragado por Cruz Roja y que ha dedicado este año a aprender español.
Elena Acaz, presidenta de la Asociación de Voluntarios de Navarra (Asvona), animó a los navarros a seguir ayudando a Ucrania. En el acto, además de canciones de apoyo, se colgó un mapa de Ucrania y quienes quisieron ataron lazos azules y amarillos en la zona de sus ciudades y regiones de origen. Acaz aseguró que desde el Clúster Sos Ucrania “vamos a seguir ayudándoos hasta el final”. También se pidió que se entreguen linternas y baterías para mandar a los ciudadanos de Ucrania.
El alcalde Maya tuvo palabras de ánimo para los ucranianos, aplaudió y mostró su “orgullo” por la generosidad de los pamploneses y afirmó que “está en juego la libertad de todos”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora