Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Formación

El cirujano Íñigo Calvo Archanco, ‘beca senior’ del Colegio de Médicos

Especialista en cirugía maxilofacial, viajará tres semanas a un hospital de Milán para formarse en las fisuras labio-palatinas de bebés y niños

Ampliar El cirujano Íñigo Calvo (derecha) recibe la beca de la mano del presidente del Colegio de Médicos de Navarra, Rafael Teijeira.
El cirujano Íñigo Calvo (derecha) recibe la beca de la mano del presidente del Colegio de Médicos de Navarra, Rafael Teijeira.JESÚS CASO
  • Sonsoles Echavarren
Actualizado el 12/12/2022 a las 19:58
Aprender nuevas técnicas para mejorar la calidad de vida de los bebés y menores con problemas en la boca, el maxilar y la cara, sobre todo el labio leporino (sin cerrar) y el paladar fisurado. Es el objetivo del cirujano maxilofacial Íñigo Calvo Archanco, del Hospital Universitario de Navarra, que se formará durante tres semanas en un centro especializado de Milán (Italia). Para revertir, posteriormente, su aprendizaje entre los menores navarros a los que operará. Íñigo Calvo (Buenos Aires, Argentina, 1989) recibió ayer la ‘beca senior’ que la Fundación Colegio de Médicos de Navarra concede por undécimo año consecutivo. El facultativo recibió 2.500 euros para completar su formación en el Hospital San Paolo e Carlo de esta ciudad del norte de Italia. El presidente del Colegio de Médicos, Rafael Teijeira, hizo entrega del galardón, en una convocatoria que ha contado con cuatro candidatos (dos médicos de atención primaria y otros dos, de especialidades médicas). En Navarra, hay 200 afectados por este problema (muchos, menores adoptados en China) y desde la asociación Alafina piden más apoyo psicológico
Íñigo Calvo recordó que la fisura labio palatina es la malformación congénita facial más frecuente (afecta a uno de cada 800 nacidos vivos). “El defecto puede afectar solo al labio (fisura labial) o solo al paladar (fisura palatina o paladar hendido) de forma completa, incompleta, unilateral o bilateral. Frecuentemente, pueden verse afectados ambos (fisura labio palatina)”, explicó. ¿El origen? Se desconoce y el cirujano insistió en que se trata de una causa externa (no genética) y multifactorial. Hay razas, subrayó, en las que el problema es más prevalente (china) y en otras, minoritario (afroamericana). “Esta patología origina problemas físicos (alimentación, audición, habla, dentición...), emocionales y sociales. “Aunque intentemos que sean pequeñas, las cicatrices son visibles y los menores, socialmente, pueden sufrir problemas de rechazo”. Por eso, insistió, existen grupos de terapia para las familias. “Porque un bebé que no pueda mamar supone estrés”.
LA 'CASA DE LAS SONRISAS'
El hospital de San Paolo e San Carlo de Milán es un centro de referencia de fisura labio alveolo-palatina a nivel europeo. Allí se ubica el servicio ‘Smile House’, casa de la sonrisa, dirigido por Luca Autelitano (cirujano) y en el que trabaja también Maria Costanza Meazzini (ortodoncista), quienes cuentan con más de cincuenta publicaciones científicas. Organizan, además, un curso internacional en el ámbito de la cirugía maxilofacial. “Es un centro de referencia en que a diario se hacen cirugías en pacientes con fisura labio palatina y consultas interdisciplinares”.

“El labio leporino afecta socialmente a los niños”

Íñigo Calvo Archanco (Buenos Aires, 1989) siempre supo que quería ser médico. Su padre, natural de Etxarri Aranatz, vecino de Tafalla y emigrante en Argentina donde se casó con una lugareña, ejerció la medicina hasta que se hizo odontólogo. “Yo siempre fui un buen estudiante y lo tuve fácil”. En 1996, cuando Calvo sumaba 7 años, la familia regresó a la ciudad del Cidacos. Y el niño y adolescente completó sus estudios en el colegio público Marqués de la Real Defensa y el IES Sancho III el Mayor. El mayor de tres hermanos (le siguen Xabi, de 29 años; y Leire, de 28), Íñigo Calvo estudió en la Universidad de Navarra y se especializó en cirugía maxilofacial en el Hospital La Paz de Madrid. Actualmente, trabaja en el Servicio de cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario de Navarra, donde engrosa el equipo que trata la patología infantil y que atiende todo tipo de patologías de cabeza y cuello en bebés, niños y jóvenes de hasta 18 años.
“Esta especialidad es poco conocida, aunque para mí era familiar, ya que mi padre es odontólogo”, apunta. Su trabajo, subraya, es “muy completo”. “La gente puede pensar que solo quitamos muelas (risas) pero ¡qué va! Hacemos operaciones tras un traumatismo, cáncer de boca, lengua o, junto con los neurocirujanos, separamos los huesos de la cabeza cuando se han unido antes de tiempo (los bebés nacen con los huesos separados, la llamada ‘fontanela’)”. Aunque el labio leporino (partido) y la fisura palatina son la patología más frecuente en bebés y menores. “Necesitan múltiples intervenciones quirúrgicas a lo largo de su vida (desde los tres meses a los 18 años) y los menores sufren problemas sociales y emocionales que afectan a su vida”. Además de estas operaciones, insiste el facultativo, los pacientes requieren la asistencia de todos los especialistas que componen la Unidad de FLAP (fisura labio alveolo), como otorrinolaringólogos, logopedas, ortodoncistas...
Calvo explica que la evolución en diagnóstico y tratamiento de esta patología ha mejorado mucho (existen ortopedias o moldes que se colocan antes de operar). “El diagnóstico prenatal es cada vez mejor y en ecografías en 4D se ve perfectamente el tipo de labio leporino. Los padres se preparan psicológicamente y a nosotros nos ayuda a saber a qué operación nos vamos a enfrentar”.

LAS CLAVES
​2.500 euros.
Es el importe de la beca que recibe el premiado
Otros galardonados. Desde 2011, cuando se implantó esta beca, han sido premiados los siguientes facultativos: José Ignacio Herrero (para una estancia en Chicago, Estados Unidos), Víctor Valentí (Florida, EE UU), María Sagaseta de Ilúrdoz (Boston, EEUU), Idoya Zazpe (Pittsburgh, EEUU), Ignacio Gil Bazo (Houston, EE UU), Fernando Rotellar (Carolina del Norte, EE UU), Patricia Fanlo (Cambridge, Reino Unido), Maite Ruiz Goikoetxea (Winchester, Reino Unidos), Pedro Antonio De la Rosa (Harvard) y David Nagore (París). Entre los galardonados, ha habido anestesiólogos, pediatras especialistas en oncología, neurocirujanos, expertos en lupus y vasculitis o patología molecular, entre otros.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora