Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENERO

Una larga espera para el coche eléctrico

Ampliar La factoría de Landaben afronta el próximo año con el temor a una creciente robotización y a la espera de conocer en el primer trimestre los modelos eléctricos adjudicados
La factoría de Landaben afronta el próximo año con el temor a una creciente robotización y a la espera de conocer en el primer trimestre los modelos eléctricos adjudicadosARCHIVO
Publicado el 29/12/2022 a las 06:00
Nadie vaticinaba al comenzar este año la montaña rusa emocional e informativa que Volkswagen Navarra iba a vivir a lo largo de 2022. Han sido doce meses de infarto para una fábrica acostumbrada a pasar relativamente desapercibida y atraer poca atención mediática, lo justo para dar a conocer los datos de producción y los habituales ajustes de la misma en función de la demanda. La cadena de montaje retomaba su actividad el 10 de enero manteniendo las estrictas normas anticovid con el cierre de duchas y del comedor, además de la anulación del autobús interno, el uso obligatorio de mascarillas FFP2, el mantenimiento de distancias y la colocación de gel hidroalcóholico en espacios comunes.
La tranquilidad duró poco y pronto se hizo evidente que la escasez de piezas y componentes iba a marcar el ritmo de producción indefinidamente. Ya en la penúltima semana de enero solo se pudo trabajar dos días, algo que se convirtió en rutina con mayor o menor intensidad a lo largo del resto del año y que obligó a negociar un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con el que se suspendían los contratos los días de parada obligatoria. Ante la imposibilidad de prever la llegada de suministros más allá de unas pocas jornadas a la vista, la dirección se vio forzada a planificar la producción semana a semana. Ello hizo inusualmente comunes las labores de recuperación de coches incompletos, de los que se llegaron a acumular por encima de los 16.000, el equivalente a más de diez días de producción a máximo rendimiento.
La agenda de la fábrica también tenía marcado en rojo la posible aprobación del PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) del coche eléctrico. Era un asunto que mantuvo a lo largo de todo el año una incómoda incertidumbre dado que el grupo Volkswagen había vinculado la reconversión de Landaben para producir coches de baterías a la concesión de suficientes ayudas públicas. Después de un interminable tira y afloja, que alcanzó su cénit en octubre con la amenaza del gigante automovilístico de renunciar a construir la fábrica de producción de baterías en Sagunto, la confirmación del coche eléctrico para Volkswagen Navarra se hizo esperar hasta el 9 de noviembre.
Otros asuntos que causaron taquicardias fueron los movimientos de directivos. La repentina salida del presidente de la fábrica, Markus Haupt, incorporado pocos meses atrás, se filtró a principios de verano. Su marcha para asumir la vicepresidencia de producción y logística de Seat alimentó el desasosiego en una de las etapas más inciertas de la fábrica. Fue sustituido por Michael Hobusch, un ingeniero alemán de perfil técnico que llegó con el mandato de estrechar los lazos entre Landaben y Martorell, cuestión que sigue provocando urticaria entre buena parte de la plantilla y muchos mandos. A mejorar el ambiente tampoco contribuyó el fichaje del director de ingeniería de planificación de Landaben, José Arreche, para hacerse con las riendas de la planta de Seat, con la que habrá que compartir producciones guste o no.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora