Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Solidaridad

60 aniversario de la 'Operación Patata'

Aunque por la sequía la recolecta no fuese tan próspera como años anteriores, los residentes de las Hermanitas de los Pobres recibieron este domingo con mucha ilusión los alimentos recogidos por la peña Alegría de Pamplona. En total, 300 kilos

Ampliar Religiosas y residentes de las Hermanitas de los Pobres, posando ayer por la tarde junto a los alimentos recogidos
Religiosas y residentes de las Hermanitas de los Pobres, posando ayer por la tarde junto a los alimentos recogidosjesús garzaron
  • Nagore Larrañaga
Publicado el 07/11/2022 a las 06:00
En 1962, las Hermanitas de los Pobres recibieron una recolecta de patatas por parte de la peña Alegría de Iruña. Sesenta años después, la peña sigue recorriendo Sakana, la única zona que se mantiene con la tradicional ‘Operación Patata’.
Siete voluntarios recorrieron este domingo Urdiain, Iturmendi, Bakaiku, Etxarri Aranatz, Arbizu, Arruazu, Lakuntza, Uharte Arakil, Irañeta, Ihabar, Hiriberri Arakil y Satrustegi anunciando por megáfono su llegada. Las furgonetas y el camión de Construcciones Abaigar recolectaron 300 kilos de alimentos. “La recogida de este año ha sido floja por las sequías porque mucha gente no tenía patatas”, contaba Fernando Setoáin Jaurrieta, responsable de la ‘Operación Patata’, tarea en la que cogió el testigo a su padre, José Javier Setoáin. “Estoy muy contento de que hayamos llegado a los sesenta años”, contaba Setoáin.
La mayor recolecta se dio en Uharte Arakil, donde el club de jubilados de la localidad se encargó de aglutinar los donativos. A parte de la patata, también se aceptaron otros alimentos como calabazas, nueces, manzanas y puerros, entre otros. Aquellos que no tenían comida incluso donaron dinero, acumulando así 376 euros. “Hemos conseguido una buena cantidad”, admitía Setoáin.
Los 65 mayores de la residencia de las Hermanitas de los Pobres de Pamplona recibieron ayer por la tarde entre aplausos los alimentos de la peña Alegría. “Hay que agradecer mucho a los que han madrugado para ir de pueblo en pueblo ya que gracias a ellos nos ahorramos comprar estos alimentos”, explicaba la hermana Rosa, directora del centro. “Gestos tan bonitos como la ‘Operación Patata’ merecen la pena”, explicaba sonriente Máxima Oyarzun, una de las residentes. En comparación con el año anterior, Oyarzun opinaba que “este año ha sido mucho mejor porque los voluntarios se han quedado más tiempo en la residencia”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora