Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Energía

Siete pasos para realizar una instalación de autoconsumo de electricidad en una vivienda

Ampliar La caída en el precio de los paneles solares ha convertido el autoconsumo en una fórmula atractiva para ahorrar en la factura de la luz.
La caída en el precio de los paneles solares ha convertido el autoconsumo en una fórmula atractiva para ahorrar en la factura de la luzEFE (archivo)
Publicado el 03/10/2022 a las 06:00
  1. Valorar el tamaño de instalación que se necesita. La empresa a la que se contrate el servicio debe realizar un estudio energético y recomendar o asesorar a su cliente sobre cuántas placas solares tiene que colocar y qué tipo de inversión debe realizar con el objetivo de aprovechar anualmente el máximo de energía posible. La conexión a red con baterías permite aprovechar la energía sobrante del generador fotovoltaico durante el día para poder consumirla durante la noche. Lo habitual es analizar el consumo anual de la vivienda de los últimos tres o cuatro años. Con esa información se hará el plan de viabilidad de la instalación. Aunque algunas compañías ofrecen instalaciones estándar bajo el argumento de abaratar costes y agilizar trámites, los instaladores consultados aseguran que no es lo más conveniente porque puede dar lugar a instalaciones sobredimensionadas. Para una vivienda en la que residan cuatro personas (dos adultos y dos niños) sería suficiente con una instalación fotovoltaica de 3 kilovatios y una batería de 5 kilovatios/hora.
  2. Solicitud de permisos. Una vez que el cliente da el visto bueno a la instalación, la empresa -todas suelen ofrecer lo que se denomina presupuestos ‘llave en mano’ que les lleva a encargarse de todos los trámites administrativos- se pondrá en marcha con las solicitudes. El primer trámite es solicitar la licencia de obra al ayuntamiento al que pertenezca la vivienda en la que se va a realizar la instalación. Bastará con una declaración responsable.
  3. Montar la instalación. Los técnicos podrán realizar alguna visita previa para ver cómo es el edificio o la vivienda y el espacio en el que se ubicarán los paneles. El tiempo de montaje de la instalación será de entre uno o dos días. Completada la instalación, el cliente ya estará produciendo energía y dispondrá de un autoconsumo eléctrico totalmente funcional, pero aún quedarían un par de pasos adicionales a realizar.
  4. Legalización de la instalación. Del trámite también se hará cargo la empresa que haya contratado que deberá presentar ante el Departamento de Desarrollo Económico un certificado de baja tensión para probar que la instalación cumple el reglamento, como una instalación eléctrica cualquiera. Lo podrán hacer en la modalidad de inyección de excedentes (hoy mayoritaria y que permite cobrar por la energía no consumida y vertida a la red) o sin vertido de excedentes, sobre el contador eléctrico de la vivienda o local (a través del código universal de punto de suministro o “CUPS” que figura en la factura). De oficio, los técnicos del departamento darán de alta la instalación en el registro.
  5. Informar a la compañía distribuidora. Si el autoconsumo se ha legalizado en la modalidad de inyección de excedentes, los técnicos de Desarrollo Económico comunicarán a la compañía comercializadora que en un determinado CUPS se ha instalado un autoconsumo con inyección de excedente. Posteriormente enviará a un técnico a la vivienda para que programe el contador de la casa a fin de que pueda contabilizar la energía que está inyectando y el cliente pueda ser compensado por esos excedentes.
  6. Compensación por excedentes. La distribuidora se pondrá en contacto con la comercializadora que se tenga contratada y esta a su vez con el cliente a fin de firmar la contratación de la compensación por excedentes. Es decir, la energía que se haya generado y se vierta a la red. Lo habitual es que cubierto este trámite en la próxima factura la comercializadora ya te empiece a compensar. Desde que se finaliza la instalación de autoconsumo hasta que se inicie la compensación por excedentes suelen transcurrir entre 20 y 30 días en los que, en el caso de haber generado excedentes, no habrás cobrado por ellos. Si en ese tiempo el cliente no ha tenido noticia alguna de la comercializadora no le quedará más remedio que insistir.
  7. Tramitar la ayuda. A diferencia de lo que sucede en el caso de las empresas, las personas físicas pueden realizar la instalación y luego pedir la ayuda (hay plazo hasta el 31 de diciembre) que en el sector residencial oscila entre los 300 €/kWp, para instalaciones de entre 1 y 5 MWp, y los 3.350 €/kWp con potencia inferior a 20 kW en autoconsumos colectivos del sector residencial.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora