Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Obituarios

Mª Cruz Eguílaz Zabalegui, maestra nacional por los pueblos navarros

Ampliar Mª Cruz Eguílaz
Mª Cruz EguílazCEDIDA
  • Uxúe Rodríguez Eguílaz
Publicado el 28/10/2022 a las 07:59
El día 17 de julio falleció nuestra madre, M.ª Cruz Eguílaz Zabalegui y, pasados estos meses, no quería dejar de escribir estas líneas para hacer una semblanza de su vida y de todo lo bueno que nos deja a los que la queríamos, que éramos muchos.
Nació en Obanos - “un pueblo precioso”- como nos recordaba siempre con cariño, un 27 de abril de 1927, en una familia numerosa de seis hermanos, hijos de mis abuelos Agustín y Pilar. Creció feliz por las calles de Obanos y el espíritu inquieto que le acompañó toda su vida le llevó a seguir estudiando en aquellos años difíciles de la postguerra, cuando salir del pueblo no era nada común y menos para una mujer.
Su querida tía Vivencia vio en ella capacidad y curiosidad por aprender y le fue preparando hasta que pudo dar el salto a Pamplona, al Instituto femenino Príncipe de Viana, dónde tuvo el privilegio de pertenecer a su primera promoción, como nos recordaba con gran orgullo a hijos y nietos. Completó sus estudios de magisterio y aprobó brillantemente oposiciones a “Maestra Nacional” … Y comenzó su periplo por los pueblos de sus distintos destinos. ¡Tantas anécdotas para contar de la Navarra de aquellos años!
En uno de estos destinos, recaló en la escuela del pueblo de Eslava, dónde conoció a su futuro marido, Fidel Rodríguez, agricultor de vocación y persona querida y respetada por todos, y por amor dejó temporalmente la enseñanza para formar su propia familia. Seis hijos que la llenaron de felicidad y al crecer éstos, nueras, yernos y doce nietos que la colmaron de orgullo y de los cuales presumía como buena abuela. ¡Y aún pudo conocer a dos bisnietos que fueron su alegría!
Con los hijos ya criados, volvió a la docencia, primero en la escuela de Lerga y posteriormente en el colegio Luis Gil de Sangüesa, dónde disfrutó enseñando hasta su jubilación en 1992. Al morir su marido en el año 2000, se instaló en el barrio de Mendillorri, dónde ha vivido y disfrutado mucho. Le gustaba la tranquilidad de sus jardines y la cercanía de su comercio de barrio. Cuánto le gustaba hacer “recaditos” por las mañanas e ir a la Parroquia del Padre Nuestro, en la que participaba asiduamente y dónde hizo amigas muy queridas con las que hasta el último momento ha mantenido la relación.
Mujer estudiosa y curiosa, dedicaba muchas horas a su afición por la lectura: Libros históricos, biografías, revistas… Pero sobre todo el Diario de Navarra, que no cerraba hasta no haber releído hasta la última letra. Todo le resultaba siempre de lo más interesante. Su curiosidad y su amor por la música le llevaba también a disfrutar de conciertos, espectáculos y sobre todo a tratar de conocer otros lugares y pueblos. ¡Y si eran de Navarra, mejor! Ya muy mayor, tuvo la oportunidad de poder viajar por primera vez en avión y conocer Suiza… ¡Qué no desaprovechó! ¡Hasta un diario de su estancia iba escribiendo para poder contarnos a su vuelta sin olvidarse de nada! El cuerpo le menguaba físicamente, pero el espíritu lo mantenía imbatible.
Nunca se desligó de su pueblo de Eslava, donde pasaba fines de semana y vacaciones, y de hecho la muerte le sorprendió allí este verano, en su querida “Casa Bariain” dónde tanto disfrutaba con los suyos. Aunque con mucha pena por su ausencia, sólo podemos estar muy agradecidos por sus 95 años a nuestro lado. ¡Te recordaremos siempre, mamá!
La autora es hija de la fallecida.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora