Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación

Noáin: un estreno en el instituto lleno de nervios

Los nuevos alumnos de primero de la ESO del IESO Elortzibar de Noáin han sido los primeros en retomar los libros este miércoles en una día lleno de tensión, nervios e ilusión

Ampliar Comienzo del curso en el Instituto Elorztzibar, en Noáin.
Comienzo del curso en el Instituto Elorztzibar, en NoáinJESÚS CASO
Publicado el 07/09/2022 a las 18:25
55 pasos y 16 escalones separan dos mundos. En un extremo está la puerta S-11, la que utilizan los alumnos de cursos superiores del Colegio Público San Miguel de Noáin para salir del recinto. En el otro, la entrada trasera del IESO Elortzibar. No suman ni un centenar de metros que se completan en veinte segundos, pero la distancia es abismal para quienes los recorren. Sobre todo, si es la primera vez. Este miércoles han comenzado las clases de Secundaria en la localidad en la que fue una mañana de reencuentros, abrazos y nervios. Muchos nervios. En especial para los estudiantes de 1º de la ESO que se estrenan en Secundaria. Empezaron el verano siendo los mayores del colegio y lo terminan como los benjamines del instituto. Fue un día para recordar.
El cambio de etapa comenzó pronto. Desde el autobús. Pese a que ayer era jornada de bienvenida y hubo una pequeña tregua al madrugón, los alumnos transportados del IESO subieron al autocar media hora antes que en el colegio. Y, por supuesto, ya sin besos de despedida al padre/madre que se quedó en la parada. Hay una imagen que dar.
El momento más tenso, el que llevaban temiendo desde el verano, llegó pronto: la formación de las clases. Tras años compartiendo clase con amigos, pues la mayoría son exalumnos del anexo colegio público, tocaba el turno de diluir amistades en la nueva aula. Cerca de un centenar de jóvenes de 11 y 12 años vivieron con el corazón en un puño la salida de Isabel Amestoy, la directora del IESO Elortzibar, y su llamamiento micrófono en mano de los nuevos alumnos. Y hubo de todo: suspiros de alivio, abrazos emocionados, aplausos, vítores y estoicismo en quienes no compartían la ilusión de su nueva clase.
“Cuando han hecho las clases me iba el corazón a mil. Conozco a casi todos, pero también hay nuevos que vienen de otros colegios. Lo mejor es que la tutora que nos ha tocado es muy maja. No me lo esperaba”, confesaba Adrián González. “Es verdad, nuestra tutora, Saioa Gaztelu, también tiene muy buena pinta”, decía Javier Elorz. “Hay mucho cambio, muchas asignaturas”, añadía Adrián Elorz mientras esperaba la salida de Martín, el tercer hermano.
“Lo que más me ha rallado es que tenemos un aula para cada cosa, ya me estoy imaginando a mi mismo perdidísimo en el pasillo buscando el aula que toca. Tengo un nulo sentido de la orientación”, declaraba divertido Asier Artázcoz. A su lado, Aimar Montaño y Yaren Izurzu, otros dos nuevos compañeros de clase.
Una vez superada la toma de contacto inicial la tensión en los nuevos alumnos de Secundaria se fue rebajando al ritmo de conversaciones atropelladas en círculos recién formados a la salida del centro. Uno bien nutrido lo formaban Leyre Urzainqui, Irene Montero, Silvia García, Daniela Valencia, Iune Muñoz, Yara Rocha, Maider Jimeno, Salma Mendióroz, Nora Ayensa y Oihane Zelaidi, que mirando de reojo a los alumnos de cursos superiores del instituto compartían los nervios vividos. “El cambio de compañeros ha sido lo más difícil, porque no te toca con todos los que quieres. Todo es nuevo: muchas asignaturas, muchos profesores, te dicen que hay que ser más organizados y estudiar más... pero para primer día ha estado bastante bien”, terminaron.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE