Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Obituario

Gerardo Jáuregui Compains, agricultor y concejal sangüesino

Desde 1979 a 1995 llevó las riendas de la Comisión del Campo municipal con un conocimiento pleno de los cultivos y el término municipal

Ampliar Gerardo Jáuregui Compains
Gerardo Jáuregui CompainsDN
  • Javier del Castillo
Publicado el 22/01/2023 a las 08:43
Gerardo Jáuregui Compains, ‘El Montañés’, nació en Iciz (valle de Salazar) y en su infancia toda su familia se trasladó a vivir a Sangüesa. Sus padres, Nemesio y Purificación, adquirieron una casa con su pequeña hacienda rústica. Fruto de su buen hacer y esfuerzo, criaron virtuosamente cinco hijos: Marichu, Ángeles, Gerardo, Úrsula y Mª Jesús (abadesa de las Comendadoras del Espíritu Santo, monjas de San Nicolás de Sangüesa).
Gerardo toma el relevo generacional familiar agrario, que amplía y actualiza admirablemente. Contrae matrimonio con su adorada Encarnación Beorlegui, sangüesina y también de casa de agricultores (nueve hermanos). En la cuadrilla El Portal (calle Caballeros) comienzan sus idilios amorosos que los unen inseparablemente. Tienen cuatros hijos: Josecho, Tere, Mariví y Susana. A ellos y a sus familias dedicaron unidos e ilusionados su vida.
En 1979 se elabora la primera lista electoral del grupo San Sebastián al ayuntamiento. Gerardo accede por aclamación de los agricultores locales a formar parte de ella. Una vez ganadas por mayoría absoluta las elecciones pasa a presidir la Comisión del Campo; la integran concejales de ambos grupos y pronto se gana el afecto y reconocimiento de unos y otros.
Su conocimiento es pleno en lo que respecta al campo y sus cultivos. Por su talento natural y entrega también es conocedor de todos los bienes territoriales, especialmente los concernientes al municipio: mugas de término, bienes de propio cultivables (secanos y regadíos), corralizas, apriscos, choperas y repoblaciones, montes, etc. Conoce los 69 km2 que tiene nuestra extensión superficial de Sangüesa: él había pisado todos los términos desde su juventud.
Su apacibilidad, humildad, disponibilidad, desprendimiento y honradez condujeron siempre sus actuaciones. Desde 1979 a 1995 (16 años) mantuvo estoicamente dicha presidencia en la Comisión del Campo y siempre por expresa solicitud de todos. Fueron muchos los años desinteresados que dio a su ciudad; valiosas horas de su familia, de su explotación agraria, tractor, riegos, etc.
Gerardo, con el resto de la comisión, se personaba sobre el terreno, siempre con su Land Rover, desinteresado, e informaba las solicitudes que concernían a su delegación. Eran muchas y a veces enojosas. Con diligencia informaban por escrito para que el pleno acordara lo procedente.
Durante su ejercicio de concejal se hizo la concentración parcelaria del secano, terrenos de particulares y municipales; se aplicó con rigor a la nueva Ley de Comunales para la adjudicación de las tierras de cultivo. Parcelas agrupadas en lotes, huertos familiares, etc. Objetivo: el reparto distributivo justo a los vecinos que solicitan y necesitan tierras para cultivar.
¡Cuántas horas de reunión! Siempre después de meterse el sol. Se mejoraron notablemente los caminos rurales y se estableció anualmente una partida para su conservación mecanizada.
Gerardo no solo actualizó y puso al día el progreso material y las fuentes de ingresos agrarias del municipio. A la vez, honró con respeto la tradición popular más que centenaria, asistiendo siempre como concejal del ramo a las cuatro romerías de histórico arraigo: San Marcos, “rey de los charcos” (Magdalena), Nora, San Babil y Socorro. Gerardo vio en estas sencillas celebraciones una convivencia saludable y un resbaladero moral muy saludable para todos los vecinos.
Hoy que nos dejas con la misma discreción con la que viviste soy consciente de que estás en la memoria de muchos sangüesinos. Tú nunca llamaste, fuimos a buscarte. Tus hechos nos despertaron grata sorpresa. Aprendimos de ti; no porque nos enseñaras sino por el vivo afecto que ponías en el bien hacer. Una vez te oí: “no vale lo que te enseñan, tienes que aprender tú.” Ese fue su sabio pensamiento.
Que los titulares de las ermitas mencionadas junto con las oraciones de las hermanas Comendadoras de San Nicolás a las que tanto favoreciste desinteresadamente, te ayuden a encontrar allá arriba el campo con la mejor cosecha: alegría y paz eterna. Gracias, Gerardo.
Javier del Castillo Bandrés es amigo y exalcalde de Sangüesa
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora