Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Multimedia

La negra huella de los incendios en Navarra, vista desde el aire

Las ortofotos publicadas en el portal del Sitna no dejan ninguna duda de que la ola de incendios iniciada el 18 de junio fue devastadora

Ampliar Ortofoto publicadas en el portal del Sitna del Gobierno de Navarra
Ortofoto publicadas en el portal del Sitna del Gobierno de NavarraDN
Actualizado el 03/10/2022 a las 07:57
La tecnología del Sitna (Sistema de Información Territorial de Navarra) permite comprobar el impacto de los incendios de junio sobre el terreno. La imagen más espectacular es la del fuego iniciado en el área de Legarda/Obanos y que la fuerza del viento extendió hacia el valle de Etxauri tras saltar la autovía del Camino y el río Arga arrasando más de 5.000 hectáreas.
En el siguiente gráfico interactivo puede utilizar el zoom y desplazar el mapa para ver la zona con más precisión. Pinchando aquí puede ver el mapa a pantalla completa.
“En Obanos habíamos vivido otros incendios, pero lo del 18 de junio fue una situación nunca vista y quedará marcado en el calendario para siempre. Nos pilló por sorpresa, nadie nos avisó de lo que se nos venía encima. La primera llamada avisándome del humo fue de mi hijo -rememora su alcaldesa, Arantxa Hernández. Luego telefoneé hasta siete veces al 112, pero me dijeron que había cinco incendios simultáneos en Navarra y que poco podían hacer. Las llamas rodeaban el pueblo, me tiré al suelo y estuve dos minutos llorando. No sabía cómo gestionar esa situación. Pero me levanté y me dije: tenemos que hacer frente a esto. Somos un pueblo pequeño, con pocos recursos, pero sí disponíamos de mangueras y sabíamos donde estaban los hidrantes. Sacamos todo lo que teníamos e intentamos hacer frente a un incendio que rodeaba ya el pueblo”. Arantxa Hernández rememoró así junto a otros alcaldes su experiencia con el fuego en una jornada sobre incendios forestales organizada por el Gobierno.
Obanos se convirtió en una ratonera. Algunas casas se vieron afectadas por el fuego y los vecinos fueron obligados a desalojar el pueblo en dirección a Puente la Reina. Allí, como recordaba Oihan Mendo, su alcalde, pronto se dispuso todo para que se habilitaran espacios en las instalaciones municipales y albergues para acoger sus vecinos. Lo que no sabían es que el fuego les venía pisando los talones y que en Puente también se iba a librar una batalla sin cuartel contra las llamas. Según afirmó Oihan Mendo cerca del 99 o 100% de la masa forestal de Puente la Reina fue devorada por las llamas en aquel incendio. Pinares, encinas, robles y un gran número de fauna sucumbió al poder devastador del fuego. El daño ecológico es incalculable y, según las previsiones de los técnicos de Medio Ambiente, podrían ser necesarios unos 40 años para que la zona pueda recuperar su aspecto anterior.
Los incendios también ocasionaron daños en infraestructuras a las que los ayuntamientos tienen que hacer frente. En el caso de Puente la Reina, el ayuntamiento también deberá hacer frente a la pérdida de 250.000 euros por un lote de pinos que tenían listo para ser talado. 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora