Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Menores

Atención a niños y adolescentes, fruto de improvisación

Ampliar El cannabis, la principal causa de atención de menores en Salud Mental en Navarra
Sombras de varios adolescentesarchivo
  • Profesionales del CSMIJ y el HD del Servicio Navarro de Salud
Publicado el 13/10/2022 a las 06:00
Como profesionales de la Unidad de Salud Mental Infanto juvenil (CSMIJ) queremos denunciar la situación delicada en la que se encuentra el centro y por extensión la atención que podemos ofrecer a los niños, niñas y adolescentes.
Esta situación no es actual, sino que viene arrastrándose a lo largo de los últimos años y es la consecuencia de lo que consideramos una falta de previsión y un abandono del interés real por garantizar una atención de calidad a la salud mental de la población infantil y adolescente.
Desde 2008 se decidió una unificación de los equipos de salud mental, atendiendo así un mismo equipo a la población de 0 a 17 años de todo Navarra a excepción de las áreas de Estella y Tudela. Nos transformamos con ello en un equipo numeroso de profesionales, por un lado, con consultas ambulatorias del Centro de Salud Mental Infanto juvenil (CSMIJ) y por otro lado el Hospital de día Infantojuvenil (HDIJ). En 2011 a falta de contar con un centro propio se ubicaron las consultas ambulatorias “de manera provisional“ en el Centro de Salud de Sarriguren, separadas del recurso de hospitalización de día situado en la Txantrea. Ya entonces existían problemas de espacio para todos los profesionales del CSMIJ, pero con una adecuada organización de la Dirección del Centro y voluntad de los profesionales pudimos maximizar los espacios. El objetivo, recogido en el punto X.5.3 del Plan Estratégico de Salud 2012-2016, planteaba: “El presente Plan apuesta por la construcción de un Centro de Salud Mental Infanto-Juvenil, proyecto que quedó interrumpido al no incluirse en el Plan Navarra 2012. La situación actual del CSM IJ (en el CS de Sarriguren) y del HD IJ (antiguo HD de la Txantrea) debe considerarse provisional”, pero ese proyecto nunca llegó a materializarse.
En los últimos años, el aumento de profesionales requeridos y planificados en la previsión inicial ha ido llevando al equipo a una situación insostenible, por la falta real de espacios físicos para poder atender a los pacientes. En este tiempo se han hecho “apaños” como intentos de solucionar el problema de espacio (se nos han cedido tres despachos de Atención Primaria, se ha transformado almacenes sin ventana en despachos, la sala de reuniones en tres despachos y la sala de grupos en un despacho). En el momento actual trabajamos 25 profesionales con necesidad de despacho (30 aproximadamente contando con los residentes) y contamos solo con un total de 22.
Venimos escuchando distintas propuestas para la ubicación del tan ansiado centro de Salud Mental Infanto- Juvenil que acoja tanto las consultas ambulatorias como el programa de hospitalización parcial, sin que hasta el momento ninguna de ellas se haya concretado, dilatándose durante años una situación que se inició con vocación de transitoriedad. Se contrató a un estudio para realizar un proyecto arquitectónico para el nuevo local, que fue pagado con fondos públicos. Se ha transmitido a la dirección y los profesionales del centro en dos ocasiones que el mismo se pondría en marcha, pero en marzo de 2022, por última vez, se decidió archivarlo por falta de presupuesto. Después de muchas opciones y promesas fallidas y ante la situación actual, se nos propone hace una semana que varios profesionales del CSMIJ (Sarriguren) se trasladen al HDIJ (Txantrea) para poder pasar sus consultas, con lo que esto supone para el equipo y para la atención de los pacientes. Sólo estando los profesionales juntos podremos funcionar como un equipo, con las indudables ventajas que esto supone para el ámbito clínico, logístico, formativo, y en definitiva para la atención que la población navarra infanto- juvenil merece. El buen hacer, además de contar con personal cualificado y motivado, requiere de un espacio físico que permita desarrollar nuestro trabajo de manera coordinada.
En el momento en que la opinión pública, la prensa y el sistema político unánimemente visibilizan las necesidades de salud mental de niños, niñas y adolescentes, en Navarra no hay presupuesto para ello, y el Centro de Atención a la Salud Mental se archiva por enésima vez, y ya han pasado catorce años. Denunciamos esta situación porque como profesionales nos sentimos obligados a informar a la población navarra de que el sistema político está postergando y desatendiendo la salud mental de nuestros niños, niñas y adolescentes. Hacemos esto después de catorce años de paciencia, de confiar y de escuchar promesas que nos decían que se solucionaría y de sostener con trabajo y compromiso las falencias del sistema.
Se han excedido todos los límites admisibles y es urgente un compromiso político para que haya presupuesto para un proyecto que ya está elaborado y pagado. Una vez más podremos demostrar nuestra disposición y voluntad, pero necesitamos que exista un compromiso real de que esto solo será una medida pasajera. De lo contrario seríamos cómplices de la continuidad de la degradación de la atención a la salud mental infantil juvenil en nuestra comunidad.
Pedimos que se asigne el presupuesto para un edificio definitivo para la Unidad infanto-juvenil, proyecto que ya está elaborado y se comiencen las obras.
Firmado: Los profesionales del CSMIJ y el HD del Servicio Navarro de Salud
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora