Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sentencia

Revocan una sentencia que obligaba a un chófer bebido a pagar su accidente al seguro

La Audiencia navarra  revoca una sentencia que obligaba a un chófer bebido a pagar su accidente al seguro ya que no ve probado que conociera las limitaciones de la póliza que contrató por teléfono

Ampliar Palacio de Justicia de Pamplona
Palacio de Justicia de Pamplonacalleja
Actualizado el 18/09/2022 a las 16:13
La Audiencia ha revocado una sentencia que obligaba a un conductor a pagar a su aseguradora la cantidad que esta había adelantado tras ser condenado por accidentarse cuando circulaba bebido en la Ribera. La sentencia resalta que el hombre había contratado la póliza telefónicamente y que sufrió el accidente poco después, por lo que no está probado que conociera y aceptara las limitaciones de su póliza.
La primera resolución, del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Tudela, sí condenó al chófer a pagar a la aseguradora los 3.699 euros que esta había adelantado en el juicio penal tras el suceso. El juzgado recogía que el conductor suscribió la póliza para su turismo el 7 de mayo de 2019. Lo hizo por teléfono: llamó a la compañía y desde ahí le remitieron a la página web con las instrucciones para elaborar un presupuesto y contratar la póliza. El fallo destacaba que el hombre firmó el documento “y tuvo acceso al contenido de la póliza en todo momento”. Y lo que contrató excluía expresamente los accidentes ocasionados bajo los efectos del alcohol. Es lo que ocurrió ese mismo mes de mayo, con la póliza contratada, que el conductor tuvo un accidente y dio positivo. El Juzgado de lo Penal nº 1 condenó al conductor por circular bebido y a la asegurada a pagar la indemnización de por los daños.
Finalizada la vía penal, el seguro demandó al conductor para reclamarle esa cantidad adelantada. El juzgado le dio la razón, resaltando que la póliza no cubría este tipo de conductas. El conductor, defendido por el despacho Iustrafic, recurrió. Alegaba que al concertar el contrato por teléfono “no le comunicaron las cláusulas limitativas de derechos de la póliza”. Estas limitaciones solo las pudo conocer en junio, después del accidente, cuando la aseguradora le envió la documentación.
La Sección Tercera de la Audiencia ha estimado el recurso del chófer. Resalta que, según el contenido de las llamadas, está probado que antes de contratar la póliza el conductor visitó la web de la aseguradora y obtuvo una simulación de seguro para su automóvil. “Pero no se ha probado que al hacerlo se le facilitaran todas las condiciones contractuales, incluyendo las cláusulas limitativas de derechos y delimitadoras del riesgo”. Por tanto, no está probado que “conociera y aceptara” las limitaciones.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE