Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Consumo

La lista de los 15 alimentos que cuestan un 37% más que en 2021 en Navarra

El ticket de 15 alimentos básicos o de gran consumo en octubre de 2021 sumaba 30,66 euros. Hoy, con la inflación instalada en el bolsillo, comprarlos cuesta 42,12 euros. Casi 12 euros más

Ampliar Evolución de los alimentos
Evolución de los alimentosDN
Actualizado el 16/01/2023 a las 11:35
Helados, patatas fritas, refrescos y otras tentaciones gastronómicas han desaparecido o reducido su presencia en aquellos hogares con estrecheces económicas. Pero los consumidores también están prescindiendo de otros alimentos considerados básicos en la dieta. La cesta media de los españoles, y también de los navarros, se vacía. Entran menos kilos en la despensa y el frigorífico. Hoy, la cesta media pesa un 10% menos que un año antes, según datos del Ministerio de Alimentación. Ahora, con la inflación instalada en los bolsillo de los consumidores y las familias haciendo juegos malabares para estirar la nómina, las compras alimentarias se concentran en productos básicos. Aún así, comer hoy es más caro que nunca.
Pan, aceite, leche, arroz, huevos y así hasta quince alimentos básicos, imprescindibles, o de consumo muy habitual en la inmensa mayoría de los hogares, se han encarecido de manera notable durante los últimos quince meses. Lo que cualquier consumidor aprecia y sufre en su día a día, se corrobora en un seguimiento de precios a diferentes alimentos realizado por Diario de Navarra.
La toma de precios se inició en octubre de 2021, con los primeros relámpagos económicos que ya vaticinaban una descomunal tormenta. Entonces, se anotó el precio de casi un centenar de alimentos de diferentes supermercados e hipermercados ubicados en Pamplona y Comarca. Entre ellos, el de quince que se pueden considerar muy básicos o, cuando menos, de gran consumo. Algunos de marca reconocida y otros de marca de distribuidor. Son los siguientes: 1 litro de aceite de oliva 0,4º, un brick de tomate frito, una docena de huevos grandes, 1 kilo de azúcar, 1 kilo de sal, una barra de pan txapata, 1 caja de galletas, 1 lata de garbanzos, 1 kilo de bananas, 1 kilo de calabacines, 1 kilo de pechuga de pollo blanco fileteada, 1 bolsa de 500 gramos de espaguetis, 1 kilo de arroz para hacer paella, 1 litro de leche y una pizza de jamón york y queso.
La factura de los 15 alimentos seleccionados y con toma de precios en octubre de 2021 sumaba un ticket total de 30,66 euros para un consumidor. En este momento, inmersos en la empinada cuesta de enero, los hemos vuelto a buscar. La conclusión es que los quince han aumentado su precio de venta al público. Pese a la reciente rebaja del IVA en determinados alimentos básicos como las pastas, comprar los mismos productos en los mismos establecimientos supone actualmente gastar un 37% más. Cuestan 42,12 euros. Por tanto, se han encarecido cerca de 12 euros más en 15 meses, a un ritmo medio de 0,75 euros más cada uno de los meses transcurridos.
EL AZÚCAR, UN 80% MÁS CARO Y EL ACEITE, UN 40%
El alimento que más se ha encarecido proporcionalmente es el azúcar blanco, que hoy resulta un 80% más caro al consumidor. Ha pasado de costar 0,75 euros a 1,35, lo que supone un encarecimiento de 60 céntimos.
El precio de una botella de litro de aceite de marca y una acidez del 0,4º, otro indispensable en la cocina, ha aumentado casi un 40%. En octubre de 2021 su precio estaba en 4,99 euros y, en estos días, se oferta a 6,95 euros, lo que representa un gasto adicional de dos euros para comprar la misma botella de aceite.
Los calabacines también han subido un 64% con respecto a octubre de 2021 y su precio ha subido de 1,05 euros el kilo a 1,72.
No menos llamativo es el incremento del precio de una carne tan de fondo de nevera como son las pechugas de pollo blanco. El precio del kilo de pechugas fileteadas hace quince meses era de 7,97 euros. Hoy, el mismo kilo supone gastar 11,93 euros. Son casi 4 euros más por kilo.
El pan, adquirido en un supermercado, ha subido un 44%, mientras que los huevos valen ahora un 16% más , de manera que una docena de tamaño grande ‘L’ sale en este momento por 2,21 euros a los consumidores.
En la lista de la compra seguida también se ha incluido una pizza básica de una primera marca. Disfrutarla hoy un fin de semana en casa cuesta 3,19 euros, 55 céntimos más que en octubre de 2021.
Al final, el encarecimiento de los precios es un goteo, un suma y sigue, que lleva a los hogares a conjugar más que nunca la palabra ahorrar. Tirar hoy a la basura un yogur caducado hace un par de días puede resultar incluso un despilfarro.
COMER LO MISMO, UN GASTO ADICIONAL DE 700 EUROS AL AÑO
Los últimos datos oficiales del Ministerio de Alimentación situaron a los navarros como los segundos españoles que más dinero gastan en comer en casa. Corresponden a 2021 y, entonces, cada navarro desembolsó de media 1.888 euros para comer en su hogar, a una media de 158 euros mensualesEsta cifra no incluye productos de limpieza ni de higiene.
Si trasladamos a esos 1.888 euros el aumento registrado en este seguimiento (un 37%) arroja que para comprar los mismos alimentos que en 2021, en este momento un hogar navarro debería destinar 700 euros más de presupuesto y gastar 215 euros en lugar de 158 . Eso para una persona, que si fuera para una familia de tres miembros subiría a 2.100 euros más.

Fecha de caducidad. Es la fecha que usa el fabricante para advertir al consumidor que a partir de ella el alimento no es seguro par ala salud. Es la fecha límite para un consumo óptimo desde el punto de vista sanitario.

Fecha de consumo preferente
. Es la fecha que hace referencia al tiempo en el que el producto mantiene intactas sus propiedades organolépticas (olor, sabor, textura, etc), sin que su ingesta suponga un riesgo para la salud.Así, una vez transcurrida esa fecha, el producto pierde cualidades sensoriales.

Revisar y ordenar los alimentos en la nevera y despensa
. Revisar periódicamente, al menos una vez cada quince días, las fechas de caducidad y de consumo preferente de los alimentos ayudará a ordenarlos en el armario o frigorífico y, así, no tener que desecharlos. A veces, estas fechas suelen estar escritas en lugares complicados de ver o con tinta. Una buena idea es pegar al envase una etiqueta con la fecha escrita por nosotros.

¿Hay que tirar a la basura un alimento cuando ha pasado la fecha de caducidad? Depende qué alimento sea y del peligro que entrañe. No todos los alimentos son iguales. Por ejemplo, en el caso de un yogur, si lo consumimos al día siguiente o varios días después de la fecha no nos va a causar un daño a la salud, pero notaremos que el yogur es más ácido. En cambio, hay que ser más escrupulosos con los que son muy perecederos, como carne, pescado, huevos, etc.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora